Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Chamán del Gran Águila

5.491páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Sorcerer chaos.jpg

Talenchar, chamán de la Gran Águila, dejó entrever una ligera sonrisa sardónica. Harwulf, el caudillo de la horda del Lobo Sangriento, se sentó frente a él en la estera roja. Harwulf había puesto un gran énfasis en que si las tribus atacaban ahora, los malditos seguidores de la Serpiente podían ser aplastados.

Talenchar se había mostrado de acuerdo. Harwulf había preparado sus planes de batalla, demostrando que nada podía evitar que las tribus derrotasen por completo a su enemigo. Talenchar había echado un vistazo y había opinado que el plan era perfecto. Harwulf había recordado a Talenchar que seguía teniendo a su hija como rehén como precaución ante una posible traición. Sin pestañear siquiera, Talenchar había reconocido este hecho.

Sudando ligeramente pese al frío, Harwulf había decidido atraer la atención de Talenchar hacia el amuleto que lo protegía de la magia. Talenchar intentó no sonreír mientras observaba que, efectivamente, Harwulf era inmune a sus poderes. Totalmente nervioso, Harwulf se había levantado para marcharse y Talenchar le había deseado un feliz viaje. Desde el interior de su tienda podía oírse fácilmente cómo la gran escolta de Harwulf formaba alrededor de su líder.

Cuando se acalló el tintineo de las bridas de sus caballos, Kessi, Portador de la Verdad de la horda de la Serpiente Negra, abandonó su escondite. Parecía molesto. Quería saber por qué Talenchar había estado de acuerdo con todo lo que Harwulf había dicho; ¿suponía esto que la alianza entre la Serpiente y el Águila había terminado? Enfurecido, fue a sentarse, pero Talenchar adelantó una mano para detenerlo.

-La estera ha sido envenenada-dijo-, Harwulf jamás volverá a ver su hogar.

-Pero, ¿y vuestra hija?-preguntó el líder de la Serpiente.

-No tengo ninguna hija. Ahora, por favor, explicadme vuestro plan. Tengo más gente por atender.

FuentesEditar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar