FANDOM


Byrrnoth Gundadrakk ss

Byrrnoth en WAR

Byrrnoth Grundadrakk nació en el seno del clan regente de Barak-Varr hará unos trescientos años, siendo el menor de dos hermanos. En Barak-Varr, los Enanos tienden a tener una actitud más abierta que los de las demás fortalezas y Byrrnoth no era ninguna excepción. Tenía muchos amigos entre los mercaderes y navegantes que solían comerciar allí y hasta pasaba el tiempo con los ingenieros marinos, aprendiendo el arte de construir naves de hierro y de manejarlas. Y podría haberse pasado toda la vida de este modo si no llega a ser por los Elfos.

El padre y el hermano de Byrrnoth murieron en alta mar mientras perseguían a una flota de corsarios de Naggaroth. La nave de Barak-Varr fue víctima de un ataque y toda su tripulación fue aniquilada por un milenario dragón marino llamado Mauldekorr que se había aliado con los Elfos Oscuros y que odiaba a los Enanos con toda su alma.

Cuando Byrrnoth se enteró de la desgracia, abandonó de inmediato la vida que había llevado hasta el momento y juró vengar a su familia ante el altar de Grimnir mientras aún sonaba la gran campana en señal de duelo. Reclamó el arma familiar que le correspondía por derecho de las arcas de los sacerdotes, el hacha Rhymakangaz, y se hizo a la mar para dar muerte a aquel dragón.

La misión de Byrrnoth ocupa ciento diecisiete párrafos del Libro de Hazañas de Barak-Varr. No puso pie en tierra firme durante más de veinte años buscando sin cesar a Mauldekorr. Byrrnoth prácticamente pasó a formar parte de las leyendas y entre los lobos de mar se contaba la historia del Enano en su nave de hierro, siempre atento a cualquier indicio del paradero del dragón, un paradigma de la paciencia, aunque mancillada por la ira que apenas podía contener. Buscó por toda la Costa del Vampiro, pasando ante la Ciudadela del Anochecer hasta llegar al Mar Hirviente. Surcó las aguas del Golfo Remolino y del Mar Amargo hasta llegar al Mar del Terror, donde se encontró finalmente con su enemigo junto a las Islas Dragón. El nombre del clan, Grundadrakk, significa “el azote de los dragones” y aquel día Byrrnoth se ganó todo el derecho a ostentar ese nombre.

Byrrnoth

Cuando el dragón se enrolló en torno a su barco y lo aplastó con su cuerpo, Byrrnoth saltó sobre el monstruo. Mauldekorr agarró a Byrrnoth por una pierna y lo arrojó por los aires mientras abría su boca repleta de colmillos para tragárselo entero. La furia de los reyes poseyó por completo al Enano y, rugiendo su grito de batalla, se lanzó contra las fauces abiertas del dragón y empezó a descuartizarlo desde dentro. Mauldekorr se retorció de dolor y se sumergió en el mar sin dejar de revolverse y sacudir el cuerpo, pero no pudo deshacerse del vengativo Enano. Si Byrrnoth hubiera caído en el estómago del dragón, habría muerto por culpa de su bilis venenosa, pero se agarró con fuerza a la garganta del dragón y, golpe a golpe, se fue abriendo paso hacia el exterior cortando gruesas arterias y una piel de escamas dura como el acero. La tripulación del navío de Byrrnoth se quedó contemplando el mar carmesí que bullía con cada azote agónico del dragón. Temían por su señor, pero sus temores se transformaron en alegría cuando Byrrnoth salió a la superficie casi sin aliento y enarbolando el hacha en señal de victoria. A su regreso a Barak-Varr, Byrrnoth fue recibido con elogios por el populacho. Muy pocos habían creído que podría cumplir su juramento y fue un orgullo para todos que fuera su rey.

Sin embargo, su misión lo había cambiado, en parte debido a que su pierna ya no tenía cura y se veía obligado a cojear. Byrrnoth se sentía más cercano a sus ancestros que nunca y por primera vez lloró verdaderamente la muerte de sus familiares. También cambió su punto de vista respecto a la fortaleza y empezó a considerar que Barak-Varr estaba permitiendo que las tradiciones originales de las Montañas del Fin del Mundo se diluyeran a través del contacto con extraños. Por esta razón, retomó inmediatamente la tradición de enviar a los jóvenes Enanos a completar su educación en Karak-Kadrin y otorgó cargos de gran influencia a muchos de sus Martilladores y Barbaslargas. Los visitantes se preguntan si Barak-Varr continuará siendo tan abierta a los negocios con Byrrnoth como rey, pero ostenta un respeto tan grande entre su pueblo que este lo apoya sin dudar.

En Warhammer Online: Age of ReckoningEditar

Como comandante de toda la flota Enana, y a petición del Gran Rey Thorgrim Custodio de Agravios, el Rey Byrrnoth Gundadrakk envió gran parte de su flota de acorazados en apoyo a la reconquista Enana de Ekrund, dejando solo una fuerza testimonial para defender el puerto de su fortaleza.

Cuando Barak-Varr se vio asediada por los pieles verdes, Byrrnoth decidió enfrentarse a ellos a bordo de su acorazado personal, pero desafortunadamente embarrancó en la costa arenosa de la Laguna Cabezamartillo tras destrozar varias barcazas de los Orcos y Goblins. El acorazado se quedó varado en la orilla opuesta a la entrada fortificada al puerto de Barak-Varr, y Byrrnoth se atrincheró en su interior para resistir los abordajes enemigos. No se sabe su destino final oficial.

FuenteEditar

Extraído y traducido parcialmente de Hammerwiki.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar