Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Bocaenllamas

5.543páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Bocaenllamas.jpg
Mientras que las Grandes Fauces podría ser la deidad Ogro más importante, no es la única. Otra poderosa deidad es Bocaenllamas, que es servida por sacerdotes conocidos como Panzafuegos.

DescripciónEditar

De vez en cuando, los cielos sobre los Reinos Ogros se agitan y se tiñen rojo, incendiados por el volcán al que los ogros llaman Bocaenllamas. Localizado cerca del centro de su reino montañoso, este gran cono de roca está considerado por los ogros como una impía alianza entre el sol y las Grandes Fauces. Como resultado de ello el Bocaenllamas es considerado como un dios más al que todos los ogros adoran (especialmente aquellos que han sido testigos de algunas de sus titánicas erupciones.

El volcán tiene incluso sus propios sacerdotes, los ardientes Panzafuegos. La mayoría de sacerdotes Panzafuegos residen en una pequeña tribu a los pies de su propio dios de corazón ígneo, lugar donde llevan a cabo numerosos rituales. Tras servir al Bocaenllamas durante años, muchos Panzafuegos se acaban viendo poseídos por la necesidad de vagar por la tierra. De este modo se acaban uniendo a algunas de las otras tribus que hay esparcidas por todos los Reinos Ogros, o bien viajan hasta reino aún más lejanos; por el camino extienden la palabra de su malhumorado diós, liderando un peregrinaje que puede llegar unirse una gran cantidad de ogros.

El Bocaenllamas nunca descansa por completo, y periódicamente borbotea y escupe densos regueros de lava por sus laderas, como si se tratara de una olla hirviendo rebosante de carne. Sus principales erupciones son vistas por los ogros como una señal inequívoca de ir a la guerra.

Las grandes cuchipandas que se celebran al pie del volcán acaban inevitablemente con la muerte de los ogros que no son capaces de estar una semana entera comiendo carne. Cuando la semana de festejos está a punto de terminar, siempre quedan unos cuantos ogros que rehúsan su comida porque sus estómagos se han dilatado tanto que han explotado por el constante consumo de alimentos. Estos ogros se consideran uno herejes, ya que han cometido el pecado capital de rechazar comer a la sombra de este dios ogro. Por ello son arrojados por las laderas del Bocaenllamas para que sean consumidos por la lava acumulada al pie de la montaña.

FuentesEditar

  • Libro de Ejército de "Reinos Ogros" 6ª edición.
  • Libro de Ejército de "Reinos Ogros" 8ª edición.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar