FANDOM


AmenaArt.png
"¡Serás testimonio del auténtico poder del desierto!"
Amenadresh

Amenadresh el Senescal, también llamado el Heraldo de Ptra, es un Sacerdote Funerario de Nehekhara.

HistoriaEditar

El SenescalEditar

La tierra llena de arena de Nehekhara es un reino en el que ninguna criatura viva puede existir en paz por mucho tiempo. Incontables tesoros yacen dentro de los monumentos blanqueados por el sol y las antiguas bóvedas. Tesoros vigilados, incluso ahora, por los sirvientes de los durmientes reyes de Nehekhara.

Los más importantes de esos sirvientes son los Sacerdotes Funerarios; antiguos brujos que, a través de siglos de estudio, han logrado ligar sus almas a sus cuerpos, atrapándose a sí mismos dentro de un cuerpo de carne arrugada por toda la eternidad. Son los Sacerdotes Funerarios quienes se encargan de preparar los cuerpos de la realeza nehekharana cuando sus almas pasan a los reinos del más allá, y son estos mismos sacerdotes quienes despiertan a los Reyes Funerarios de su letargo cuando el peligro amenaza sus tierras.

Se sabe poco del propio Amenadresh. Las traducciones de los pocos artefactos de Nehekhara estudiados sugieren que una vez fue una figura importante dentro del Culto Mortuorio de Khemri, y que su hermano, Yu'djeli, fue el campeón personal de un rey cuyo nombre ahora se ha perdido en el tiempo.

El verdadero poder de Amenadresh reside en los antiguos cánticos que los Sacerdotes Funerarios han recitado sin cambios durante siglos, desde antes de la llegada de Nagash. A través de estos cánticos Amenadresh es capaz tanto de fortalecer a sus aliados, como de dar rienda suelta a maldiciones devastadoras sobre sus enemigos.

El Heraldo de PtraEditar

Así se dice del Sacerdote Funerario Amenadresh, Heraldo de Ptra: "Habla con el aliento de los dioses".

En una época de oscuridad, cuando los ojos de los dioses quedaron velados, un gran Terror fue visto en los cielos sobre Khemri. Una horrible criatura cuya mera existencia insultaba a Ptra arrasó los monumentos de los reyes durmientes. En su lomo iba un Vampiro, insignificante en todos los aspectos menos por la audacia con la que había creado a la bestia.

Ningún arma, ningún ritual, ningún artefacto podía resistir contra ella. Los estandartes de los regimientos caídos cubrían las arenas. Tampoco podían estos guerreros destrozados ser rehechos, pues las tropas destruidas por esta abominación no podían ser llamadas de vuelta por ningún poder que tuvieran los Sacerdotes Funerarios. La duda llenó los pasillos del Templo de Ptra. Quizás los cánticos estaban fallando. Quizás los dioses habían abandonado a sus hijos.

Fue Amenadresh quien emergió para enfrentarse al Vampiro y su monstruosidad. Ascendiendo una muralla de huesos rotos formada por los restos de los ejércitos destruidos de Nehekhara, Amenadresh abrió su boca y pronunció una sola palabra. El verdadero nombre de Ptra, llevado por el viento, golpeó al monstruo antinatural y lo destruyó al instante.

ImágenesEditar

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wrath of Heroes Wiki.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar