FANDOM


Caldero de las Mil Enfermedades

Conversión de Games Workshop

Los Calderos de las Mil Enfermedades son unos de los artefactos más monstruosamente poderosos que posee el clan Pestilens. Estos recipientes fueron robados de los templos de Nurgle hace eones y fueron consagrados de nuevo al servicio de la Gran Rata Cornuda en su faceta de la Portadora de Pestes.

En estos recipientes de hierro, que bullen con líquidos y sustancias de una repugnancia imposible de describir, son a la vez reliquias sagradas y temibles armas para estos pútridos Skavens del Clan Pestilens, pues gracias a estos diabólicos artefactos llevan a cabo sus brebajes ignominiosos y fétidos con los que desarrollar temibles plagas y pestes que arrasen con los habitantes de la superficie, empleando para ello recetas del Liber Bubonicus o desarrollando nuevos pociones repugnantes usando una gran diversidad de ingredientes que incluyen grandes cantidades de Piedra Bruja.

Los Sacerdotes de Plaga tienen la tarea de asegurarse de que los Calderos de las Mil Enfermedades nunca estén vacíos sino que rezumen de nuevas y terribles enfermedades con las que contaminar el mundo. Cuando la enfermedad ya está lista, se sumergen ratas en estos humeante caldos de contagios y se sueltan para que contaminen las reservas de alimentos de las demás razas.

Cuando el Caldero es llevado a la batalla, lo hace en lo alto de una litera de guerra, transportada por los febriles Monjes de Plaga mientras un Sacerdote de Plaga se encarga de protegerlo y desatar sus terribles poderes sobre el enemigo.

MiniaturaEditar

  • Detalles Caldero

FuentesEditar

  • Libro de ejército: Skavens 5ª Edición.
  • Libro de ejército: Skavens 6ª Edición.
  • Libro de ejército: Skavens 7ª Edición.
  • Warhammer Lustria

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.