FANDOM


Bastet Gato de Neferata
Los Antiguos Nehekharianos creían que los gatos servían como mensajeros, guardianes y espías de los dioses, y solían tener diversos tipos de felinos como mascotas, esperando que les trajeran buena suerte o bendiciones de los dioses. Los antiguos Reyes Nehekharianos también compartían esta superstición y tenían a menudo grandes gatos de mascotas, usados para proteger sus hogares o ayudarles cuando cazaban.

Tras la muerte del rey, sus compañeros preferidos eran a menudo enterrados con él, guardando a su señor en la muerte como lo hicieron en vida. Como todos los felinos eran considerados divinamente favorecidos, eran cuidadosamente conservados, con tanto esfuerzo en su momificación como sus amos Humanos.

Son combatientes mortales, conservando parte de su astucia animal y porte real. También se han encontrado guardianes No Muertos similar a los Bastethi en túmulos antiguos del Viejo Mundo, particularmente en los Reinos Fronterizos. Los eruditos aún debaten si estos túmulos son pruebas de una colonia Nehekhariana en el Viejo Mundo o si son habitantes primitivos de la zona que se limitaban a imitar las prácticas de las grandes civilizaciones del sur.

Gran BastethiEditar

Los Grandes Bastethi son los restos momificados de gatos del Templo reverenciados como sagrados por los antiguos Nehekharianos. Estos felinos No Muertos son depósitos de poder nigromante, haciendo que otros No Muertos cercanos se vuelvan más peligrosos, incluso levantando cadáveres cercanos como Zombis o Esqueletos. Los Nigromantes a veces los buscan para despojarles de su poder o usarlos como sirvientes, pero hasta la fecha, solo los Sacerdotes Funerarios de Nehekhara han logrado asegurar su lealtad.

FuenteEditar