Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Cazadores de Voland

5.535páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Voland Cazadores.jpg
Capitán:

Voland

Lema:

Los Cazadores de Voland. La Respuesta. Sin Preguntas.

Grito de Guerra:

¡El último en morir es un cobarde!

Aspecto:

El regimiento luce armaduras de color bronce sin ninguna heráldica excepto la letra V.

Patrones:

Cualquier ejército excepto Bretonia puede reclutar a los Cazadores (a Voland se le negó la entrada al reino bajo pena de muerte depués del desastre del torneo en Couronne)

"No es perder, es perder frente a ellos. Apenas se les puede llamar soldados. Carecen de disciplina, y de uniformes, y su aliento es el peor que hayas olido en cualquiera que no sea un Ogro. Así qué, ¿por qué combaten como si fuesen la guardia personal del Emperador?"
Conde Emmerschein von Mirrenburg.

HistoriaEditar

Voland llegó a Tilea procedente de alguna provincia del Imperio. En ese momento no era más que otro de los héroes mercenarios reclutados por los Tileanos en sus incesantes guerras. Se hizo famoso como jefe de una banda de caballeros mercenarios llamados los Cazadores (Venatores en tileano común). ¡La motivación de Voland y sus caballeros no podía ser más diferente a la de los Bretonianos o incluso a las tradiciones de caballería del Imperio!. Eran soldados de fortuna, interesados sólo en dos cosas: ¡dinero y cómo gastarlo! También era una caballería de élite cuya atronadora carga podía dispersar a las formaciones enemigas más densas, algo que los Tileanos necesitaban desesperadamente, pero de lo que habían carecido hasta ese momento.

Aquellos que se unían a Voland a menudo eran los hijos sin herencia, y frecuentemente caídos en desgracia, de nobles ricos y famosos, y que no poseían nada más que sus magníficas armaduras y sus excelentes caballos de guerra. Sus ambiciones eran principalmente el combate y el dinero, aunque no necesariamente por ese orden, pero estaban ansiosos de practicar y mejorar. A estos jóvenes manirrotos se les unieron caballeros renegados del Imperio, y uno o dos Caballeros Noveles bretonianos que de algún modo habían olvidado sus nobles misiones, y preferían una alegre vida de rivalidad y combates.

Voland decretó que los Cazadores debían abandonar toda señal identificativa de su familia y adoptar nuevos nombres para ocultar sus orígenes. Se rumorea que Voland es en realidad el hijo descarriado de algún famoso Conde del Imperio. ¡También hay quien dice que no es otro que el hijo bastardo del Emperador! Voland nunca ha confirmado o desmentido ninguna de estas historias, por lo que éstas se hicieron más elaboradas e increíbles con el paso de los años. La historia de que era la vergonzosa descendencia del Hada Hechicera de Bretonia y un extraordinariamente inteligente cerdo tuerto llamado Eric es uno de los inventos menos creíbles acerca de su misterioso pasado.
Voland.jpg

Voland

Los Cazadores de Voland se abrieron paso por el Viejo Mundo pagados con oro por sus patrones, oro que se gastaron principalmente en enormes borracheras, en las que se consumían barriles enteros de vino. Durante un tiempo viajaron hacia el Este, donde fueron reclutados en algunos de los Reinos Fronterizos más desesperados, pequeños dominios que se mantenían en esos territorios infestados de Orcos. Como diversión entre batalla y batalla, los Cazadores justaban entre ellos mientras sus camaradas apostaban sobre el resultado. Es bastante habitual que los Cazadores resulten heridos de gravedad o incluso mueran en estos combates, o en las peleas de borrachos que siempre tienen lugar después. El regimiento es acompañado en su marcha por una larga caravana de suministros, sirvientes, queridas y ruidosos seguidores de campamento apilados sobre unos carromatos cargados hasta los topes con barriles de vino saqueados. El ruido de su campamento puede oírse a kilómetros de distancia.

Una vez Voland y sus hombres dejaron atónita la flor y nata de la caballería Bretoniana por la audacia de presentarse en el gran Torneo de Couronne con sus armaduras todavía manchadas con el barro y la sangre de los campos de batalla de Kislev. A pesar de sufrir unas resacas gargantuescas y contra todo pronóstico, los Cazadores desmontaron al campeón del Rey y a una docena de los mejores caballeros del reino. ¡El Rey de Bretonia estaba tan enfurecido que juró que Voland no entraría nunca más en su reino excepto encadenado!

Son despreciados por los Caballeros Bretonianos e ignorados por los Caballeros del Imperio, pero no les importa. Han combatido en muchas batallas encarnizadas, contra los peores enemigos, y en sitios que otros caballeros más nobles y más sobrios nunca han visto.

MiniaturasEditar

ImágenesEditar

FuenteEditar

  • Libro de Ejército: Mercenarios (5ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar