Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Casa Imperial

5.901páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Casa Imperial Agujas de Altdorf.png
La Casa Imperial es la sede administrativa de la Guardia de Altdorf. Allí se trata todos los aspectos de aplicación de la ley, incluyendo la concesión de recompensas por los criminales, Hombres Bestias, Mutantes y Pieles verdes, así como del arresto de los criminales. Rumores persistentes indican que los espías imperiales también operan desde este edificio, y, aunque nadie confirma oficialmente este rumor, es cierto. Hay otros centros también, pero la Casa Imperial es una importante.

El edificio es grande y está hecho de piedra. Hay poca decoración más allá de las armas Imperiales sobre la entrada principal, y la mayoría de las ventanas son pequeñas y adecuadas para usarlas como troneras. Las paredes son gruesas, y hay almacenes y un pozo en el interior del edificio. Podría soportar un enérgico asedio durante largo tiempo, y ha soportado revueltas urbanas en numerosas ocasiones.

Las puertas principales están abiertas desde el amanecer, y cualquiera puede entrar al vestíbulo principal. Aquí, el olor a sudor de las masas se sobrepone en gran medida al de la calle, y a veces desde las plantas inferiores parecen subir olores más asquerosos aún. La sala es grande, con un techo alto, y la habitación está dividida en dos por un gran mostrador de madera. El mostrador es el límite entre las partes públicas y privadas de la Casa Imperial, y está atendido por más de una docena de guardias mientras las puertas permanecen abiertas. Incluso por la noche hay seis en servicio. Las paredes del área pública están cubiertas con anuncios de recompensas, carteles de búsqueda, y otros documentos oficiales similares. Media docena de guardias se mezclan con la gente en todo momento, manteniendo un ojo abierto a los problemas. Posiblemente haya más cazarrecompensas en esta habitación que en cualquier otra zona de tamaño similar en el Imperio. No es infrecuente encontrar aquí a personas llevando cabezas cortadas, los cazarrecompensas llevan las cabezas para confirmar las muertes. Los que han matado monstruos generalmente traen partes más pequeñas del cuerpo como prueba.

Los guardias de la recepción se vuelven rápidamente inmunes por completo a las sorpresas. Un grupo de aventureros que coloque una cabeza de dragón sobre la mesa y pregunte por la recompensa, provocaría algún tipo de reacción, pero solo porque el personal no sabría de improviso la recompensa adecuada. Siempre están preparados para acabar con los problemas y nunca se preocupan por las muertes que puedan ocurrir cuando se ocupan de tales eventos.

Las peleas surgen con cierta frecuencia en el vestíbulo principal, particularmente entre los cazarrecompensas discutiendo sobre recompensas. La guardia se supone que aporrea a los sinvergüenzas y los echa fuera del edificio, pero las muertes ocurren. Cualquier lucha dentro de la Casa Imperial llama rápidamente la atención de docenas de guardias y una lucha contra los guardias verá a los protagonistas masivamente superados y con casi toda probabilidad derrotados.

Las zonas privadas del edificio son muy diferentes. Hay pocas diferencias entre las oficinas. Todas tienen una pequeña ventana, necesitando ser iluminadas por linternas o velas, y casi todas tienen el mismo tamaño. En consecuencia a las personas que trabajan aquí se les asigna una oficina que mantienen durante toda su carrera, no importa lo alto que lleguen en la jerarquía. La Casa Imperial tiene la política estándar de no interferir con lo que las personas hacen en sus oficinas, siempre y cuando se haga el trabajo y no inflingan las leyes. Como resultado, cada oficina es diferente, y aquellas que han sido ocupadas desde hace tiempo reflejan la personalidad del ocupante. Los agentes particularmente importantes se interesan por los rumores de sus oficinas. De alguien reconocido por su implacable caza de herejes podría decirse que tiene las cabezas de sus presas conservadas y montadas en la pared, o podría tener una oficina llena con una colección de ositos de peluches.

Entras en las zonas privadas es difícil. En teoría, un visitante debe tener asuntos concretos con alguien del edificio, y esa persona debe acompañar al visitante durante todo el tiempo mientras estén en las zonas privadas. Esto en la práctica se aplica las primeras veces que alguien visita. Sin embargo, las personas que son conocidas por trabajar con los funcionarios en numerosas ocasiones, y han hecho un buen trabajo, se les permite entrar por ellos mismos, e incluso se puede permitir que lleven a sus propios invitados.

Hay una segunda entrada en la parte trasera del edificio, custodiada por dos guardias y utilizada sobre todo como salida de emergencia. Sin embargo, los funcionarios que no quieren pasar entre la multitud de la entrada principal, la usan de vez en cuando para ir y venir.

FuenteEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Los Senderos de los Malditos II - Las Agujas de Altdorf (2ª Ed. Rol)

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar