FANDOM


Alguacil
"Abre, Johann. Sé que estás ahí. Siempre pareces estar indispuesto cuando es el momento de cobrar el alquiler"
Alguacil anónimo

Los alguaciles son oficiales feudales al servicio de los señores nobles. Aunque muchas de sus responsabilidades incluyen el mantenimiento de la región y los recursos del feudo, son famosos entre los campesinos por algo totalmente distinto.

Los alguaciles son los recaudadores de impuestos de las aldeas del feudo, y se aseguran de que los campesinos cumplen con sus obligaciones para con sus señores. Estas responsabilidades les granjean las antipatías de los aldeanos, sobre todo en épocas de vacas flacas. Los alguaciles, al ser la cara odiada del régimen señorial, son los primeros en morir cuando los campesinos se enfurecen y se rebelan.

DescripciónEditar

Los nobles gobernantes del Imperio poseen literalmente la tierra de la nación. Los señores de las casas nobles poseen una finca que consiste en sus propias mansiones y castillos, y las aldeas y áreas silvestres que las rodean. Los plebeyos que viven en los asentamientos circundantes pagan el alquiler a sus señores nobles. Incluso los pocos burgueses que son lo suficientemente ricos como para abonar su propia parcela de tierra deben remunerar impuestos a las autoridades locales para pagar el mantenimiento de áreas públicas como carreteras, muelles y lugares de culto.

Por supuesto, los nobles y burgomaestres no cobran estos impuestos personalmente. En cambio, emplean a alguaciles para recoger los diezmos. Aunque los alguaciles son miembros de familias nobles, o representantes de los burgomaestres, suelen ser poco más que matones que entran en las casas de la gente cuando no pueden o no quieren pagar. Además de su deber de recaudar impuestos, se espera que los alguaciles adscritos a los hogares nobles gestionen el mantenimiento de la tierra y los recursos de la mansión de su amo. En las ciudades, sus deberes consisten en asegurarse de que las medidas y los precios de los bienes, como la cerveza, la carne y el pan, se puedan ver correctamente en todas las tiendas y mercados. Los alguaciles urbanos exitosos pueden llegar a ser muy influyentes.

Los alguaciles se encuentran en la fina línea entre la nobleza y el campesinado. Son demasiado humildes como para ser aceptados como iguales ante sus empleadores. Sin embargo, sus obligaciones los hacen impopulares entre la gente común, y son los primeros en sufrir durante las revueltas campesinas. Los alguaciles que no satisfacen a sus empleadores tienden a marcharse en vez de arriesgarse a encontrar otro trabajo en una comunidad que los ve con desprecio. Algunos de ellos toman una nueva vida como aventureros, donde su capacidad para trabajar con personas de diferentes orígenes y posición social puede resultar valioso.

Los alguaciles suelen tener un buen conjunto de ropa de calidad dado por sus señores, aunque también llevan una chaqueta de cuero y un bacinete para protegerse de los campesinos furiosos. Como los alguaciles tienen que viajar, a menudo tienen acceso a un caballo de monta con una silla de montar y un arnés.

Un día en su vidaEditar

Alguacil a color

Ser un alguacil no es algo fácil. Nadie quiere ver al alguacil en ninguna ocasión, especialmente cuando se deben impuestos o el alquiler. Durante la época de pago de impuestos, el alguacil solo puede esperar trabajar durante mucho tiempo, en largos días ingratos en las muchas tareas de su señor. Tras madrugar, un alguacil viaja ha las zonas más alejadas para recoger los diezmos y los impuestos de los agricultores que trabajan en las tierras de su señor.

A medida que avanza el día, serpentea su camino de vuelta a la casa señorial, recogiendo su tasa de los comerciantes locales, tenderos o propietarios que alquilan espacios a su señor. Su rutina diaria termina llevando el dinero recaudado a su señor o al administrador para ser aplicados en los muchos gastos asociados a la gestión de la tierra.

Aunque el alguacil no sea popular, los impuestos y cobros que recauda no pueden quedarse acumulando polvo en las arcas de su señor; sus edificios y dominios deben ser mantenidos, y sus consejeros, soldados y séquito deben ser pagados. Y en tiempos de necesidad, a menudo es el dinero del señor el que reemplaza la rueda de molino rota de la localidad o paga por cavar un nuevo pozo en la plaza del pueblo para uso de todos.

Sin embargo, el alguacil no obtiene afecto por su tarea. La suya es la cara de la avaricia, la indiferencia individual y todas estas cosas que los plebeyos desprecian de su señor. Debido a ello, el alguacil puede ser víctima de las maldiciones, diatribas y amenazas que un plebeyo no se atrevería a hacerle a su señor.

Después de sufrir el pesar de aquellos que visita durante todo el día, al alguacil le resulta difícil relajarse. Su ocupación lo pone en una posición social nada envidiable, ya que es generalmente vilipendiado por la gente trabajadora y se encontrará incómodo en las tabernas y posadas frecuentadas por la gente del lugar. Sin embargo, no tiene ningún derecho de la nobleza o los lujos de la vida, por lo que a menudo se encuentra sin compañeros con los que socializar.

Alguaciles de ciudadEditar

Mientras aunque generalmente los alguaciles trabajan para un señor noble o burgués de una pequeña comunidad, no es raro verlos al servicio en las ciudades más grandes, como Nuln o Altdorf. En estos casos, el alguacil lleva a cabo un papel ligeramente diferente.

Las grandes ciudades se componen de una miríada de organizaciones, gremios y sindicatos, cada uno de los cuales funciona como una comunidad más pequeña dentro del conjunto. Es dentro de estas subdivisiones y comunidades especializadas donde un alguacil encuentra su lugar en la vida urbana.

Por ejemplo, un alguacil puede estar en nómina de un gremio local para hacer rondas regulares a lo largo de la ciudad propiamente dicha y cobrar los impuestos y tasas de sus miembros, cobrando los pagos de las organizaciones que dependen de los servicios del gremio, repartir gastos en nombre de la dirección del gremio y todo tipo de tareas y responsabilidades similares.

FuentesEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Career Compendium (2ª Ed. Rol).
  • Warhammer Fantasy JdR: Guía del Jugador (3ª Ed. Rol).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar