Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Cetro de Jade

5.487páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Estatua Cetro de Jade Slaanesh.png

El Cetro de Jade, llamado así por la vara enjoyada llevaba por Slaanesh, adora al dios del Caos y se deleita en el libertinaje y la tortura. Su objetivo es difundir el dolor y el placer todo lo posible, rompiendo las restricciones sociales y permitiendo a la gente deleitarse con la plena expresión de sus cuerpos y sentidos.

HistoriaEditar

Nadie sabe quién fundó la Secta, pero durante muchos años, su núcleo fue un pequeño grupo de jóvenes hombres y mujeres ricos y libertinos conocidos como los "D y Ds" (o "Depravados y Decadentes"). Aunque solo eran unos veinte, estos jóvenes nobles poseían suficiente poder y dinero para atraer a otros miembros, y cada uno formo un grupo mayor en su ciudad natal. Los Depravados y Decadentes controlaron la Secta, liderando sus rituales y aprobando sus nuevos miembros, y el Culto creció en tamaño y poder hasta que sus tentáculos se instalaron en todas las grandes ciudades y pueblos del país.

La base más fuerte de la Secta estuvo siempre en Middenheim, donde muchos creen que empezó. Una de las nobles involucrados, una joven llamada Anika-Elise Nikse, hija de un Barón de Norland, se trasladó de Nordland a Middenheim y llamó la atención del mismísimo Graft Boris Todbringer. Finalmente se casaron, convirtiéndose en la segunda esposa del Graf, y en su nuevo papel como señora de la ciudad, Nikse fue capaz de elevar la Secta a nuevos niveles.

Desgraciadamente (para los devotos del hermafrodita), la líder espiritual del culto de los D y Ds, fue "llamada al remolino del vacío" hace mucho. El culto no sólo perdió a su partidario más enérgico, sino también su único miembro en el escalafón del poder político. Y aunque ocupaba un puesto precario, estaba en una posición muy elevada, por lo que lamentaron especialmente su pérdida.

Los demás miembros del culto no sabían exactamente cómo falleció (a la temprana edad de 23 años). Algunos creen que un cazador de brujas/ espía se había infiltrado en el grupo y la asesinó (con o sin la complicidad del Graf). Otros afirman que su muerte fue natural y debe atribuirse a los deseos de la deidad; ya que "por grande que parezca el daño que sufran los sirvientes mortales de sella, la deidad siempre sabe lo que sella está haciendo." Por desgracia, la realidad es que su nuevo protagonismo atrajo la atención a varios rivales, incluyendo la Secta de la Mano Púrpura. Nikse fue brutalmente asesinada y con su muerte, el Cetro de Jade perdió gran parte de su rumbo.

Warhammer Slaanesh Orgía.jpg
A pesar de la muerte de Anika (o Nikki como solían llamarla), ningún miembro del culto ha sufrido persecución alguna, y no han percibido ningún cambio de actitud, salvo la mirada de reojo ocasional de sus socios, parientes o compañeros nobles. La verdad sea dicha, la muerte de su único miembro con poder e influencia no preocupó a los sectarios ni la mitad que la perdida de su imaginativa y atlética "maestro de ceremonias". Solo los miembros más casuales se desvincularon, asustados de que la misma violencia que ellos practicaban con los otros se volviera contra ellos.

Apenas hay sitios en el Viejo Mundo en el que un culto de Slaanesh tenga influencia en el poder. El poder y la política no importan demasiado a los discípulos del hermafrodita (el dinero, por supuesto, es otro asunto). Después de todo el ascenso del Caos es imparable, y así lo razonan los sectarios (al menos, así lo razonarían si se dedicaran a esas actividades intelectuales, cosa que hacen muy pocos). Y como el ascenso del caos es inevitable y al final todos volveremos a ser absorbidos por la burbujeante sopa primordial de la que surgieron todas las cosas, lo importante es pasar un buen rato mientras tanto. Así que, ¡juerga! Haz de todo, pruébalo todo (al menos una vez, y preferiblemente en exceso). Y aquí es donde entra en juego el dinero (es mucho más fácil satisfacer los vicios de uno cuando se es podridamente rico). Por suerte (para ellos), todos los miembros actuales del culto lo son.

Así que, tras coger una buena rabieta ("Ya nunca sabremos la sorpresa que Nikki había preparado para la siguiente orgía"), los sectarios se encogieron de hombros y siguieron disfrutando de un estilo de vida tan decadente como les permite sus bolsillos.

AclaraciónEditar

Como Slaanesh no es masculino ni femenino, sino hermafrodita, los miembros del Cetro de Jade han inventado un nuevo pronombre personal, "sella". De esta manera evitan el uso del extenso "él o ella" y "suyo o suya", sin recurrir al impersonal "ello". "Sella" se emplea tanto para el sujeto como para el complemento directo, mientras que "de sella" reemplaza al pronombre posesivo "suyo o suya". Con la misma obsesión, los sectarios siempre emplean la palabra neutra "deidad" en vez de "dios" o "diosa".

Situación ActualEditar

Seducido por la Oscuridad por Erfian Asafat Slaanesh.jpg
Los discípulos de Slaanesh en Middenheim ha visto tiempos mejores que los presentes, una vez contaron con el culto de Slaanesh más numeroso de todo el Imperio, pero ahora no son mas que una mera sombra. Aunque son pocos, los miembros del Cetro de Jade son bastante activos.

Al igual que las otras grandes ciudades del Viejo Mundo, Middenheim ha sido hogar de los seguidores del Caos, conspirando en secreto la caída del viejo mundo, o simplemente cediendo a sus propios placeres perversos. Hace varios años, la ciudad fue sacudida por el escándalo cuando se reveló que un culto llamado la Mano Púrpura, fiel a Tzeentch el que cambia las Cosas, había llegado a los niveles más altos del gobierno de Middenheim, y a la corte misma del Graf Boris Todbringer. Se tomaron medidas estrictas y los sectarios que no fueron capturados presuntamente han huido de la ciudad.

El Culto del Cetro de Jade, por otra parte, no tenía tan altas ambiciones. Reclutados entre los ricos vividores de la ciudad mediante la promesa de la satisfacción sin fin en placeres prohibidos, estos seguidores de Slaanesh el Príncipe Oscuro solamente buscaban saciar sus apetitos más oscuros sin ser molestados.

Todo eso cambió, sin embargo, con la aproximación de Archaon y sus fuerzas, en particular por el contingente Slaaneshi de Styrkaar. Mientras sus seguidores asaltaban el Paso Sur, Styrkaar ordenó al Cetro de Jade que se sublevaran en la ciudad y masacraran a los defensores desde dentro de las murallas. Los placeres que prometió como recompensa del éxito fueron tales que nadie se pudo resistir.

Diablillas de Slaanesh.jpg
El levantamiento del Cetro de Jade no fue un éxito rotundo. Desde su base en un fumadero de vicio del Eastgate conocido como La Perdición del Templario, convocaron a un puñado de Diablillas, con la idea de atacar la Puerta Sur desde dentro y dejar que las fuerzas Styrkaar entraran en la ciudad. Sin embargo, los sacerdotes del culto eran demasiado débiles e incompetentes para controlar las diablillas, las cuales corrieron salvajes por las calles del Distrito Eastgate. Debido a los continuos ataques de Archaon a lo largo del Paso Este, la Puerta Este fue uno de las áreas más fuertemente defendidas de Middenheim, y las diablillas fueron erradicadas por los hechiceros y los sacerdotes de Ulric tan pronto como aparecieron ante ellos. La mayoría de los miembros del culto que sobrevivieron fueron detenidos y ejecutados y La Perdición del Templario fue arrasada hasta los cimientos.

Varios de los supervivientes principales decidieron que sería una buena idea pasar desapercibidos durante un tiempo. Dejaron que la Secta más grande dispersara y extendiera historias de la destrucción de la organización para evitar nuevos ataques. Pero solo era un ardid. Varios Sectarios clave escaparon de Middenheim, llevándose el tesoro principal de la Secta con ellos. Huyeron por completo del Imperio, dejando solo unos poco antiguos miembros como cebo para sus enemigos, y se sentaron en los Reinos Fronterizos, haciéndose con el control de un pequeño pueblo llamado Vitrolle, donde continúan con sus depravaciones, convirtiéndolo en un bastión del Caos en a zona

Queda por ver si la Secta del Cetro de Jade reaparecerá como una potente fuerza por todo el Imperio o continuará sus objetivos en privado.

Cultistas y Asociados Editar

FuentesEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: La Tentación del señor Liche (2ª Ed. Rol)

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar