Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Barak-Varr

5.485páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Puertas de Dolk-Karaz.jpg

Barak-Varr es el único puerto marítimo de los Enanos y un centro de comercio determinante del Viejo Mundo desde hace mucho tiempo. Una parte considerable de las mercancías exportadas desde Barak-Varr hacia lugares como Tilea, Bretonia y el Imperio pasan por los muelles fortificados de la ciudad. Aunque el territorio de Barak-Varr incluya en teoría todos los puertos, muelles y anclajes que bordean la parte más oriental de la Bahía Negra, la gente suele considerar que 'Barak Varr' es la Gran Ensenada -es decir el enorme puerto incrustado en los Acantilados de Gamrud.

DescripciónEditar

Barak-Varr, significa "la puerta del océano" en khazalid. Es única entre todas las fortalezas enanas debido a que se trata de la única de ellas situada en la costa. Está construido en los acantilados elevados, donde las aguas del Río de la Sangre desembocan en la Bahía Negra. Llegando por tierra no se detecta ninguna indicación del ajetreado puerto que se encuentra delante. De hecho, incluso permaneciendo al borde del acantilado parece, a la vista de ojos confiados, que los barcos están destinados a estrellarse contra los riscos del acantilado. Las potentes mareas de la Bahía Negra han excavado un profundo sistema de túneles y cavernas en el interior de los blancos y pronunciados acantilados marinos. Algunas de estas cavernas llevan las aguas de la Bahía Negra tierra adentro. Y aquí, delante de este vasto mar. se encuentran las cavernas y el puerto donde atraca la flota comercial enana.

Los Enanos se caracterizan por su fuerte aversión hacia el agua y el mar; pero los Enanos de Barak-Varr son una excepción totalmente inusual ya que, en este sentido. alguno de ellos ha llegado incluso a convenirse en marinero, Aun así, no confían mucho en poner el pie en barcos de madera renqueantes utilizadas por los hombres y los Elfos, que podrían fácilmente irse a pique en una fuerte galerna; y sus barcos son un fiel reflejo de ello. A diferencia de los gráciles barcos de otras razas, los Enanos pusieron todo su empeño en crear gigantescas naves de hierro, que parecen fortalezas flotantes por derecho propio, pueden igualar a cualquier armada del mundo en una batalla naval. Como no tienen mucha paciencia para los caprichos de los vientos y las mareas, los barcos de los Enanos son propulsados por ruedas de paletas movidas mediante la fuerza de calderas de vapor adosadas a su casco y cuyo funcionamiento es celosamente guardado por los ingenieros marinos enanos.

War concept Faro Enano.jpg
Comerciantes de todos los reinos, desde Arabia a Catai, acuden a Barak-Varr sabiendo que pueden esperar la legendaria hospitalidad de los Enanos para refrescarles a su llegada. Entre los lugares más famosos de Barak-Varr se encuentra la Taberna del Pony Blanco; en cuyos almacenes maduran una gran variedad de cervezas y licores de todo el mundo conocido y donde un viajero puede pasar días sin tomar la misma bebida dos veces. También es un enorme centro de comercio en el que los mercaderes de tierras lejanas pueden hacer grandes tratos. Este hecho se refleja en la zona del mercado del puerto, en la que un visitante puede comprar cualquier cosa, desde delicadas sedas de Arabia hasta exóticas estatuillas de Lustria, mezclas de especias de los Halflings o pociones de fertilidad de las Tierras del Sur. Más tarde, muchas de estas mercancías se llevan en barcos enanos que suben por el Río de la Calavera hasta la Vieja Carretera Enana, desde donde se distribuyen a Karaz-a-Karak y más allá.

Como esta horadada en el interior de los acantilados, la fortaleza es prácticamente imposible de atacar desde tierra. Dok-Karaz, la puerta de entrada a Barak-Varr se cierne sobre los estrechos que conducen hasta la fortalezas, se encuentra erizada de cañones y está rematada por un enorme faro de piedra que puede ser visto a varias leguas alrededor. En el pasado. más de una nación ha intentado asaltar Barak-Varr por el mar, pero el inmenso poder de fuego de la flota enana siempre ha alejado a las flotas enemigas, Esto, combinado con la multitud de cañones cuyas bocas asoman por aberturas especiales en toda la pared del acantilado, hace que una flota enemiga deba ser muy valiente para acercarse a la fortaleza. Sólo un loco lucharía contra un fuerte.

Aunque. teóricamente, está situada en las tierras de los Reinos Fronterizos, este hecho es diplomáticamente ignorado por los divididos Duques y Barones, pues se benefician en gran medida del dominio que los Enanos tienen sobre el Valle del Río de la Sangre, que de lo contrario seria la primera línea batalla contra las incursiones orcas. Esta generosidad otorgada a los Enanos también se extiende al paso franco por todas las rutas comerciales que atraviesan los Reinos Fronterizos. De hecho, los Enanos habitan en los Reinos Fronterizos desde mucho antes de que cualquier otra raza reclamara las tierras y, probablemente, fueron ellos quienes construyeron las carreteras. En realidad, han sido los Enanos los que han tolerado durante todo este tiempo la presencia de los hombres en su reino ancestral simplemente porque había poca riqueza mineral que extraer en estas tierras.

Mapa Localización Barak-Varr.jpg
La fortaleza de Barak-Varr es pequeña en comparación a las otras fortalezas que se adentran en las entrañas de las Montañas del Fin del Mundo, pero los Enanos de esta fortaleza disfrutan de un estilo de vida relativamente cosmopolita y son menos hoscos e introvertidos que otros Enanos. No solo se trata de una de las pocas fortalezas que ha permanecido abierta a comerciantes de otras naciones, sino que, ademas, los Enanos de Barak-Varr son conocidos por su hospitalidad. Se dice que el desayuno de un Enano es un festín lo suficientemente grande para llenar incluso la tripa del más rechoncho Halfling.

El actual rey de Barak-Varr es Byrrnoth Grundadrakk. Es muy conocido por haber mantenido los valores tradicionales de los Enanos frente a un mundo que no cesa de cambiar y durante su reinado ha hecho todo lo posible por fortalecer los lazos de unión con las fortalezas enanas de las Montañas del Fin del Mundo. Los piratas que se aprovechan de los barcos que comercian con Barak-Varr y seguidores de Stromfels, el dios destructor encuentran Byrrnoth especialmente vengativo. Muchos piratas y saboteadores han dejado su último aliento encadenados a los acantilados sobre Barak Varr, con las gaviotas esperando para darse un festín con sus cadáveres.

PoblaciónEditar

Barak Varr simbolo.png

Símbolo de Barak-Varr

Al igual que otras fortalezas, la población de Barak Varr alcanzó su apogeo durante la Edad Dorada. A pesar de que se ha reducido a cerca de un tercio de su tamaño anterior, esta disminución es proporcionalmente menor si se compara por lo sufrido en otras fortalezas de Karaz Ankor. Barak Varr ha proporcionado refugio a miles de refugiados de las Guerras Goblin, y más recientemente se ha convertido en un punto de parada para las expediciones a las Montañas Espinazo de Dragón para recuperar tesoros perdidos. En comparación con las peligrosas Tierras Yermas y los volubles Reinos Fronterizos que la rodean, Barak Varr es una isla de estabilidad y orden.

El "Throng" de Barak-VarrEditar

Todo enemigo que quiera aproximarse a Barak-Varr tendrá que enfrentarse primero a los ejércitos de los Reinos Fronterizos. Estos señores guerreros defienden ferozmente sus tierras y pueden ofrecer una fuerte resistencia. Y, aunque sean vencidos, no existe ningún camino de entrada a Barak-Varr que pueda conquistarse fácilmente, pues todas las vías de entrada pasan por túneles protegidos por gruesos portalones, trampas y defensas muy sólidas. Acercarse por mar es aún más peligroso, ya que uno debe enfrentarse tanto a la flota enana como a las defensas más formidables de todo el Viejo Mundo.

Debido a ello, el throng de Barak-Varr casi nunca se ve obligado a repeler invasores porque la verdad es que pocos se atreven a intentarlo. El interés principal de Barak-Varr se centra en las rutas marítimas por las que se realiza el comercio entre multitud de naciones. Por lo tanto, lo más probable es ver al ejército de Barak-Varr muy lejos de sus tierras para proteger los intereses de la fortaleza.

El throng Barak-Varr ha luchado en Tilea y en Estalia para llevar ante la justicia a los comerciantes que no cumplen con sus tratos. Sus estandartes han estado en Arabia cuando los pashas independientes han intentado llenar sus tesorerías a través de la piratería; y en Khemri, donde los Enanos consideran que los muertos no van a utilizar para nada el oro que yace en sus tumbas bajo la arena. Cuando los puestos comerciales más lejanos como el de Skeggi en Lustria se ven en peligro, la única ayuda que pueden esperar es la de Barak-Varr, porque un puerto abierto en tales aguas es casi tan valioso como el oro (¡pero solo casi!). En todos estos casos, la flota transporta a todo el ejército, algo fácil de conseguir debido a que los Enanos que componen el throng son prácticamente los mismos que tripulan la flota.

Comandantes y héroesEditar

Los ejércitos de Barak-Varr cuentan con todas las opciones normales de comandantes y héroes disponibles para los ejércitos normales de Enanos. Sin embargo, en cuanto a la frecuencia con la que aparecen estas tropas, sí existen ciertas diferencias. Los matadores enanos suelen verse más atraídos hacia el Territorio Troll porque casi ninguno de ellos le encuentra la gracia a ir por mar en busca de trolls cuando hay muchísimos de ellos más cerca.

Por consiguiente, los matademonios y matadragones son mucho más raros de ver en un ejército de Barak-Varr. La fortaleza siempre ha albergado a la rama del gremio de ingenieros especializada en la construcción de embarcaciones marítimas, es decir, los ingenieros marítimos. Ciertamente, la mayoría de los grandes clanes de Barak-Varr le deben su prestigio a un navío de hierro diseñado y construido por un antepasado que siguen manejando con orgullo. Además, la fortaleza dispone de un gran número de cañones tanto en el mar como en tierra, por lo que suelen verse muchos ingenieros en sus ejércitos ansiosos por ver sus inventos en acción.

Todas las fortalezas enanas tienen yunques rúnicos milenarios, pero el de Barak-Varr no suele estar presente en ninguna batalla porque se encuentra guardado en una gran forja que domina todo el puerto desde donde se pueden emplear sus runas para repeler a los posibles atacantes.

Unidades básicasEditar

Las fuerzas de Barak-Varr cuentan con todas las unidades básicas de los Enanos, tales como guerreros, ballesteros y atronadores. Existe cierta predilección por los arcabuces por encima de las ballestas, si bien los frecuentes combates marítimos hacen que las armas de proyectiles sean muy populares y las ballestas no solo son más baratas sino más fiables cuando hay humedad, por lo que no es probable que las ballestas acaben siendo totalmente sustituidas.

Debido al emplazamiento de Barak-Varr, es raro ver montaraces y mineros en sus ejércitos. No son del todo inexistentes, pero si forman parte de un ejército será que están de paso en él por alguna razón concreta. Algo que sí se suele ver mucho en las tabernas más animadas de la fortaleza son los skrataz, un grupo de prospectores que buscan con afán cualquier rumor de la existencia de oro y plata en tierras lejanas, a menudo sin consultar a los señores de tales tierras justificándose bajo la repetida frase de "Si lo quisieran, ya lo habrían excavado ellos mismos". Este grupo puede formar parte en ocasiones del throng, normalmente cuando tienen algún tipo de interés en ello o cuando no se les ofrece otra alternativa.

El símbolo de la puerta marítima de Barak-Varr se representa en los escudos y estandartes, aunque no de modo exclusivo. Dentro de la fortaleza viven varios clanes cuya estirpe se remonta a los grandes dioses antepasados Grimnir, Grungni, Valaya u otros antepasados menores y, por lo tanto, utilizan sus símbolos. Por otro lado, existen varios gremios comerciales a los que los clanes miembros se enorgullecen de pertenecer y por ello ostentan sus símbolos.

Como Barak-Varr es un puerto floreciente, cuenta con una gama más amplia de tintes y de telas que cualquier otro reino enano. Por consiguiente, el throng no cuenta con un esquema cromático predominante. Las telas exóticas y poco comunes como la seda son mucho más fáciles de conseguir y se usan mucho para demostrar el prestigio de un guerrero. Los Enanos de Barak-Varr están orgullosos de su riqueza y no les gusta alejarse mucho de ella. Por lo tanto, los ropajes y la joyería opulenta les permiten tener sus tesoros a mano donde puedan disfrutarlos y les proporcionan la posibilidad de hacer negocios. Los brazaletes de plata son muy comunes entre los Enanos de Barak-Varr, que los usan como moneda prácticamente en cualquier sitio cortando simplemente un trocito con un hacha.

Unidades especialesEditar

Igual que los matademonios y los matadragones, las unidades de matagigantes y matatrolls son poco frecuentes en el throng. De vez en cuando, una banda de tales individuos puede unirse al ejército mientras va en busca de algún monstruo legendario al que enfrentarse, pero eso no suele ocurrir y normalmente solo aparecen por un buen motivo.

El Rey Byrrnoth, como todos los reyes enanos, cuenta con una guardia personal de martilladores. El comandante de este regimiento es el encargado de las puertas marítimas y tiene en su haber las llaves ceremoniales de la fortaleza. Son los ojos y los oídos del rey y se encargan de hacer frente a cualquier disputa en su nombre. La llegada de los martilladores suele calmar los ánimos de los Enanos que estén enfrascados en una contienda y tienen muchas formas de tranquilizar a los visitantes indisciplinados. Además, están tan entregados a mantener la seguridad de Barak-Varr que solo participan en las expediciones encabezadas por el propio rey en persona.

Dondequiera que haya Enanos siempre habrá barbas largas, y los barbaslargas de Barak-Varr se encuentran entre los súbditos más fanáticos del rey, pues reconocen en él las cualidades de un verdadero Enano. Por otro lado, son más ostentosos que el resto del throng porque sus barbas no siempre infunden en los visitantes de la fortaleza el respeto que se merecen y, en cambio, las riquezas sí, de modo que los barbas largas de Barak-Varr suelen llevar armaduras, cascos y armas bellamente decoradas.

Existen varias rutas undgrim que van desde Barak-Varr hasta las fortalezas de las Montañas del Fin del Mundo que solo conocen unos pocos. Estas vías son de vital importancia para la fortaleza, pero son tan largas que es imposible mantenerlas en la mejor de las condiciones. Un ex ingeniero marítimo llamado Knut Krakkerson conduce una caravana de vapor a lo largo de los túneles para mantener vivo el comercio. Sin embargo, en última instancia son los rompehierros los encargados de garantizar que Barak-Varr siga siendo la puerta de los Enanos al mundo exterior. Patrullan diligentemente el undgrim y eliminan sin piedad a todo grobi, Skaven u otras criaturas que puedan encontrarse. Entre los rompehierros se incluyen la mayoría de los mejores guerreros de Barak-Varr y no hay ninguna expedición de cierta importancia que no cuente con un regimiento de estos Enanos. La presencia de los rompehierros determina si un throng representa al rey o se trata solo de una expedición privada.

En cuanto a la artillería, Barak-Varr está excepcionalmente bien abastecida. Cuenta con muchísimos cañones y algunos de los más grandes de todo el Viejo Mundo pueden encontrarse en sus baterías costeras. Al contar con una flota, nunca faltan artilleros enanos y existe una sana rivalidad entre los distintos clanes sobre quién posee el cañón más preciso. El Martillo de Grungni es el más famoso de todos. Tiene como mínimo novecientos años y es el orgullo del clan Halfarnason. Se dice que un disparo de este descomunal cañón hundió un arca de los Elfos Oscuros desde dos kilómetros de distancia, hazaña que nadie ha podido superar hasta el momento. Las catapultas y los lanzavirotes siguen estando presentes, aunque se los considera un poco anticuados. Con todo, los Enanos tienen un espíritu práctico y valoran la posibilidad que les ofrecen las catapultas de lanzar sus rocas remachadas de hierro sobre las cubiertas del enemigo, así como la capacidad de los lanzavirotes para abatir a las criaturas voladoras con mayor precisión que un cañón.

Unidades singularesEditar

Al luchar contra enemigos equipados con embarcaciones de madera, el cañón lanzallamas resulta extremadamente útil y cualquier ingeniero que haya construido uno siempre será bienvenido en Barak-Varr. Comparados con estos, los cañones órgano carecen de la potencia necesaria para atravesar el casco de los barcos enemigos y son bastante poco comunes. Por otro lado, si bien Barak-Varr puede utilizar a los girocópteros para muchas cosas, actualmente no cuenta con ningún ingeniero que domine la técnica de su construcción. Es muy probable que esto se deba a que Barak-Varr es más conocido por los ingenieros que quieren hacer grandes máquinas con las que impulsar los barcos de hierro más grandes y no por aquellos a los que les interesan las máquinas más pequeñas y ligeras. No obstante, sí cuentan con algún que otro girocóptero, pero como suelen perderse en accidentes sobre el mar son un recurso cada vez menos accesible.

Algo en lo que Barak-Varr difiere muchísimo del resto de bastiones enanos es en la contratación de mercenarios, ya que, al tratarse de un puerto importante, pasan por él muchas espadas de alquiler. Drong el Largo y sus piratas matadores suelen pasar a menudo para abastecerse de ron y de pólvora y los Asesinos de Véspero escoltan a veces a los mercaderes tileanos. Como la mayoría de los conflictos en los que Barak-Varr participa están relacionados con el comercio, es común que los clanes comerciantes más ricos financien sus propios ejércitos. Y, como prueba de ello, el throng que asaltó la guarida del pirata estaliano Alfonso Garracha estaba formado por más mercenarios que Enanos e incluía a Daddallo y a los famosos Hombres Pájaro de Catrazza.

Tampoco es extraño encontrar Enanos mercenarios al servicio de los príncipes extranjeros. Muchas de estas bandas de mercenarios provienen de Barak-Varr y la más conocida de ellas es la Compañía de Torston Talatroncos.

La Flota EnanaEditar

War concept Barco Enano.jpg
"Trabajar duro con una pala y a oscuras, avivando una caldera inmensa y bajo un calor asfixiante. ¿Que cómo es la vida a bordo de un buque blindado? Es como estar en casa."
Morgim el Tuerto, ingeniero marítimo a bordo del Leyenda de Grimnir

Barak Varr es también el hogar de la pequeña pero poderoso Flota Enana encargada de mantener las rutas comerciales del Golfo Negro transitables y seguras. Una de sus últimas grandes batallas fue la Batalla del Agua Sangrienta en 2321 C.I, cuando los acorazados enanos destruyeron una flota Skaven que habían asolado la costa sur del Viejo Mundo.

Los ocasionales resplandores de fuego de Disformidad que se pueden ver bailoteando en las aguas marcan el punto donde se hundió un enorme barco grande Skaven accionado mediante piedra bruja . Las cañoneras de Barak Varr patrullan los Ríos de la Sangre y de la Calavera para erradicar cualquier actividad Orca, Goblin o de simples bandidos, y Barak Varr apenas se ha visto atacado por los pieles verdes. De hecho, fuerzas de los enanos en las cuencas de los Ríos de la Sangre y de la Calavera han proporcionado una importante medida de seguridad a los Reinos Fronterizos.

Barak Varr es famosa en todo el Viejo Mundo como el hogar de la ingeniería naval enana. Los ingenieros del clan Frentealta (Kbragbrom) diseñaron los temibles acorazados, y todos los buques de guerra de la marina Enana. En las últimas décadas, el clan Martilloacero (Angrund) se ha convertido en un rival advenedizo con su desarrollo de Submarinos y torpedos mecánicos. Donde los otros grandes puertos del viejo mundo emplean una pesada cadena para bloquear sus puertos en tiempos difíciles, los astilleros de Barak Varr están protegidos por unas inmensas puertas de hierro accionadas por enormes maquinarias hidráulicas. La misma maquinaria también opera en puertas ocultas cuidadosamente elaboradas en los acantilados, que ocultan los hangares de los Buitres del Mar, el escuadrón de autogiros de Barak Varr. Largas Cañoneras posicionadas en los acantilados también proporcionan protección adicional.

Los Viajeros de Barak-VarrEditar

Barak-Varr alberga parte del gremio de ingenieros conocido como los ingenieros marítimos. Tal y como su nombre sugiere, esta es la organización que se especializa en la construcción de los enormes buques blindados por los que Barak-Varr es tan conocido. A los ingenieros más megalómanos les fascina la construcción de estas enormes máquinas y no hay otro lugar en el reino enano en el que puedan realizarse o sean requeridas tales hazañas de ingeniería.

A los Enanos no suele gustarles el mar porque, al fin y al cabo, es un entorno muy distinto del de los bastiones de las montañas y muchos lo consideran territorio elfo y, por consiguiente, un lugar nada adecuado para todo buen Enano. Ciertamente, no se conoce de ningún Enano que se haya hecho a la mar en una embarcación impulsada a remos y velas, ya que no tienen talento natural como marineros.

No obstante, la creación de máquinas de vapor lo bastante grandes como para propulsar buques de hierro cambió esa concepción para siempre. Al hacer que el hierro pudiese flotar y al poder dirigir sus embarcaciones sin tener en cuenta las mareas ni el viento, los Enanos sienten que han conquistado los mares y que han demostrado el dominio de la tierra sobre el agua. Además, también han demostrado que pueden mejorar cualquier invención de los Elfos, cosa que les encanta.

Existen pocos buques blindados de hierro y estos pueden dividirse en varias categorías. El típico buque blindado es el equivalente a las galeras y naves de otras razas en cuestión de tamaño. No obstante, se trata de una categoría muy amplia y cada "blindado" es una creación única prueba de los conocimientos técnicos del ingeniero que lo haya construido. Los "monitores" son más pequeños que los blindados y son adecuados para patrullar tanto ríos y lagos como océanos. Portan menos combustible que los buques blindados, así que no pueden viajar tan lejos como estos sin reabastecerse. No suelen verse monitores más allá de la Bahía Negra ni del Mar de Tilea, mientras que, por el contrario, los buques blindados pueden llegar hasta Lustria si cuentan con el máximo de provisiones. Los superacorazados son aún más grandes que los buques blindados y cada uno de ellos es una verdadera fortaleza flotante provista de un enorme cañón en torreta mucho más grande que nada de lo que se haya visto en tierra firme.

Nunca ha habido muchos ingenieros que contaran con los conocimientos técnicos necesarios para construir un superacorazado y el mero coste imposibilita su construcción en grandes cantidades. Los reyes más importantes de Barak-Varr siempre han destacado por haber ordenado la construcción de un superacorazado y cada uno es una maravilla mecánica incomparable en todo el mundo conocido. El mérito del diseño del primer superacorazado pertenece al legendario ingeniero Hengist Frentealta y cada uno de los que se han construido hasta el momento debe su existencia a su gran sabiduría. Igualmente raro de ver es el nautilus. Se trata de un barco que es incluso capaz de navegar por debajo de la superficie del agua. El primer nautilus fue construido por el aprendiz de Frentealta, Mungrun Martilloacero. Martilloacero estaba decidido a pasar a la historia y, al no poder igualar la grandiosidad de las creaciones de su maestro, decidió construir algo totalmente diferente. Desde entonces se han construido otros nautilus, pero en el momento de su concepción fue una invención muy avanzada a su tiempo y aún hoy sigue siendo así.

Los barcos de vapor abrieron los mares del mundo al comercio de los Enanos y garantizaron que se vaya donde se vaya del Viejo Mundo existe la posibilidad de encontrar Enanos ansiosos por oír noticias de las Montañas del Fin del Mundo y por mojar sus labios en auténtica cerveza enana. Irónicamente, la habilidad de los Enanos para viajar por los océanos del mundo le debe mucho a los Elfos. Ningún Enano lo admitiría nunca, pero sin mapas marítimos precisos no importa lo potente que sea un barco. En el interior de Barak-Varr, los Enanos guardan su Libro de las Cartas de Navegación. Aunque tal vez en un principio fuera un solo libro, hoy en día es toda una biblioteca. Muchas de las cartas de navegación que contiene han sido adquiridas a través de mercaderes tileanos por medios legales, pero se dice que los primeros mapas, los que hicieron posible los primeros viajes, fueron robados de los Elfos durante la Guerra de la Venganza. Estas cartas de navegación les ahorraron a los Enanos la pesada tarea de explorar, de modo que desde el principio siempre han sabido adónde se dirigían.

Un ejemplo de ello es el anteriormente mencionado Mungrun Martilloacero. Su último y desgraciado viaje lo hizo junto a unos corsarios estalianos. Mungrun los acompañó en una expedición a Lustria a bordo de su nautilus. Juntos esperaban poder explorar y saquear la legendaria ciudad sumergida de Chupayotl. Los estalianos llevaban generaciones enteras buscando la ciudad sin éxito, pero con la ayuda de Mungrun consiguieron encontrarla. Obviamente, Mungrun había consultado las cartas de navegación que mostraban la ruta a la ciudad. Sin embargo, la tragedia del último viaje de Martilloacero es que solo uno de su tripulación logró regresar a Barak-Varr.

Treinta años después de que partiera la expedición, un Enano fue liberado de los remos de una galera de Arabia con la mente desquiciada por completo. Un miembro de su clan lo reconoció más tarde como uno de los marineros de Mungrun. Todo lo que podía decir acerca de su viaje fue: grandes ojos negros y garras palmeadas. No obstante, los Enanos suelen correr grandes riesgos por conseguir oro y, a pesar de su señal de aviso, solo es cuestión de tiempo antes de que otro gran marinero enano siga los pasos de Martilloacero.

NotasEditar

En "Dwarfs - Stone and Steel", dice que el rey de Barak-Varr es Zamnil Grundisson del clan Varrvarag. En la versiones más recientes el rey es Byrrnoth Grundadrakk

FuenteEditar

  • Libro de Ejército Enanos 6ª Edición
  • Libro de Ejército Enanos 7ª Edición
  • Libro de Ejército Enanos 8ª Edición
  • Warhammer Fantasy JdR: Dwarfs - Stone and Steel (1ª Ed. Rol)
  • Campaña: Sangre en las Tierras Yermas.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar