Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Colinas Áridas

5.543páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Colinas Áridas Cuenca Diablo.jpg
En Talabecland, al sur y al este de las Colinas Aullantes hay otra serie de picos de menor altura que se denominan las Colinas Áridas (Colinas Baldías en algunas traducciones), una tierra desolada donde casi no hay árboles; sólo hay franjas de tierras yermas moteados con “praderas" de densos brezales, aunque diferentes a cualquier otro. Es densa y burda, de color verde luminoso, y parece murmullar a su paso -no con el viento, sino siguiendo su propio y siniestro propósito.

Antiguamente no estaban tan devastadas como en la actualidad, y en muchos mapas antiguos del Imperio se les reconoce con el nombre de Colinas Verdes. Las Colinas Verdes estaban rodeadas de bosques y eran habitadas por las familias de fornidos leñadores. Se trataba de un refugio de tranquilidad en medio del peligroso Gran Bosque que estaba frecuentada por bestias.

Se dice que las fuerzas de la oscuridad se ofendieron ante tal remanso de paz, y ese oscuro invierno volvió a brillar la luna de Morrslieb y espió esta isla de pureza en medio del mar del oscuro bosque. La gente dice que Morrslieb, despechada por la gente que vivía pacíficamente abajo en la tierra, escupió sobre el mundo, y el fragmento de saliva actínica en el cielo de aquella noche clara que explotó sobre las Colinas Verdes y cayó en forma de una lluvia en polvo brillante. Sea lo que sea lo que cayó esa noche a la tierra, su impacto sumió en una onda destructiva que afectó a todas las criaturas vivas. Pronto la mayoría de los personas, animales y plantas del lugar murieron a causa del impacto.

Al amanecer del día siguiente, una neblina de color verde se elevó sobre las colinas. Podían distinguirse en medio de los vapores, los restos de lo que antaño fueron árboles impresionantes. No podía oírse nada en los claros y aldeas de las colinas e imperó un silencio terrible. Pero, lo peor estaba aún por llegar, ya que al día siguiente la niebla se disipó revelando un espectáculo terrorífico. Todas las criaturas vivas a las que no había matado la maldad de Morrslieb, habían quedado totalmente deformadas. Hombres y bestias habían sufrido mutaciones y se lamentaban angustiados mientras corrían alocadamente por la tierra.

Fue entonces cuando el conde Elector de Talabecland declaró una cruzada contra los mutantes de las colinas que amenazaban el área. Tras cien días de horrible masacre, el ejército de Talabecland y los Caballeros del Sol Llameante habían acabado con los que antes eran campesinos y habían purgado las tierras. Después los druidas construyeron círculos de piedra alrededor de los lugares donde impactaron los fragmentos de Morrslieb, para detener sus poderes transformadores. La "Cuenca del Diablo" es el cráter más grande dejado por el impacto del meteorito de la Piedra de la Disformidad, y actualmente está lleno de agua y rodeado por un círculo de piedras, que se recorta espeluznantemente contra el oscurecido cielo.

Sin embargo, apenas fue suficiente, pues el daño ya estaba hecho. El poder del meteorito fue más que suficiente para arruinar la tierra muchos kilómetros a la redonda. Las Colinas Verdes habían dejado de existir y, a partir de aquel momento, al lugar se le denominó las Colinas Áridas. Lo único que había quedado de pie eran unos árboles ennegrecidos y quemados. La tierra quedó maldita, y alrededor de la Cuenca del Diablo, donde aterrizó el mayor fragmento, comenzaron a aparecer seres sobre naturales.

Durante un siglo no creció nada en las colinas -ni una brizna de hierba. Pero después, poco a poco, comenzaron a aparecer aquí y allá brotes extraños, achaparrados y deformes. La hierba comenzó a cubrir las colinas de nuevo, pero se trataba de una hierba de un verde claramente luminoso, por no decir bilioso. Ahora, las colinas están vivas...

Hoy día, todo el mundo evita las Colinas Áridas salvo unos pocos, ya sean buscadores de tesoros en pos de rumores sobre oro, objetos mágicos o fragmentos de Piedra Bruja, o aquellos que creen están protegidos de la maldición. Las criaturas mutantes siguen bajando procedentes de las colinas para atacar a los incautos y a las milicias de los asentamientos que vigilan las laderas yermas que deben andar con cuidado por las criaturas que aparecen de noche.

FuenteEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Herederos de Sigmar (2ª Ed. Rol)

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar