Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

¡Waaagh!

5.493páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Waaagh by tremess-d20nwmb.jpg

Orco en pleno estado del ¡Waaaaaaaaaaaaaaagh!

Un ¡Waaagh! es un término pielverde dificil de comprender para el resto de razas del Mundo de Warhammer, pero se puede entender como algo así como una migración religiosa y una campaña de saqueo y destrucción a gran escala. El nómbre viene determinado por el grito eufórico que hacen tanto Orcos como Goblins en pleno campo de batalla y se ha convertido en algo muy característico de estas razas.

Los pielesverdes son posiblemente la raza más brutal y belicosa de todo el Mundo de Warhammer. Su necesidad de combatir es tan grande que cuando no están luchando contra un enemigo común, las tribus no tardan en enfrentarse unos contra otras en interminables orgías de destrucción. Es durante estas etapas de conflictos entre las distintas tribus cuando se forman los grandes ejércitos de pielesverdes. Las tribus que derroten a sus adversarios rápidamente verán como aumentan sus filas al absorber a las tribus menores ya sean conquistándola por fuerza bruta, si no la terminan aniquilando por completo en el proceso, o por que estas se ven atraídas por la fama de la tribu y del poderoso Kaudillo que las dirige.

Y así es como nace esta monstruosa ola de destrucción. Un ¡Waaagh! es algo capaz de helar la sangre con su mera presencia, pues se trata de un mar imparable de monstruos de piel verde que se extiende hasta donde alcanza la vista y que emite gritos de júbilo, de protesta y de guerra sin cesar.

El Poder del ¡Waaagh!Editar

Horda Piel Verde Waaagh Orcos y Goblins.jpg
Cuando una horda verde desciende de las montañas, deja poco a su paso, salvo devastación y ruina. Las casas son quemadas y destrozadas para aprovechar sus materiales, los cultivos asolados, los animales devorados y los ríos convertidos en fango. El tamaño y la naturaleza destructiva de la horda implica que debe estar en continuo movimiento; ya que, si no lo hiciera, agotaría los recursos de la zona en un corto periodo de tiempo y acabaría por consumirse a sí misma.

Si los pielesverdes ganan una batalla, hacen un festín con los cuerpos de los caídos que dura varios días y lo que no pueden comer lo amontonan formando un gran montículo junto con armas, armaduras rotas y deshechos de guerra. Se dice que tras la gran batalla del Condado de Solland, Gorbad Garra'ierro alzó un túmulo tan alto que podia verse desde el Pico Sangriento hasta las Montañas Negras.

Todos los pieles verdes quieren luchar al lado de un Kaudillo poderoso, que se haya fabricado una reputación de líder victorioso. En parte, esto es porque a todo el mundo le gusta estar del lado del ganador, pero la razón o principal es que ninguna peña de pieles Verdes quiere perderse la posibilidad de participar en un buen saqueo. Los Kaudillos más importantes llevan a su tribu a lograr tal cantidad de victorias y causan tal conmoción en su entorno, que las tribus menores llegan a todo correr desde los parajes más lejanos para unirse a ellos.

Warhammer LCG Smash Go Boom by Cryptcrawler.jpg
Normalmente, las partidas de guerra suelen llegar a un poblado, masacrar a todos los habitantes y seguir adelante, deteniéndose lo justo para que el kaudillo acumule un montón muy alto de cabezas cortadas sobre el que sentarse. Sin embargo, por terrorífica y brutal que pueda parecer esta práctica, cuando se forma un ¡Waaagh! es cuando los Orcos se convierten en un ejército verdaderamente peligroso.

Un ¡Waaagh! es un fenómeno parecido a una invasión migratoria que se produce cuando algún kaudillo triunfador lanza todo lo que tiene contra un enemigo acérrimo y todos los demás Orcos y Goblins se le unen. Muchos han comparado la llegada de una invasión de Orcos y Goblins con una tempestad repentina, un nubarrón ominoso que se cierne sobre el horizonte hasta oscurecerlo. Las invasiones pieles verdes aparecen de la nada y causan la desolación en las tierras por las que pasan. De todas formas, la palabra invasión no abarca la energía destructiva y el entusiasmo frenético y desbordante que acompaña a un ataque de los Orcos y Goblins a gran escala. Los propios pieles verdes usan el término "¡Waaagh!" que equivale al grito de batalla que rugen cuando cargan en batalla. Esta única palabra resume toda la furia bárbara e inhumana que atrae a los Orcos y Goblins desde una gran distancia para lanzarse incansablemente en una batalla tras otra, impulsados por una necesidad maníaca de violencia.

Zakeando Ziudad Umana por David A. Nash Orcos.jpg
Muchas de las más importantes invasiones orcas han llegado sin previo aviso, tras crecer y ponerse en marcha tan rápido como que sus enemigos no tuvieron tiempo para prepararse. Un "¡Waaagh!" se gesta cuando un Kaudillo poderoso lidera a sus tribus con éxito, un concepto que los pieles verdes lo miden por el número de cosas que machaca o destruyen. A los Orcos no les importa con quien luchan (que puede ser cualquiera, incluso otros pieles verdes), sino la brutalidad con la que vencen al contrario aunque, también tienen en consideración la cantidad de botín que saquean.

Con una victoria aplastante, digamos que los Orcos aplastan a un ejército humano y arrasar su aldea, o machacar a una fuerza Enana y saquear sus minas de oro, bastará para que al resto de pieles verdes le llegue la noticia de su éxito. Rápidamente, otras tribus de Orcos y Goblins, algunas muy distantes, sabrá de sus triunfos y querrá también entrar en acción. Cuanto más brutal sea el éxito, más empuje tendrá al ataque. Una serie de victorias apabullantes hará que los jefes de otras tribu rivales dejen a un lado sus rencillas y se unan bajo el estandarte del Kaudillo Orco dominante. Un fervor maníaco une a todos los orcos integrantes de un ¡Waaagh! por lo que resulta del todo imposible que marchen ordenadamente o que efectúen ataques prolongados. Si el Kaudillo goza de bastante astucia y poder, conseguirá mantener el control sobre esta concentración de energía para llevar la destrucción a donde él quiera. Un ¡Waaagh! de pequeño tamaño tiene lugar cuando un puñado de tribus se unen para lanzar un ataque puntual, mientras que un ¡Waaagh! de gran tamaño es una invasión de las que marcan época, y que reúne a Orcos y Goblins venidos desde miles de millas de distancia.

Y esto es gran parte del programa; a la mayoría de los Kaudillos pieles verdes no se les conoce por su sensatez, sino más bien porque son capaces de partirle la cabeza a sus oponentes. La mayoría de los ¡Waaaghs! suelen dispararse y, aunque ocasionalmente, realizan daños espectaculares, suelen acabar desmoronándose. Algunos ¡Waaaghs! acaban unidos a un ejército más grande, pero lo más común es que los Orcos se disgreguen en docenas, o incluso centenares, de tribus. Pero los ¡Waaaghs! más grandes son los que entran a formar parte de la leyenda, ya que cuentan con comandantes decididos que consiguen reunir todas las energías de la masa piel verde durante el tiempo suficiente para arrasar una amplia franja de tierra. Estos ¡Waaaghs! siembran la devastación a gran escala y tantas batallas y derramamiento de sangre que sus nombres quedan grabados para siempre en la historia de Warhammer.

Gobbos saqueando de Mark Molnar Goblins.jpg
Los ¡Waaagh! generan un fervor increíble entre los pieles Verdes, y cubren en un manto de violencia todo lo que encuentran a su paso, cambiando irrevocablemente el paisaje y arrasando por completo territorios enteros. Algunos ¡Waaaghs! viajan una distancia bastante corta antes de dispersarse, mientras que otros cruzan la mitad del mundo conocido, en una trayectoria de zig-zag absolutamente impredecible incluso para los propios pieles Verdes.

Cuando la horda verde avanza, deja constancia de la ruta que ha seguido por el estado general de devastación. Prisioneros torturados y asesinados son hallados colgando de los árboles o enterrados hasta el cuello en cruces de caminos como recordatorio de la hospitalidad orca. Cuando acampan para pasar la noche, los pielesverdes preparan enormes asadores a los que arrojan piezas enteras de ganado y algún que otro cautivo. Cuando abandonan un campamento, apilan sus desperdicios en un enorme montículo al que dan la vaga semblanza de un dios orco. Aún pueden contemplarse varios de ellos esparcidos por las provincias del Este en diferentes estados de descomposición. En algunas zonas son sistemáticamente eliminados, aunque es una tarea horrible y desagradable que suele reservarse a prisioneros o convictos. En otras, son dejados tal y como están sin que los supersticiosos lugareños se atrevan a enfrentarse a los dioses de sus enemigos, incluso en esa extraña forma.

Imperio contra orcos.jpg
Los ¡Waaaghsl más grandes son materia de leyendas. El suelo tiembla al paso de los inmensos ejércitos que se reúnen para ir a la guerra. La devastación causada por estas invasiones oculta el sol tras numerosas y tupidas columnas de humo, que parecen cubrir grandes porciones del mundo con un manto de oscuridad.

Se desconoce cuántas tribus de Orcos y Goblins existen, porque parecen surgir por todas partes. Los pieles verdes proliferan rápidamente, siendo capaces de reunir a una fuerza de gran tamaño en apenas un par de semanas. Sin embargo la misma horda puede dispersarse aún más rápido, incluso en una sola noche, si la estructura de poder se desmorona porque las tribus que la componen empiezan a pelear entre ellas. Dado que la mayoría de Orcos y Goblins son nómadas, que viajan allí donde la “necesidad” (es decir, el combate y el saqueo) les llevan, es difícil calcular su número. Las razas más civilizadas del mundo (Hombres, Elfos y Enanos, por ejemplo), saben que en las regiones salvajes hay pieles verdes, pero es imposible tener la certeza de si se están organizando para llevar a cabo una invasión migratoria masiva o si simplemente se dedican a vagar en partidas de guerra independientes y desordenadas.

La naturaleza del ¡Waaagh! hace que la historia de los Orcos y Goblins, según ha ido trasmitiéndose oralmente de tribu a tribu, sea bastante fragmentaria. La historia de los pieles verdes suele ser un relato del auge y la caída de ¡Waaaghs! descomunales y de sus victoriosos líderes. Las demás campañas en las que han participado los Orcos y Goblins se mencionan en la historia de otras razas, como las campañas de Sigmar que culminaron en la Batalla del Paso del Fuego Negro y las tribulaciones de Gilles el Bretón en la fundación del reino de Bretonia, aunque los Orcos no se esfuerzan en recordarlas, principalmente porque fueron derrotados por "loz pielrozaz machakablez".

Lista de ¡Waaaagh!Editar

Mapaorco.jpg

¡Waaaghs! más importantes.

La inmensa mayoría de los ¡Waaaghs! que han hecho estremecerse al regiones enteras han sido dirigidos por Kaudillos Orcos de algún tipo, ya que en la sociedad pielverde, el liderazgo y el control se impone por la pura fuerza bruta. Sin embargo, de vez en cuando surgen Kaudillos Goblins capaces de dirigir campañas de destrucción que no tienen nada que envidiar a la de sus primos mayores.

¡Waaagh! OrcosEditar

¡Waaagh! GoblinsEditar

FuentesEditar

  • Libro de Ejército: "Orcos y Goblins" 8ª Edición.
  • Libro de Ejército: "Orcos y Goblins" 7ª Edición.
  • Libro de Ejército: "Orcos y Goblins" 6ª Edición.
  • Libro de Ejército: "Orcos y Goblins" 4/5ª Edición.
  • White Dwarf 192

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar