Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Dazh

5.535páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Dazh.jpg

Dios del Fuego y el Sol

Dazh es uno de los tres dioses de Kislev. Fue Dazh el que quitó el secreto del fuego al sol para ofrecérselo a los ancestrales jefes guerreros de las tribus humanas. Sin el fuego de Dazh los largos inviernos serían fatales, por lo que continuamente se hacen ofrendas y plegarias a este dios.

Según la historia, cuando se creó el mundo, estaba todo cubierto de oscuridad y hielo. Dazh vio esto y se apiadó del hombre. Montó sobre su gran caballo y cargó con el fuego a través del cielo, dando luz al mundo. Tras esto, Dazh regresó a su palacio dorado en el cielo al este para descansar, pues el viaje fue muy largo y agotador. Pero vio que la gente de debajo tenía frio y miedo sin su fuego, sin embargo, no podía cabalgar de nuevo hasta que su caballo estuviese descansado. Así que Dazh dio el regalo del fuego a la humanidad, para que pudiesen tener algo de su luz todo el tiempo.

Dazh suele representarse como un apuesto joven de largos cabellos dorados y ojos resplandecientes, y con su cuerpo envuelto en llamas. Resulta una visión tan bella, brillante y turbadora que nadie puede mirarle directamente sin quedar cegado por su apariencia divina. Así, si Dazh necesita comunicarse, envía a sus pájaros de fuego o los Arari como mensajeros. Los Arari son poderosos espíritus consorte de fuego que moran en el palacio dorado de Dazh y suelen combatir en los cielos del Norte. Cuando no le está sirviendo, a menudo bailan para divertir a su dios, creando un espectáculo lleno de color en el cielo del norte.

Dazh es el más amable de todos los Dioses de Kislev y el más preocupado por el bienestar del hombre. A cambio, da un gran énfasis al comportamiento apropiado. En tierras más civilizadas gobierna en el corazón de los hombres y también actúa como patrón de los huéspedes y los necesitados. La hospitalidad es causa de seguridad en una casa; una mala hospitalidad se reflejará en hogueras que no se encienden o tejados en los que aparecen goteras. Los seguidores de Dazh son los más dedicados de todos los sacerdotes Kislevitas, y su religión es la más formalizada.

SímboloEditar

Los dos símbolos más comunes de Dazh son el sol y la llama. Ocasionalmente, se usan descripciones de pájaros de fuego o Arari, pero solo en los alardes más ornamentales. El oro es el metal sagrado de Dazh, y los sacerdotes más devotos y de mayor rango lucen joyas y amuletos de este metal para demostrar su adoración hacia su Dios. Este aspecto compartido no causa confusión con los símbolos de Ursun, ya que sus sacerdotes solo llevan partes de osos chapadas en oro.

TemplosEditar

Los templos consagrados a Dazh son grandes estructuras circulares completamente abiertas al cielo, como una arena,para que sus seguidores rindan culto al dios del cielo bajo el que habitan. Es importante homenajear al Dios del sol a plena vista de su majestuosidad.

En el centro del círculo hay una estatua del Dios y un pozo de fuego o brasero, por lo que en la mayoría de templos nunca se permite que haga frio. En las ciudades, estos templos pueden tener un centenar de metros de diámetro, ostentando una inmensa estatua dorada que representan a su dios junto a cientos de braseros de bronce encendidos y pozos de fuego en los que se queman coronas de incienso y cuyo humo no dejan escapar.

Área de cultoEditar

Cada stanitsa tiene un sacerdote de Ursun, pero cada casa muestra un símbolo de Dazh. Esta reverencia es sostenida tanto en la oblast como en las ciudades. Solo los extranjeros más desagradables vivirían en una casa sin una marca de Dazh sobre la chimenea. Por supuesto, el cumplimiento de todos los rituales y preceptos varía. La naturaleza de Dazh cambia, también. En el norte, es visto como un gran salvador cuya adoración puede ser un asunto de vida o muerte. En el sur, el es más una figura de hospitalidad que del fuego. Cada ciudad, pueblo, y stanitsa tiene una capilla a Dazh. Sus días sagrados son obedientemente celebrados por toda la nación, y sus sumos sacerdotes tienen un considerable poder político debido a la ubiquidad de su fe.

TemperamentoEditar

Dazh es un Dios amable solo según los valores Kislevitas. Se podría decir que es como un príncipe, a veces generoso, pero que está por encima de la gente, y es duro con aquellos que fallan al vivir según sus leyes. Puede ser caprichoso: gobernar sobre el cielo es su principal preocupación, y solo puede atender a los problemas del hombre cuando tiene tiempo. A veces, las hogueras se apagan en las nevadas o se han consumido. Igualmente, viaja al otro lado del mundo cada año para repartir su amor alado, permitiendo a los Humanos sobrevivir lo mejor que puedan.

Amigos y enemigosEditar

Dazh se lleva bien con los otros Dioses y su culto convive junto a otras de las principales religiones del Viejo Mundo. Ursun y sus hijos duermen cuando Dazh se va y se despiertan para celebrar su retorno. El hacha de Tor es afilada con la ayuda del fuego de Dazh. Dazh es tan agradable que algunos de los que siguen a Ursun y Tor lo consideran débil. Por supuesto, ellos no dicen tales cosas cuando la noche se cierne, y el pedernal no quiere soltar chispas.

La única excepción para la simpatía de Dazh es con Ulric. Como Dios del invierno, muchos seguidores de Dazh lo ven como un enemigo o rival, y existe una desconfianza mutua entre ellos y los adoradores de Ulric. Otros enseñan que Dazh no debe preocuparse de Ulric, pues es un Dios de asuntos terrenales, mientras que Dazh es un Dios del cielo.

PreceptosEditar

  • Ofrece siempre tu hospitalidad a aquellos que la piden, incluso a los extranjeros y enemigos. No dejes a nadie al amparo del frío.
  • Nunca dejes un fuego apagarse durante la noche. Muchos interpretan este precepto como nunca deja un fuego sin atender.
  • Nunca enciendas un fuego en una chimenea que esté sucia.
  • Ofrece sacrificios y plegarias a Dazh la mañana en la que caiga la primera nevada del año, así el regresará con premura.

El Culto de DazhEditar

El Culto de Dazh es el más organizado de todos los cultos Kislevitas, incluso si esto es tan impresionante como el Enano más alto o el Kurgan menos feo. La mayoría de stanitsas tienen un templo, liderado por un alto sacerdote llamado “observador”. Los observadores pueden tener varios ayudantes, y por debajo de ellos están los jóvenes iniciados. En una stanitsa pequeña, el observador puede ser ayudado por solo dos o tres fieles; en las ciudades, un templo a Dazh puede albergar a un centenar de hombres. Esta disparidad es perfectamente natural ya que, cuanto más grande la ciudad, mayores son los deberes, y el más importante de los cuales es cuidar del templo.

Le corresponde a los iniciados jóvenes de asegurarse de que ninguno de los fuegos del templo se apaga, y muchos cultistas jóvenes de Dazh se han ensimismado y dormido vigilando su llama asignada. En las stanitsas pequeñas, las llamas eternas no pueden ser posibles, así que el fuego principal es apagado por la noche y vuelto a encender por la mañana, una práctica que no expresa irrespeto.

El culto tiene muchos deberes más allá de mantener los fuegos del templo, por supuesto. Las oraciones deben  ofrecérsele a Dazh al alba y al anochecer quemando incienso para agradecerle por su viaje y desearle un buen descanso. Esto es hecho normalmente en el templo, pero los sacerdotes itinerantes pueden hacerlo sobre cualquier fuego.

Dazh no necesita ningún cumplimiento particular para aquellos que no sean de la fe. Sin embargo, pide respeto hacia su regalo, y como resultado, sus seguidores son algo así como guardianes del fuego. Ellos caminan a través de sus stanitsas o vecindarios por la noche, asegurándose de que ningún fuego se ha dejado desatendido. Vigilan la construcción de pozos de fuego y hogueras y se aseguran de que los suministros de madera permanecen secos. Sin el Culto de Dazh, es posible que muchas stanitsas hubiesen ardido hasta los cimientos hace tiempo.

Órdenes SagradasEditar

El Culto de Dazh no tiene órdenes sagradas. En lugar de eso, es una gran jerarquía en la que los sacerdotes del templo de Kislev están en lo alto de esta. La mayoría de seguidores de Dazh dan mucha importancia a esta jerarquía, y emplean mucho tiempo y atención trabajando para asegurarse de que la gente adecuada es nombrada en ciertos puestos. Sin embargo, el Culto además posee una orden laica de lanceros. Llamada la Rota del Amanecer, son empleados como guardias de los templos de Dazh contra los saqueadores Kurgan y Hombres Bestia. Además actúan como guardaespaldas para miembros de alto rango del sacerdocio. Los miembros de la Rota del Amanecer son seleccionados de las rotas alrededor de la capital sureña. Así pues, estos caballeros tienen una, generalmente merecida, reputación de no saber mucho sobre supervivencia en la oblast.

Expresiones de DazhEditar

  • “Mirando a Dazh”: No viendo por dónde vas o ser pillado por sorpresa.
  • “Desde la primera cabalgadura de Dazh”: Algo muy viejo, o que parece que haya estado siempre. Además “Hasta la última cabalgadura de Dazh,” significa “hasta el final del mundo.”

Personajes destacadosEditar

El observador actual en la capital de Kislev es un ser entrometido, paranoico, escuálido y pálido con el nombre de Macks Tanei. El Observador Tanei está paranoico con dos cosas: no hacer las cosas bien en nombre de Dazh y ser asesinado o depuesto por asistentes celosos. Para combatir lo primero, ha creado una vasta colección de nuevas leyes con respecto a la iluminación del fuego, y tanto él cómo sus ayudantes han sido vistos a menudo paseando por la población para asegurarse de que estas leyes se cumplen. Y para combatir lo segundo, Tanei ha acusado a casi todo el mundo de conspirar contra él, distanciando a cualquier aliado que pudiese tener. No es, sin embargo, probable que sea asesinado; la política en el culto raramente es tan extrema, y la mayoría espera que muera muy pronto por el estrés que se causa a sí mismo.

La Zarina también emplea a un sacerdote de Dazh dentro de palacio, posiblemente para reducir la necesidad de reunirse con el Observador Tanei. Aunque Katarin mantiene contacto regular con el Culto de Ursun, la necesidad de mantener su hogar significa solo que el Culto de Dazh tiene un representante en el Palacio de Hielo. Fredrek Solzeyn es el ayudante actual de la Zarina. Es un hombre taciturno y diligente que ha servido al difunto padre de la Zarina. Se cree que la Zarina confía enormemente en él, pero hasta ahora, Solzeyn no ha usado esto para su beneficio o el de cualquier otro.

Días SagradosEditar

Los adoradores de Dazh consideran todos los días del año festivos y dan las gracias cada mañana a su dios mientras sus llamas se levanta de su lecho de carbones de la chimenea para hacer el desayuno, y vuelven a darle las gracias cada noche mientras los carbones se extinguen cuando la casa o templo se va a dormir

Los mayores días sagrados son el primer y último día de nieve del invierno, cuando Dazh es despedido y bienvenido de nuevo de su viaje al otro lado del mundo, así como el solsticio de verano. El solsticio de verano es el día más sagrado de todo el año y es señalado a lo largo de todo Kislev, pues en este día el dios sol brilla durante mucho más tiempo del habitual. En el solsticio, el poder de Dazh está en su culmen, y emplea la mayoría del tiempo haciendo brillar su fuego sobre el mundo. Para celebrarlo, se enciende una gran pira y se incineran sacrificios animales sobre esta, normalmente bueyes, caballos, o cadáveres de alces. En la capital, se mata a una docena de cabezas de ganado para la pira. Los fieles además colocan piezas de pergamino con oraciones y plegarias especiales a Dazh para interceder en su nombre. Como rey del cielo, tiene conexiones con todos los Dioses y por eso se le piden cosas tales como buenas cosechas, buena salud, o incluso amor y riqueza.

En los más lejanos confines del norte, este ritual aún existe en su forma original, con un sacrificio Humano en vez de animal. Normalmente, la víctima es una chica soltera, porque ella no puede crecer hasta convertirse en un guerrero y aun no está al cuidado de niños. A pesar de ser un evento triste, no es visto como malvado de ninguna manera, pues sería mucho peor provocar que Dazh para que esconda su rostro y la stanitsa entera muera por congelación.

FuentesEditar

  • Suplemento: Kislev (6ª Edición).
  • Warhammer Fantasy JdR: Realm of the Ice Queen (2ª Ed. Rol)

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar