FANDOM


Altdorf - Warhammer Online Exterior Colegio Brillante por Jonathan Kirtz.jpg

La magia Brillante está relacionada principalmente con el uso del fuego y a veces se la denomina "piromancia", la magia de las llamas. Los vientos de la magia Brillante fluyen sobre todo en lugares cálidos y secos.

El Colegio Brillante es el hogar de la Orden Brillante, hechiceros que estudian el Saber del Fuego. Los miembros de la Orden Brillante son los eminentes Hechiceros de Batalla del Imperio, siempre en primera línea en los grandes conflictos entre el ejército imperial y los enemigos del pueblo de Sigmar. A resultas de esto, normalmente hay menos hechiceros con nivel adepto o superior viviendo en el colegio que en las demás órdenes (exceptuando la de Jade). No obstante, los aprendices abundan más; el colegio necesita sustituir sus muchas bajas tan pronto como pueda. Los miembros de la Orden Brillante gozan de una reputación de grandes guerreros que se enfrentan a los enemigos eternos del Imperio.

Gracias a sus valerosas (y ahora famosas) acciones durante el asedio de Middenheim, los piromantes esperan recibir un aluvión de aspirantes a su orden tras el paso de la Tormenta del Caos.

LocalizaciónEditar

El colegio está situado en una amplia zona de ruinas calcinadas donde una vez aconteció un incendio por razones del todo aclaradas. En un mundo donde los fantasmas y demonios son indiscutiblemente reales, la obsesión por los edificios quemados es más sutil. La gente que pasa por la zona afirma ver figuras por el rabillo del ojo, pero si se investiga nunca se encuentra nada. Podrían hallarse algunas huellas sobre la ceniza que salen de la nada y luego se desvanecen.
Colegio brillante entrada por Jonathan Kirtz

Aunque hace años del incendio, los que visitan la zona todavía encuentran vigas y marcos de puerta incandescentes, como si se hubiera extinguido hace pocas horas. Los pocos valientes que se han atrevido a registrar las ruinas afirman que toda la zona que las rodeaba estalló en llamas, lo cual les hizo revivir el desastre. Diversas investigaciones han sido incapaces de revelar el motivo de estos fenómenos, aunque algunos sospechan que las responsables son los propios hechiceros brillantes que desean preservar su intimidad. Otros sospechan que hay un origen mucho más oscuro para el embrujo. A fecha de hoy todavía se desconoce la verdad.

Como la verdad del asunto sigue siendo desconocida, resulta comprensible que los ciudadanos de Altdorf se hayan negado a trasladarse de regreso a la zona, por lo que continúa deshabitada (incluso tratándose de una ciudad tan abarrotada de gente como Altdorf). Algunas personas (y seres) han descubierto que esta zona es muy apropiada para ellos, incluso aunque implique esconderse en las mismas narices de algunos de los individuos más peligrosos de la ciudad.

HistoriaEditar

Como se ha indicado antes el colegio se localiza en un barrio de ruinas calcinadas. El motivo del incendio es uno de los mayores y más rumoreados misterios de Altdorf. Algunos culpan de la destrucción a diversas sectas herejes, y también hay quienes afirman que la desolación es el resultado del contraataque de los encantamientos defensivos del colegio que se activaron al ser atacado. La historia que cree cada individuo en concreto dice mucho de su actitud hacia los magísteres. Fuera cual fuese la causa, el cataclismo devastó muchos edificios, y se dice que sus restos carbonizados están encantados.

Las agujas de Altdorf Ciudad Ardiendo por Tony Parker
La verdad es todo se debe a un fallo cataclísmico al intentar lanzar un hechizo dentro del Colegio. Hace más de ochenta años, esta zona de la ciudad albergaba un denso barrio de calles serpenteantes. En esa época se encendieron por primera vez los grandes fuegos en las torres y se lanzó un hechizo para mantener a los edificios de Altdorf libres de los incendios. El hechizo fracasó de manera estrepitosa y toda la zona resultó incendiada, con lo que murieron cientos de personas. El colegio no sufrió daños pero los hechiceros cerraron las puertas a los ciudadanos que huían de las llamas, dejando que se quemaran en lugar de dejarles entrar y arriesgarse a romper las protecciones mágicas del colegio frente a las llamas.

El incidente condujo a un comprensible enfriamiento de las relaciones entre el Emperador y el Colegio Brillante. Se decretó que la zona ennegrecida y carbonizada que rodea el colegio debía dejarse como advertencia contra la arrogancia mágica. La gente de Altdorf tampoco ha olvidado el incidente y a los hechiceros Brillantes se les mira con una mezcla de desconfianza y miedo. Pueden ser poderosos en la batalla, pero en diplomacia y política les precede una reputación desagradable.

ColegioEditar

Hechicero brillante octava

El Colegio Brillante es sin duda el más impactante de los Colegios de Color de Altdorf. Es un gran edificio cuadrado de ladrillo rojo endurecido al fuego. En todas sus esquinas se alza una única torre redonda, muy alta, cada una de ellas coronada por una columna de llamas, que tanto de día como de noche proyecta un intenso brillo sobre el colegio y sus alrededores. Fuera de las murallas del colegio hay una amplia zona vitrificada y ennegrecida donde no crece siquiera una raíz.

El colegio Brillante se esconde tras una barrera mágica que le hace invisible a los ojos del pueblo común de la ciudad. Su ubicación parece estar en un conjunto de torres calcinadas, derruidas y abandonadas, situadas alrededor de una antigua plaza quemada. Se dice que en los días especialmente calurosos, en pleno verano, a veces puede aparecer cómo un haz brillante o un espejismo resplandeciente del colegio en la calima que flota sobre este lugar. Los lugareños aprovechan para contar a los visitantes más crédulos que la Orden Brillante vuela por todo el Viejo Mundo para llevar a los hechiceros a sus batallas. De hecho, el colegio está firmemente afianzado en el suelo, y todo el que logra abrirse camino a través de la barrera mágica puede comprobarlo.

Los hechiceros brillantes utilizan el hechizo de ocultamiento, aunque ningún habitante de Altdorf considera seguro construir demasiado cerca del cuartel general de la Orden Brillante. Si ese hechizo se dispersa sería posible ver las espectaculares torres rematadas con fuego que se alzan en el Colegio; no tan altas como las del Colegio Celestial, pero infinitamente más temibles.

Tras su barrera de hechicería siempre es de noche, ni siquiera la luz de las estrellas ilumina las torres del Colegio, ya que la luz del exterior se bloquea por completo. No obstante, en realidad, las torres están rematadas por gigantescos quemadores que arden día y noche, los cuales emiten un fantasmagórico resplandor escarlata sobre todo el edificio e iluminan el mágico reino secreto que es el Colegio Brillante.

Warhammer Online Colegio Brillante descripción por Jonathan Kirtz

Tras la barrera, el aire está saturado por el olor del humo y una miríada de aromas de combustiones: madera, carbón, tela, metales fundidos e incluso un leve olor a carne calcinada. De noche el colegio está iluminado por las titilantes luces naranjas y rojas de las gigantescas llamas que arden incesantemente sobre cada una de sus veintiún formidables torres.

Los visitantes que averigüen cómo atravesar la barrera mágica siempre aparecerán frente a la entrada principal, sin importar la dirección desde la que se hayan aproximado al colegio. Estas grandes puertas de bronce, tres veces más altas que un hombre, refulgen con un color rojo debido al intenso calor y únicamente acercarse a ellas requiere de cierta fortaleza mental (aunque no infligen daño alguno). Tocar las puertas con la piel desnuda provocará quemaduras.

El portero ocupa un pequeño edificio junto a la entrada principal, y la abrirá a todo el que pueda demostrar que tienen negocios legítimos que trazar en su interior.

Los piromantes siempre tienen una razón legítima para entrar en su propio colegio, mientras que el resto de la gente debe tener asuntos a tratar con alguno de los residentes. Si se ha invitado a los visitantes para un momento concreto, el magister que los invitó habrá informado al portero de ello con anterioridad, de modo que los estará esperando. Sin embargo, hasta los hechiceros olvidan las cosas de vez en cuando, y puede ser que sus amigos lleguen inesperadamente, por lo que si alguien afirma estar allí para ver a un hechicero residente, el portero enviará un criado para averiguar si el hechicero en cuestión desea recibirles. A los individuos famosos o de alto cargo se les franqueará el paso prácticamente sin motivo: el portero no va a hacer esperar al mariscal del Reik, ni al Gran Teogonista ni al Emperador (pero claro, es poco probable que tales dignatarios se personen sin avisar).

InteriorEditar

Altdorf - Warhammer Online Interior Colegio Brillante por Jonathan Kirtz

Tras las puertas, los imponentes edificios de piedra roja del colegio están dispuestos alrededor de un patio heptagonal adoquinado. Hay una torre en cada esquina, y dos torres más dividen cada tramo en tres partes.

En el centro de cada tramo hay una puerta que conduce al interior del colegio, o (en el caso de la entrada principal) hacia el exterior. Todas estas puertas son de metal, y tienen siete bocallaves (aunque casi nunca están cerradas). Las piedras de colores del adoquinado forman un dibujo de siete llaves, cada una de las cuales apunta a una de las puertas.

Casi todo está fabricado con materiales incombustibles y existen habitaciones preparadas especialmente contra el fuego. El interior de los edificios del colegio es enteramente de piedra. Incluso los suelos y los techos son de roca, y abundan los muebles de piedra y metal. La decoración de los pasillos consiste en estatuas de piedra y bajorrelieves tallados en las paredes, y tapices en tonos rojizos, anaranjados y amarillos. Los diseños de llamas son frecuentes. Todo ello iluminado por las llamas que arden en braseros ornamentados. Hay pocas ventanas, y las pocas que sirven más que nada para ventilar el humo. La luz del exterior no es más brillante que los braseros del interior.

La mayor parte del colegio está destinada a dar alojamiento a sus residentes. También hay laboratorios, habitaciones para realizar investigaciones y una extensa biblioteca. Las habitaciones privadas están decoradas con mayor diversidad, y las del lado interior del tramo tienen ventanas con vidrieras que dan al patio. Sin embargo, la iluminación mediante llamas es universal. Apenas hay velas, y las lámparas cerradas brillan por su ausencia. Tal cantidad de llamas hace que en el interior del colegio haga un calor agobiante para la mayoría de las personas, aunque los hechiceros Brillantes lo encuentran cómodo, en mayor medida cuando más poderosos se vuelven.

A los estudiantes se les suele dar una habitación dentro del colegio, aunque si lo prefieren pueden vivir en otro lugar. Debido a la destructiva naturaleza de la magia Brillante, la mayor parte de las enseñanzas tienen lugar en habitaciones especialmente reforzadas. Como la magia Brillante es de mucha utilidad en el combate, los estudiantes pasan mucho tiempo en el ejército, aprendiendo tácticas de guerra al tiempo que estudian la magia. Se les exige que se ayuden unos a otros en sus tareas, fomentando así la lealtad entre ellos y hacia su colegio.

Los hechiceros Brillantes llevan túnicas rojas corno "uniforme" de batalla, aunque generalmente se visten de forma más comedida cuando están en la ciudad. Los estudiantes estudian durante cuatro meses al año y deben pasar otros cuatro meses en el ejército. Durante el resto del año pueden hacer lo que quieran.

Entrar sin permisoEditar

Hechicero de batalla Imperio Brillante por Karl Kopinski

La Orden Brillante es un mal sitio para una lucha, a no ser que los atacantes sean extremadamente poderosos. En un combate contra los residentes, morirían rápidamente a manos de docenas de poderosos piromantes. En una lucha en la que ayuden a los residentes frente a una amenaza exterior, serán simples espectadores a menos que sean comparables en poder al menos a un Hechicero Maestro. Si los intrusos son suficientemente poderosos, la cantidad de magia de fuego usada en una batalla aquí será ciertamente Inolvidable.

Actualmente, Para colarse en el colegio sería necesaria una gran habilidad y asistencia mágica. Los muros son muy altos y la mayoría de los guardias están bien escondidos. Así, sería más fácil concertar una cita con un magister brillante y quedarse luego en el interior del colegio. En teoría, todos los hechiceros deben acompañar a sus invitados a la salida, pero en la práctica se les puede convencer de que no necesitan hacerlo. La mayoría tienen mejores cosas que hacer con su tiempo.

Una vez dentro del Colegio, casi todos pensarán que los forasteros tienen motivos para estar en allí, a no ser que lo que hagan esté obviamente fuera de lugar (como intentar forzar la cerradura de una puerta, por ejemplo). Con aplomo y precaución, un intruso astuto podría llegar casi a cualquier parte, pero de ser atrapado en el proceso las consecuencias serían fatales y rápidas.

FuentesEditar

  • Libro de ejército: Imperio (6ª Edición)
  • Warhammer Fantasy JdR: Reinos de la Magia (2ª Ed. Rol)
  • Warhammer Fantasy JdR: Los Senderos de los Malditos II - Las Agujas de Altdorf (2ª Ed. Rol)

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.