Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Caja del Indigente

5.544páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Cofre colgado del cuello.jpg

Handhardt Schillerstein de Carroburgo fue uno de los hombres de negocios más prósperos de la ciudad. Sus intereses comerciales se extendían desde Marienburgo al corazón de Bretonia, pasando por toda Reikland. Poseía una fortuna inimaginable, era cortejado por la nobleza y muy querido por sus empleados. Sin embargo, todo aquello tocó a su fin. El día de su quincuagésimo cumpleaños, celebró una gran fiesta en honor a su vida y su fortuna en la ciudad de Nuln, la capital del Imperio por aquel entonces. Cuando se le preguntó por el secreto de su éxito, respondió guiñando un ojo: “Pues una combinación de ingenio, inteligencia y, desde luego, carisma. Si tuviera la oportunidad, incluso podría engañar al viejo Handrich en persona”.

Al día siguiente sus criados le encontraron muy cambiado. Tenía la mirada insegura, el cabello blanco y la mandíbula floja. Aunque jamás contó lo que le había sucedido, corrieron rumores de que Handrich le había dado a Schillerstein la oportunidad de demostrarle su ingenio, y que éste había fallado. El antaño acaudalado mercader murió en la indigencia diez años después, convertido en un lunático irreconocible que vagaba por las calles proclamando lo peligroso que puede llegar a ser pasarse de listo.

Se dice que las Cajas del Indigente contienen algunos de los huesos de Schillerstein, y que a día de hoy aún se hallan bajo la maldición de Handrich. Se rumorea que ninguna de estas cajas puede darse a alguien que no la acepte voluntariamente, y que siempre regresan intactas a sus verdaderos propietarios, no importa cuán extremas sean las medidas que se tomen para deshacerse de ellas. Los mercaderes más astutos suelen intentar vender a sus rivales todo lo que les parezca mínimamente una Caja del Indigente, haciéndolas pasar por reliquias más beneficiosas; sin embargo, han de tener mucho cuidado, pues si alguna de ellas está presente en el momento de la venta, ésta saldrá mal con total seguridad.

FuenteEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Tomo de Salvación (2ª Ed. Rol).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar