FANDOM


Corsarios (Adrian Smith)

Los Corsarios de Arca Negra son incursores notorios al haber pasado toda la vida saqueando tierras distantes. La sociedad Naggarothi los tiene idealizados por encarnar la ambición de adquirir riquezas y gloria. Los Elfos Oscuros rapiñan a otros reinos sin ninguna clemencia, pues creen que su fuerza y astucia son toda la justificación necesaria para esos saqueos. Pero algunos de ellos han hecho de estas fechorías todo un arte, dada su obstinación por masacrar a cualquiera más débil que ellos.

DescripciónEditar

Corsarios Elfos Oscuros 7ª Edición
Cuando Malekith intentó destruir el Gran Vórtice de Ulthuan, la explosión mágica provocó que la mayor parte de Nagarythe se hundiera bajo el mar. Para salvar lo que pudieron de la devastación, Malekith y sus hechiceros lanzaron hechizos sobre las ciudadelas, de manera que quedaron flotando por encima de las furiosas olas. Algunas de ellas se convirtieron en los cimientos de las ciudades de los Elfos Oscuros; muchas otras siguen vagando por los océanos y mares del Viejo Mundo, al mando de corsarios hambrientos de masacres y saqueos, llevando a cabo misteriosas misiones por orden del Rey Brujo, o atacando los pueblos costeros para capturar esclavos.

Estas Arcas Negras son el hogar de miles de Corsarios, guerreros veteranos que han pasado toda su vida saqueando las tierras de otros. Cuando una flota de los Elfos oscuros llega a una costa extranjera y desembarcan sus tropas de incursión, en primera línea siempre avanzan uno o más regimientos de corsarios. Estos mortíferos caballeros de a pie han jurado obedecer ciegamente las órdenes del capitán del Arca Negra, aunque les ordene cometer los ordenen cometer los crímenes más abyectos o los actos más repugnantes. Estos corsarios también forman las tripulaciones de otras naves, luchan a bordo de torres construidas en los lomos de dragones marinos y dragones infernales que se han convertido muy populares en los puertos de Naggaroth.

Imagen Corsarios Elfos Oscuros

Los corsarios son muy respetados en la sociedad de los Elfos Oscuros por su audacia y valentía. Las tripulaciones de las Arcas Negras personifican la necesidad de un Elfo Oscuro de ganar riquezas y gloria sin importar el coste. Durante años, los corsarios se dedican a saquear los mares, buscando el reconocimiento de los suyos y consiguiendo bastantes esclavos y riquezas para convertirse en príncipes. Convertirse en un corsario supone un gran honor para los Druchii y, además, es una magnífica oportunidad de ganar fama y riquezas durante sus incursiones, pues una décima parte del botín capturado va a manos del corsario, cuatro décimas partes del mismo se las queda el capitán y el resto pasa a engrosar el tesoro del Rey Brujo.

Es una vida dura y peligrosa la de las flotas incursoras, pero un viaje de una década llevado a cabo con éxito (se trata de un tiempo comparativamente corto, ya que los Elfos viven centenares de años) puede proporcionar riquezas suficientes para que un Capitán y su tripulación regresen cargados de tesoros con los que la mayoría de habitantes de las ciudades no pueden siquiera soñar, y que gracias a esto incluso pueden conseguir un puesto en la corte de Malekith o un matrimonio con alguien de una de las dinastías poderosas que gobiernan las seis ciudades de Naggaroth. Por tanto, no es raro que una flota corsaria pase años asolando tierras extranjeras, y solo vuelva a casa cuando sus bodegas rebosan de esclavos y botín.

Corsarios con prisionero por Dave Gallagher

Como acostumbran a pelear en las cubiertas de las naves, sobre los masteleros, en dársenas atestadas o en las calles serpenteantes de una ciudad costera, saltando de un mástil a otro o de un tejado a otro con una habilidad asombrosa para la acrobacia, los Corsarios de Arca Negra prefieren utilizar equipo de combate ligero que les den ventaja en el cuerpo a cuerpo, que no limite su libertad de movimientos, ya que si el Arca Negra es atacada en alta mar, normalmente son ellos quienes deben efectuar los abordajes. Los Corsarios llevan una gran variedad de armas como alfanjes, dagas de puño y cuchillos serrados, que usan igual de bien con una mano u otra o con dos al mismo tiempo. Algunos corsarios prefieren usar una pistola-ballesta; se trata de un arma compacta que se usa con una mano y que, aunque carece del alcance de un arma más grande, es igual de mortífera a corto alcance. Los corsarios también pueden equiparse con un buen repertorio redes de alambre, látigos, ganchos, cadenas y cosas similares. Tales herramientas son útiles para afianzarse al costado de un bajel, pero también para atrapar a las víctimas que tratan de escapar y arrastrarlas de vuelta para ser rebanadas, desmembradas o cualquier otro destino terrible.

A los Corsarios no les gusta utilizar escudos y armaduras de metal, ya que consideran que son pesados y representan un estorbo en los salvajes y desorganizados combates en los que normalmente deben tomar parte. En vez de eso, prefieren protegerse con las resistentes pero considerablemente ligeras capas confeccionadas con las escamas de los dragones marinos empleados en la flota de los Elfos Oscuros.

MiniaturasEditar

  • 7ª Edición.
  • Grupo de mando de 6ª Edición.
  • 6ª Edición.
  • corsarios 4ª edición

ImágenesEditar

  • Terror ReptanteIr a Terror Reptante
  • Banda del KrakenIr a Banda del Kraken

FuentesEditar

  • Libro de Ejército: Elfos Oscuros (4ª Edición).
  • Libro de Ejército: Elfos Oscuros (6ª Edición).
  • Libro de Ejército: Elfos Oscuros (7ª Edición).
  • Libro de Ejército: Elfos Oscuros (8ª Edición).