Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Brunner

6.023páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Brunner el Cazarrecompensas.jpg

En el oscuro y lúgubre Viejo Mundo, pocos consiguen ser terriblemente temidos y odiados como los infames cazadores de recompensas. Viven en un mundo de engaño, traición y violencia sin limites, donde las palabras y las vidas tienen poco valor. Su supervivencia solo depende de una mezcla de inteligencia, astucia y la fuerza bruta, por los salvajes territorios sin ley del Viejo Mundo. A lo largo de la historia, ha habido una serie de cazarrecompensas que se han ganado una reputación temible, pero ninguno es tan infame como para ser capaz de alcanzar la fama del mas despiadado y temido de todos ellos: Brunner.

En lugares tan diversos como Altdorf, Brionne y Luccini, la sola mención de su nombre es suficiente para sembrar el terror en los corazones de los ladrones, asesinos y bandidos del Viejo Mundo. Se ha convertido en una especie de leyenda oscura entre los criminales ya que Brunner es un cazador implacable, que persigue a su presa sin descanso a cambio de una buena bolsa de oro. Si eres su objetivo no importa donde te escondas, tu final se acerca a cada paso que da hacia ti.

En algunas ocasiones se cree que Brunner ha muerto, pero en realidad sólo está esperando su oportunidad para poder atacar cuando menos se lo esperen.

DescripciónEditar

Brunner es un cazador de recompensas de gran habilidad y de una mente astuta, siendo un asesino letal que ha sobrevivido luchando contra una gran variedad de enemigos; bandidos, Skavens, Pieles VerdesHombres Bestia y muchos otros horrores. Brunner es un cazador implacable, los ruegos de misericordia y los sobornos no funcionan con él. Cuando sale en busca de la cabeza de alguien o se le contrata para a asesinar a alguien, se compromete totalmente en cumplir con su objetivo, sin importarle lo difícil que sea de llevar a cabo. Es a lo único a lo que Brunner hace honor.

La estampa de Brunner es imponente. Con un aire de amenaza rodeándole, se trata de un hombre alto, de constitución delgada aunque también poderosa pues revelaba una calidad musculosa y fuerte. Suele ir vestido con un traje de brigantina, sobre el cual llevaba un peto de gromril, el fabuloso metal de los enanos. Avambrazos y grebas de acero, teñidos de negro para evitar cualquier destello delator, cubren sus antebrazos y piernas respectivamente, mientras que hombreras dispares le protegían la parte superior de los brazos. Botas de cuero rígido con puntera de acero ascendían hasta los quijotes que le cubrían los muslos. Su cabeza va protegida por un casco de acero ennegrecido, quedando su semblante parcialmente oculto, y por cuya visera contempla y vigila su entorno con un mirada amenazadora con sus gélidos ojos azules.

Sangre y Acero por Martin Hanford1974.jpg

No es sólo habilidad lo que permite Brunner para atrapar a su presa, aunque desde luego no es algo de lo que el cazarrecompensas carezca, ya que dispone de un variado arsenal de armas, algunas de ellas las consiguió durante sus aventuras y tienen un gran potencial, que ha utilizado con inteligencia para sobrevivir de forma increíble contra no muertos, o salir con vida de antiguos túneles Enanos infestados de Goblins Nocturnos. Se podría decir que Brunner es un arsenal andante.

Tiene bandoleras y cinturones para cuchillos arrojadizos, flechas de ballesta y otras armas rodeándole la cintura y cruzándole sobre su pecho por encima de la armadura. Tiene una pistola de experta manufactura y aspecto costoso metida en una funda sobre su vientre, en tanto una hachuela de hoja gruesa sujeta a su cinturón. Tras un incidente con unos Skavens consiguió una ballesta de repetición que emplea con gran eficacia. Entre todo este armamento, dos armas en particular estaban unidas a una cierta fama. La primera es el enorme cuchillo de hoja serrada que su dueño había bautizado morbosamente con el nombre de Degollador, que suele ser lo último que muchas de sus presas ven en esta vida. La otra es una larga espada, un arma mágica que consiguió en manos de uno de sus objetivos, y que acabó sustituyendo a su antigua cimitarra, cuyo pomo y empuñadura tenían la forma de un dragón dorado con las alas abiertas. Su nombre era Malicia de Dragón, un arma con bastante historia y reputación en los territorios que antiguamente habían sido propiedad de la casa de Von Drachenburg.

Cuando Brunner se marca un objetivo, persigue a su presa con ahínco, no importa lo lejos que trate de huir. Para facilitarle la persecución viaja siempre con dos caballos. El primero de ellos es Demonio, un magnífico bayo bretoniano que es el que emplea como montura. El otro es un testarudo caballo de carga de Tilea al que él llama Cofre de Jornal, que es el que lleva todos los pertrechos de Brunner. El cazador de recompensas tiene grandes expectativas puestas en esos animales, y pobre del caballerizo que fuera negligente.

HistoriaEditar

Plantilla Spoiler Cazador de Brujas.png
Alto, estás caminando por la senda del Hereje. Si continúas, corres riesgo de... perderte.
Este artículo puede contener spoilers de Dinero Sangriento, Sangre y Acero, y La Sangre del Dragón

Antes de convertirse en cazarrecompensas, Brunner era el barón von Drakenburgo, una casa noble imperial cuyas tierras se hallaban en el lado de Reikland de las Montañas Grises. Era un hombre muy rico, y sus dominios incluían el Paso de Hierro, un estrecho sendero que atraviesa una brecha de las Montañas Grises y permite la comunicación entre el Imperio y Bretonia. Por desgracia, el barón estaba enemistado con un noble bretoniano vecino, un vizconde muy ambicioso y traicionero llamado Augustine de Chegney, que trataba de expandir sus territorio hacia el este a costa de los territorios del Barón, pero Brunner gracias a su sabiduría táctica, conseguía rechazarlo cada vez, obligando a Augustine a regresar a Bretonia para lamerse las heridas.

Esta situación continuó durante muchos años, hasta que el propio vizconde propuso el fin de la lucha. Sugirió un pacto con él, un tratado que se sellaría con lazos de sangre. El hijo del vizconde se casaría con su hija para unir así sus casas y reforzar la paz con lazos más fuertes que las meras palabras. Brunner ya estaba cansado de las constantes escaramuzas e incursiones, y la propuesta de esa alianza parecía la única posibilidad de lograr la paz para su territorio, y tras pensarlo mucho y consultarlo con sus consejeros, dio finalmente su consentimiento para el matrimonio y el tratado. La boda transcurrió sin incidentes. De hecho, hasta el más escéptico de sus hombres tuvo que admitir que parecía que sus turbados dominios conocerían la paz. Sin embargo, aquello no resultó no ser más que una trampa de Chegney.

Sin que Brunner lo supiera, su mayordomo Albrecht Yorck estaba confabulado con Chegney, y le condujo hasta una emboscada, donde los mercenarios contratados por el vizconde y traicioneros soldados acabaron con casi toda su guarnición. Ninguno de los señores vecino intervino en su ayuda ya que cada uno de ellos había sido comprado por De Chegney, que les había dicho que podrían quedarse con una parte de las posesiones de los von Drakenburgo a cambio de su complicidad.

Aquel día fue el fin de su antigua vida como noble imperial. Augustine de Chegney lo vendió a unos esclavistas árabes para que muriera bajo el caliente sol del desierto de Arabia, aquella era la suerte a la que había condenado a su antiguo enemigo tras la victoria. Por su parte, Albrecht Yorck huyó hacia los Reinos Fronterizos llevándose Malicia de Dragón, el tesoro de la familia von Drakenburgo. El vizconde había decidido que un hombre que podía traicionar a un buen señor traicionaría a un malvado con la misma facilidad, sin embargo lo había dejado con vida y permitido marchar ya que el odio existente entre el vizconde y Brunner era profundo, y la partida del traidor era otra manera de aumentar su suplicio.

Portada Dinero Sangriento por Martin Hanford - Brunner.png

Aunque muchos le dieron por muerto, tras pasar varios años como prisionero, Brunner consiguió regresar al Viejo Mundo, totalmente transformado, donde inició una exitosa carrera como mercenario y, especialmente, como implacable cazarrecompensas. Estuvo un largo período de servicio a las órdenes de otro cazador de recompensas, un compatriota del Imperio llamado Kristov Leopold, hasta que aprendió todo lo que podía de aquel diestro veterano y superó al maestro en las habilidades de su sangriento oficio.

Tal era su éxito que su figura se convirtió en una temida leyenda y su nombre en un susurro temeroso entre los bandidos, piratas y salteadores de caminos del Tilea, Bretonia, el Imperio y los Reinos Fronterizos. Tal era su capacidad que también solía ser contratado para actuar como asesino a sueldo. Fue en uno de estos contratos cuando se reencontró con el traicionero Albrecht Yorck, convertido ahora en tirano de un poblado de los Reinos Fronterizos. Brunner lo mató y recuperó la espada de su familia.

A lo largo de esta vida, Brunner a conocido a multitud de personas, de todas las naciones y razas que habitan en el Viejo Mundo. Algunos serían implacables enemigos que estarían encantados de clavarle un puñal en la espalda sin pedir nada a cambio, solo por la satisfacción de deshacerse de él. Otros, en cambio, acabaron siendo sus aliados de conveniencia (lo más cercano a un amigo que podía tener) cuando se trataba de cazar una presa convenientemente difícil. En una de sus cacerías, Brunner conoció a Ehrhard Stoecker, un escritor exiliado del Imperio que malvivía en Miragliano entrevistándose con aventureros, exploradores y mercenarios para que les contaban sus experiencias y relatos con los que escribir folletines para marineros. Fascinado por la figura e historia de Brunner, Stoecker le pidió que le contara sus aventuras. Aunque normalmente hosco con aquellos que le rodean, Brunner accedió a su petición, formándose entre ellos una extraña amistad. Y así, cada vez que se reencontraba con el erudito, le relataba las peripecias sufridas de sus últimas misiones.

Y la vida de Brunner continuó con esta rutina, hasta que la persecución de un criminal le había llevado hasta Bretonia. Allí tuvo un desagradable encuentro con un hechicero, y algunos de los hombres de su antiguo enemigo Augustine de Chegney, que andaban a la búsqueda de un poderoso artefacto que permitía controlar la voluntad de un poderoso dragón que en aquel momento estaba arrasando el reino. Allí conoció a Ithilweil, una hechicera elfa que le hizo recordar cosas que había olvidado, y cuando el asunto del dragón concluyó y los demás acabaron muertos, le envió un mensaje a De Chegney para recordarle que no estaba muerto, y que tarde o temprano se cobraría su venganza.

TriviaEditar

Brunner es un cazarrecompensas protagonista de tres novelas: Dinero sangriento, Sangre y acero y La sangre del dragón, que actualmente han sido recopilados en un ómnibus, con unos relatos inéditos adicionales:"¿A cuánto la venganza?", "La cabeza del lobo" y "Hospital". Escritos por C.L. Werner, que empezó a escribir en las paginas de la desaparecida revista Inferno!, en el numero 22 para ser mas exactos con el relato, A Choice of Hatreds y desde entonces a sido un no parar de escribir. Algunos rumores dicen que esta trabajando en algo nuevo y posiblemente, sea otra historia sobre el oscuro cazador de recompensas.

FuentesEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar