Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Bougars de Biaucaire

5.517páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Bougars de Biaucaire de Tony Parker.jpg

El Duque Merovech es una de las figuras más injuriadas en la historia de Mousillon. Aunque podría decirse que el Duque Maldred fue un hombre más peligroso y pernicioso, todavía hay hombres en Mousillon que le admiran por las obras buenas que hizo e incluso por la ambición mostrada durante el Asunto del Falso Grial. Muchos nobles piensan que no es vergonzoso que su linaje esté conectado al de Malfred. Pero pocas almas en Mousillon, o incluso en toda Bretonia, tienen algo bueno que decir sobre Merovech. El cuento del festín de la victoria de Merovech, donde los criminales fueron empalados y cocinados vivos delante de los invitados, es bien conocido por todo Mousillon. El reto del rey a Merovech sobre sus repugnantes gustos, y el salvaje duelo que siguió donde Merovech arrancó la garganta del Rey, son objetos de muchas historias macabras junto al fuego.

Todos esperaban que el Duque de Lyonesse hubiera acabado con el linaje de Merovech tras su muerte durante la invasión de Mousillon. Esas esperanzas eran infundadas. El linaje de Merovech continuó, y quizás estaba irremediablemente corrupto por la locura de Merovech. Verdaderamente, parece que el último descendiente del linaje de Merovech, Bougars de Biaucaire, parece poseído por un locura igualable a la del difunto duque.

El caballero de la torre de Biaucaire es una figura macabra que aterroriza las aldeas de campesinos de sus dominios al noreste de Mousillon. Según sus historias, es un monstruoso caballero que cabalga en la oscuridad y ensarta inocentes en sus camas. Es un ogro que come niños crudos. Es un maestro de las artes oscuras que puede despellejar el alma de tu cuerpo con una palabra. También es un señor feudal, y los campesinos están obligados a obedecer sus leyes, sin importar lo alocadas que sean, bajo penas peores que la muerte.

La verdad sobre Bougars es desoladamente mundana y no menos horrible que el más salvaje de los cuentos. Es caníbal y degenerado, y ha convertido la atalaya de Biaucaire en un monstruoso osario. Muchos criminales, la mayoría cazadores furtivos, son empalados a lo largo del camino que serpentea a lo largo de la colina hasta la propia torre y las cabezas de los furtivos y rebeldes adornan picos sobre la puerta. Las escenas dentro son infinitamente peores. Los cuartos de invitados de la torre están ahora obstruídos por los cuerpos de los criminales ejecutados, colgados como cachos carne de hileras de ganchos. La gran chimenea en la sala de audiencias de Bougar tiene un asador ennegrecido donde se cocinan estos cuerpos. La atalaya no fue nunca el lugar más elegante o impresionante de Bretonia, pero ahora es un lugar lúgubre y horrible, con sus muebles descompuestos por el abandono y el hedor de la muerte por todas partes.

Bougars reside en solitario en la atalaya. Ocasionalmente cita a algún campesino de las aldeas para girar el asador o realizar alguna otra tarea, una citación atendida con miedo y horror pero siempre obedecida. Bougars tiene un puñado de soldados que responden ante él y a quienes envía a proclamar sus leyes y ejecutar transgresores. Estos hombres no son caballeros, sino psicópatas y asesinos que sirven a su loco señor a cambio de una cantidad de poder sobre los aterrorizados campesinos. Las leyes de Bougars son confusas, contradictorias, y frecuentemente brutales. Se le conoce por exigir que todos los campesinos levanten una estatua de mármol de Merovech fuera de sus chabolas, proporcionar un diezmo de miembros recién cortados por familia y permitir y autorizar que ellos mismos se marquen con la heráldica de Bougars. Los campesinos viven con temor a Bougars, pero no se atreven a decir ni una palabra contra él, ni, especialmente, en contra de Merovech, ya que Bougars es quizás la única persona en Bretonia que considera que Merovech fue un hombre grande y noble.

Bougars desprecia a Bretonia y especialmente al rey, ya que es a causa de los reyes que la nación es débil y el nombre de Merovech está maldito. Por ello fue fácil para Mallobaude llevar a Bougars a su conspiración, simplemente prometiéndole la posibilidad de cubrirse con la sangre de los perritos falderos reales y derrocar el reino. El papel que Mallobaude tiene en mente para Bougars es el de simple arma de terror. Los campesinos se rompen la espalda en apoyar al ejército de Mallobaude cuando son amenazados con la ira del Carnicero de Biaucaire, y cuando los enemigos de Mallobaude conozcan la depravación de Boguars huirán antes que arriesgarse a acabar ensartado en uno de sus banquetes de la victoria.

Bougars es un hombre corpulento y rubicundo, casi demasiado grande para su opaca y ennegrecida armadura. Es una bestia apenas lúcida, y Mallobaude es la única persona con la que puede llegar a reaccionar con otra cosa que no sea la brutalidad. En particular, Bougars monta en cólera homicida si cualquiera le insulta o insulta la memoria del Duque Merovech. Bougars ha abandonado por completo cualquier concepto del honor, pero sigue firmemente convencido de que merece el respeto de los plebeyos y caballeros. La heráldica de Bougars es una versión del propio blasón de Merovech, un conjunto de escamas blancas sobre un campo azul y rojo. El símbolo indica que el poseedor ganó un juicio por combate y en realidad fue adoptado por un trastornado Merovech tras su asesinato del rey.

Fuente Editar

  • Warhammer Fantasy JdR: La Baronía de los Condenados (2ª Ed. Rol).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar