Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Brionne (Ducado)

5.543páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Símbolo Brionne.jpg
Brionne es el menos amenazado de todos los ducados bretonianos. Carcassonne se halla entre él y las montañas, Quenelles entre él y el Athel Loren, y Aquitaine entre él y el bosque de Chalons. Incluso el mar es clemente en su litoral.

La RegiónEditar

La mayor parte de Brionne es labrantío, con algunos pastos en el este y en el sur. La costa está formada por los acantilados y playas típicos de Bretonia, y hay un gran puerto natural en la desembocadura del Brienne. Es aquí donde se ha erigido la ciudad de Brionne, reluciente como una joya engarzada en plata, como han dicho muchos poetas.

Al igual que la misma Brionne, los castillos y pueblos del ducado han sido construidos con fines más estilísticos que prácticos. Muchos nobles han construido fortalezas en posiciones completamente indefendibles con tal de conseguir la armonía con el paisaje. Las fortificaciones brionenses suelen tener grandes ventanas y asientos ideales para oír trovas, pero bastante poco útiles para la defensa. Las torres de los castillos suelen ser construcciones de piedra blanca demasiado pequeñas para un arquero (y aún menos para una máquina de asedio).

Las aldeas también se disertan de forma pintoresca. Es algo complicado, ya que los campesinos insisten en vivir en ellas y las ensucian. Es habitual que los nobles brionenses destrocen todas las casas de una aldea para reconstruirlas siguiendo su visión del aspecto que debería tener una aldea feliz. Esta visión casi siempre está carente de pragmatismo. De hecho, algunos nobles prohíben a sus campesinos que lleven a cabo cualquier actividad que pueda ensuciar la aldea, y les exigen que se laven antes de entrar en ella. Esto hace que la vida resulte imposible, por lo que suele crearse un poblado de chabolas tras la colina más próxima, fuera de la vista del noble cada vez que inspecciona sus tierras.

Más que los monstruos, la maldición de Brionne son las plagas. Nadie comprende realmente los motivos, aunque los galenos del ducado han escrito tomos muy ilustrados al respecto. Aproximadamente cada año, una nueva enfermedad asola alguna región de Brionne. Lleva el sufrimiento y la muerte a centenares de personas, nobles y campesinos por igual, y luego se desvanece tan repentinamente como apareció, para no reaparecer nunca jamás. De vez en cuando se descubre a sectarios de Nurgle y se les hace responsables, pero hay veces en las que no se consigue hallar ninguna causa plausible.

La GenteEditar

Los Brionenses dicen que todo el que nace en su ducado es un poeta nato. Los habitantes de otros ducados afirman que todos los brionenses nacen creyendo que son poetas. La poesía y el amor cortés son tan importantes para la nobleza brionense como la destreza en combate, e incluso muchos de los campesinos participan de este sentir.

La forma clásica de amor cortés está establecida en poemas como “Clovis y Ermengild” y “El cuerno de Franez”. Un joven caballero novel se enamora de la núbil y bella esposa de un noble más anciano. Al principio la dama se niega a corresponderle, de modo que el caballero lleva a cabo hazañas grandes y valerosas para atraer su atención. Con el tiempo se reúnen en una hermosa torre con vistas a un jardín, y la dama declara al caballero que ha ganado su corazón. Sin embargo, el caballero contesta que no podría traicionar al señor noble, su esposo, y parte en busca del Grial. La dama languidece, apoyada únicamente en los relatos de las proezas de su amado, hasta que éste regresa como caballero del Grial, poco después de la muerte del esposo de la dama, la historia alcanza un glorioso final cuando por fin contraen matrimonio.

Aunque algunos caballeros se conforman con contar estas historias, la mayoría desean vivirlas. Esto no es plato de gusto para los nobles con esposas más jóvenes y hermosas, ya que por lo general no lo interesa morir convenientemente justo antes del apogeo de la historia. El adulterio es el último de los problemas que surgen: las disputas, los intentos de asesinato y la guerra declarada son bastante habituales.

Muchos aventureros brioneses abandonan el ducado a causa de los problemas provocados por su búsqueda del amor cortés. A menudo esto quiere decir que el marido lo ha descubierto, pero como las hazañas de destreza marcial son parte importante del proceso, incluso los amantes correspondidos parten en busca de aventuras. Otros, claro está, se marchan de Brionne para dejar atrás todas esas tonterías.

La política interna del ducado es aún más personal que en cualquier otra parte. Existen numerosas rivalidades, disputas y alianzas, pero la mayoría se basan en las repercusiones del amor cortes. Aparte de las evidentes rencillas entre maridos y amantes, existen disputas entre amantes rivales de la misma dama, entre damas que desean al mismo caballero, y entre caballeros aspirantes a trovadores sin ningún talento y todos los que tienen el más mínimo gusto musical. Los asuntos mundanales como las tiaras y la riqueza casi nunca suponen un problema.

Expresiones de BrionneEditar

  • “Está cantando bajo su ventana”: está enamorado de ella.
  • "Escribir con la tinta de otro”: tener una aventura.

Lugares de InterésEditar

Heráldica de BrionneEditar

Heráldica de Brionne.jpg
El Duque Theodoric gobierna a las gentes de Brionne, y porta un escudo blasonado con el hacha de batalla de Brionne. Durante la tercera famosa batalla de Gilles el Bretón y sus Compañeros, Balduin de Brionne se adelantó para batallar contra los enemigos más feroces. Mató al mayor de todos los señores de la guerra enemigos, pero a este le dio tiempo de clavar su hacha profundamente en el escudo de Balduin. Tal fue la fuerza del golpe que el arma no podía sacarse del escudo; pero Balduin siguió combatiendo durante el resto del día, sin desfallecer, con aquella pesada carga encima. En señal de respeto a su primer duque, los de su linaje continúan honrándolo manteniendo el hacha en su heráldica.

FuenteEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Caballeros del Grial (2ª Ed. Rol)

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar