Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Caledor

6.023páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Estandarte Caledor.jpg

Caledor es el hogar de los Dragones y del orgullo latente. Ha servido durante siglos como el núcleo central de los ejércitos de Ulthuan; un hecho que sus soberbios nobles de las montañas no podrán evitar mencionar siempre que se presente la oportunidad. Aunque ahora Caledor no es más que una sombra de lo que fue, sigue siendo un lugar de guerreros fieros y esplendor marcial y siempre se puede contar con que soportarán más de lo que deberían en un conflicto.

De hecho, los príncipes de Caledor no son capaces de descansar cómodamente en esos extraños momentos en que Ulthuan está en paz y, en esos días, se muestran tan letárgicos como sus monturas. Cuando la guerra se cierne sobre Ulthuan de nuevo, y el Gran Cuerno de Caledor suena entre las montañas, los príncipes de Caledor se deshacen del embotamiento. Se despierta a los Dragones, se ensilla a los caballos y las armas de eras ancestrales salen de sus antiguos refugios. Pobre de quien se encuentre con un ejército de Caledor, ya que esa será la última batalla en que combata.

DescripciónEditar

Ubicado en la parte suroeste de Ulthuan, al oeste de Eataine, Caledor es un reino montañoso escasamente poblado, dominada por una serie de altas cumbres y majestuosas cordilleras. Escondido entre estos picos elevados hay valles secretos llenos de exuberante vegetación, y una extensa y laberíntica red de cavernas serpentea por debajo de toda la pedregosa tierra del reino. Las montañas de Caledor son un espectáculo impresionante, pero el reino de hoy es un pálido reflejo de su antigua gloria.

Caledor concept.jpg
En dirección este, las montañas de Caledor se vuelven más pequeñas y dan paso a colinas suaves y cubiertas de verde hierba, descendiendo hasta llegar a las fronteras occidentales de Eataine, mientras por el oeste la región se vuelve cada vez más montañoso. Muchos de los antiguos dragones duermen dentro de una vasta red de cuevas, algunas de las cuales son tan profundas como cualquier que se encuentra en las montañas de Caledor. Por esta razón, la región más occidental de Caledor es conocida como las Montañas del Espinazo del Dragón.

En los días antiguos, muchos de los Reyes Fénix de Ulthuan eran nativos de este lugar, por lo que el reino disfrutaba de un poder mucho más grande de lo que su escasa población podía dar a entender. La razón de ello puede resumirse en una sola palabra: Dragones.

Hace mucho tiempo, los altos picos de Caledor estaban en llamas. Ardientes volcanes dominaban el horizonte, expulsando grandes columnas de humo de grisácea ceniza al aire. Los cielos de la antigua Caledor estaban llenos de poderosos dragones, y fueron estas magníficas y terribles bestias las que hicieron de Caledor el poderoso reino que una vez fue.

WAR Caledor Fortaleza.jpg
Estas poderosas criaturas tenían sus guaridas bajo las resplandecientes cimas de las Montañas del Espinazo del Dragón. Abrigadas entre esas tierras altas, desoladas y volcánicas se encuentran fértiles valles con caza suficientemente abundante como para satisfacer incluso el apetito de los Dragones. En este lugar, ya hace mucho tiempo, acudió Caledor Domadragones. Este poderoso Mago logró doblegar a los temibles Dragones a su voluntad, utilizando arreos de puroacero hechizado, fundidos en el ardiente corazón del Yunque de Vaul. En su honor, sus descendientes le dieron al reino el nombre de Caledor.

En los valles cubiertos por la neblina se hallaban diseminadas grandes fortalezas de granito construidas en los posteriores siglos, desde las cuales los Príncipes Dragón de Caledor cabalgaban a lomos de sus ígneas criaturas por encima de los lúgubres volcanes. Antiguamente, cuando los Altos Elfos marchaban a la guerra, los Príncipes Dragón de Caledor eran uno de sus instrumentos mortíferos. Los orgullosos guerreros nobles se abalanzaron al combate montados sobre las espaldas de sus grandes dragones, arrasándolo todo a su paso. Nadie podía resistírseles en combate, pues muy pocos podían equiparar la maestría de los Príncipes Dragoneros de Caledor, ya que eran temibles magos además de poderosos guerreros, y resultaba una temeridad enfrentarse a sus monturas. Aunque los Príncipes Dragón eran poco numerosos, la destrucción que eran capaces de causar entro los enemigos de Ulthuan, entonces como ahora, era incomparable y pocos osaban enfurecer al reino de Caledor.

Con el paso del tiempo, las erupciones de los volcanes disminuyeron y las montañas se enfriaron. Y del mismo modo que las cimas perdieron su fuego, los dragones perdieron el suyo. Uno a uno se fueron aletargando y se hizo cada vez más difícil despertarlos. Los que permanecieron despiertos se volvieron perezosos y temperamentales, y sus jinetes empezaron a mostrarse reacios a utilizar sus monturas excepto en casos de extrema necesidad. Al desvanecerse la fuerza de los dragones, sucedió lo mismo con el poder de los Príncipes Dragón. El largo reinado de los príncipes dragón acabó y lo mismo ocurrió con su dominio sobre el trono del Rey Fénix. En poco tiempo, el antiguo reino de Caledor fue eclipsado por otros reinos como Eataine, en el cual se hallaba la ciudad-estado de Lothern de gran crecimiento mercantil.

Dragonwake concept Espinazo Dragón.jpg
Sin embargo, incluso en su actual estado de debilidad, los combatientes de Caledor siguen siendo formidables y sus voces tienen mucho peso en la Corte del Fénix. Son guerreros feroces y nobles; y aunque quedan pocos Dragones, estos guerreros todavía pueden despertar a algunos en épocas de gran necesidad. En el resto de las ocasiones, los Príncipes Dragón cabalgan a la batalla montados en poderosos corceles Élficos, completamente cubiertos por bardas metálicas que recuerdan al pellejo de los dragones.

Los habitantes de Caledor son arrogantes incluso por encima del resto de Elfos. "Príncipe de Caledor" es un sinónimo de arrogante entre los Elfos de otras tierras. Los estandartes de los Príncipes Dragón siguen en pie cuando los de los demás se bajan en reconocimiento al Rey Fénix antes de la batalla. Cuando se les recrimina, los Príncipes Dragón afirman que esto deriva del reinado de Caledor el Conquistador, que les otorgó esta dádiva como signo de respeto por su noble sacrificio. Afirman no estar dispuestos a contradecir la palabra de Caledor ya que ese acto sería una falta de respecto al linaje de los Reyes Fénix. Otros apuntan que incluso antes de que Caledor les otorgara este favor, los Príncipes Dragón rechazaban bajar sus estandartes.

Mago Dragón despertar por Marco Caradonna.jpg

Los Elfos Oscuros tienen muchas razones para despreciar Caledor, pues han sufrido la ira de fuego de los dragones en la batalla, y han conocido la derrota a manos de más de uno de los príncipes de la provincia. El Rey Brujo desea fervientemente ver Caledor arrasada y hasta el último sus defensores asesinado. En este lugar se encuentran los Santuarios de los Reyes Fenix, grandes monumentos erigidos hace mucho tiempo para honrar a los antiguos gobernantes originarios de Caledor. El rencoroso Rey Brujo ha ordenado que estas estatuas fuesen derribadas, pues representan a los Reyes Fénix que acabaron con la vida de muchos Druchii en las guerras antiguas que ninguna de los dos bandos a olvidado. Para los Altos Elfos, es un gran honor protegerlos santuarios y el legado que representan.

Caledor es también famoso porque en él se encuentra la Forja de Vaul, el más violento de todos los volcanes existentes de Ulthuan. En esta llameante isla negra situada en el extremo de la cola de las montañas del Espinazo del Dragón se encuentra el gran templo de Vaul, el dios de los herreros. Su templo está situado en una torre gigantesca de negro adamantino que se levanta por encima de la humeante lava en el interior del cráter del volcán. Únicamente se puede llegar al templo por un estrecho puente levadizo de puroacero. En el interior de este templo los ciegos Sacerdotes Herreros de Vaul forjan poderosas armas y artefactos con infinita habilidad para que sean utilizados por los Señores élficos.

Uniformes y HeráldicaEditar

Los Príncipes Dragón de Caledor llevan armaduras cuyos colores y estilos recuerdan a los grandes Dragones de sus tierras. También sus caballos se engalanan con armaduras de placas y escamas para simular la apariencia de los poderosos dragones. Verdes, azules y rojos son colores habituales entre la heráldica de los Príncipes Dragón. Sin embargo, los Dragones dorados son los más escasos entre los de su raza y aquellos nobles que visten tonos dorados se encuentran entre los mayores campeones de Caledor.

Al igual que los Príncipes Dragón visten los colores de los Dragones, los soldados de las milicias ciudadanas visten los colores de los nobles a los que sirven; habitualmente una combinación de rojos y verdes. Incluso los ciudadanos normales de Caledor se muestran muy orgullosos de sus Dragones. Sus espadas y yelmos a menudo tienen diseños estilizados de alas.

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (4ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (8ª Edición).
  • Libro "Uniformes y Heráldica: Altos Elfos".

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar