Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Avelorn

5.540páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Estandarte Avelorn.jpg

Al noroeste de Ellyrion, cruzando el río Arduil, se encuentra el gran Bosque de Avelorn. El frondoso reino es el más antiguo de todos los reinos Élficos. Sobre sus enmarañadas arboledas se encuentran antiquísimas maravillas y bajo las copas de los árboles todavía caminan criaturas legendarias.

Avelorn es un reino de belleza y verano perpetuo, donde aún viven criaturas de leyenda y los milagros son algo cotidiano: La comunidad de Hombres Árbol se ocupa del cuidado de sus jardines salvajes de robles y nogales, las Águilas Gigantes anidan en las encantadas colinas bañadas por el sol de Avelorn, y los Unicornios galopan en sus prados encantados salpicados por los rayos del sol. Hay quien afirma que pasear por Avelorn es experimentar todo lo bello que el mundo tiene que ofrecer. No es extraño, pues, que algunos Elfos pasen toda su vida en esa región, habiendo quedado tan prendados de sus maravillas que no pueden afrontar la realidad del mundo exterior.

Los Elfos que viven en él son de una casta extraña y visionaria, más afines a los Elfos Silvanos de Athel Lothern en el Viejo Mundo que la mayoría de los de Ulthuan.

La RegiónEditar

Avelorn es el corazón espiritual de Ulthuan, ya que allí está la corte de la Reina Eterna, la Elegida de la Madre Tierra, la Señora del Bosque Inmortal, Preservadora de la Firmeza Verde, Observadora de los Ritos en la Primavera Dorada y Ocupante de Uno de los Tronos Gemelos de Ulthuan. Desde los albores del tiempo, esta tierra idílica se ha regido por una línea de reinas que se cuentan entre las más hermosas doncellas elfas nunca vistas. Cuando Aenarión el Defensor tomó su lugar como el primer Rey Fénix, escogió Astarielle, gobernante de Avelorn, para ser su Reina Eterna. Desde aquella época milenaria, cada reina de Avelorn ha cumplido la misma función, manteniendo viva una de las tradiciones más importantes y antiguas de los Altos Elfos.

Valle de Gaen Cascada por Jonathan Kirtz Warhammer Online Altos Elfos.png

Avelorn es un inmenso bosque mágico bañado por la cálida luz del eterno verano. Los árboles, claros, ríos e incluso la tierra de Avelorn están salpicados con potente magia. Estas guardas y hechizos, muchos de los cuales son casi tan antiguos como la propia Ulthuan, sirven tanto para proteger el reino de los bosques como para preservar su belleza exuberante. Los bosques están llenos de abundancia y vida, y cuando los corazones de los Altos Elfos están angustiados, es en los tranquilos claros de Avelorn donde buscan la renovación espiritual. Por ello Avelorn es tierra de gran importancia cultural para los Altos Elfos

Entre las frondosas ramas cantan y bailan los dorados vasallos de la Reina Eterna. La corte de la Reina Eterna recorre Avelorn como un gran carnaval, levantando tiendas de finas telas de seda con innumerables colores dondequiera que se detenga. Durante el día, risas cristalinas resuenan a través del bosque mientras los Elfos practican diversos deportes. Por la noche, luces encantadas parpadean en la oscuridad, corriendo detrás de los cortesanos de la Reina Eterna e iluminando los festejos y los banquetes. Con su clima perfecto, sus bosques llenos de libertad y sus hermosos y casi inmortales habitantes, Avelorn parece el tipo de paraíso terrenal con el que los hombres solo se atreven a soñar.

Pero en el idílico Avelorn también acecha el peligro: detrás de esta despreocupada imagen se agitan amargas enemistades. La Corte Eterna está dividida por la acritud y la malicia, ya que hay varias facciones que rivalizan por el favor de la Reina. Las viejas rivalidades apenas son disimuladas más bien poco, y cada sarcasmo tiene un mortífero doble sentido, ya que el prestigio se considera un asunto de vida o muerte en Avelorn. El ser elegida la criada de la Reina es el honor más alto al que pueden aspirar una joven muchacha Elfa y su familia, al igual que convertirse en su consorte es el sueño de todos los jóvenes de Avelorn. Todos los componentes de la corte de la Reina Eterna buscan aumentar su categoría social a costa de sus rivales.

En las oscuras profundidades de los bosques albergan bestias salvajes, y los Demonios rondan al pie de las Montañas Annulii. Los Elfos de Avelorn están en guardia permanente, y aunque habitan en una tierra generosa y grata, no hay rastro de debilidad en ellos.

Avelorn 02.jpg

Las mejores criadas de la Reina Eterna componen su guardia de Doncellas. No son simples cortesanas sino que son su escolta de guerreras, un regimiento compuesto por un centenar de bellas doncellas Elfas entrenadas en las artes de la guerra hasta alcanzar, o incluso sobrepasar, la habilidad con la espada, el arco y la lanza de los más poderosos caballeros Elfos. Estas guerreras hermosas actúan como sus consejeras y protectoras, escoltando a la Reina Eterna mientras su corte viaja por Avelorn, ya que el bosque de Avelorn no están exentos de peligro, pues contiene multitud de lugares oscuros y peligrosos donde el corazón de los árboles está corrompido y acechan las arañas gigantescas.

Las glorias de Avelorn se mantienen únicamente gracias a la vigilancia constante de los guardias que protegen sus fronteras de los monstruos de las Montañas Annulii que son atraídos a este reino. Los corruptos rincones situados cerca de las montañas son evitados por todos menos los Elfos más intrépidos, puesto que seres malignos pueden atacar a los incautos incluso en estas tierras. Es extraño que pase un día sin el ataque de alguna terrible criatura. Con frecuencia, algunas grandes bestias del Caos encuentran un camino para penetrar en Avelorn desde las Annulii y asolan la región, pero los aspirantes a consorte de la Reina Eterna les dan caza rápida e implacablemente, en un intento por ganar el favor de su amada.

Con tantos viajando por Avelorn para unirse a la corte de la Reina Eterna, no sorprende en absoluto que muchos de los grandes héroes de Ulthuan se encuentren allí. Estos señores se dirigen a Avelom y, una vez allí, participan en concursos, grandes hazañas con armas, montan a caballo y practican su puntería con el arco en un esfuerzo por aumentar su estatus en la corte y por atraer la atención de la propia Reina Eterna.

Ruinas Valle Gaen Warhammer Online por Jonathan Kirtz.png

La Reina de Avelorn es la hija primogénita de la reina anterior, concebida después de su matrimonio ritual de un año de duración con el Rey Fénix. Después de esto, ambos siguen caminos separados. Ambos pueden tomar nuevos consortes, pero sólo su hija podrá ser la nueva Reina Eterna. De aquí que las Reinas de Avelorn siempre hayan sido las Reinas Eternas de Ulthuan, formando una línea continua desde tiempos inmemoriales.

Bendecida por la diosa Isha, Alarielle, la reina actual, es extraordinariamente bella. Es una experta hechicera y supervisa los complicados ritos de fertilidad de Avelorn y Ulthuan. Por ello posee un tremendo poder y prestigio en Ulthuan. Su único rival en estos asuntos es el propio Rey Fénix. A menudo existe una cierta rivalidad entre los dos Tronos. La política de la Reina Eterna puede tener un objetivo contrario al del Rey Fénix. La política del Rey Fénix es a menudo expansionista y proclive a la batalla, mientras que la de la Reina Eterna es pacífica e interesada en los asuntos internos de Ulthuan. Sin embargo, este equilibrio de conceptos opuestos es el factor primordial de lo que los Altos Elfos entienden por gobierno: para ellos es inconcebible el ser gobernados por un único dictador todopoderoso. A pesar de todo, hay una cosa en la que ambas facciones están de acuerdo: detestan a los Elfos Oscuros de Naggaroth y todo lo que ellos representan. Entre Ulthuan y Naggaroth solo puede existir una guerra a muerte.

Uniformes y HeráldicaEditar

Hay multitud de templos dedicados a Isha ocultos por todo Avelorn, y las levas de ciudadanos se congregan en ellos en tiempos de guerra. Cada estandarte representa la reliquia más importante del templo desde el que van a la batalla. El ojo que llora y el corazón sangrante de Isha son emblemas muy comunes.

El Dragón pintado sobre el pico de este escudo denota que su portador ha servido en la guarnición que custodia la Puerta del Dragón.

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (4ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (8ª Edición).
  • Libro "Uniformes y Heráldica: Altos Elfos".

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar