Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Dragón Fuegodisforme

6.037páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Warpfire Dragon by moonskinned.jpg

Los Dragones Fuegodisforme son miembros de una rara, torcida y malformada rama de la raza de los Dragones.

Aunque afortunadamente su avistamiento en el Viejo Mundo son escasos, los Dragones Fuegodisforme son criaturas detestables y destructivas. Sus cuerpos largos y calcinados no paran de retorcerse y ondular, lanzando perturbadores y feroces llamaradas mientras se mueven, pues nunca están del todo quietos, ya que están constantemente temblando y estremeciéndose como si estuvieran siendo eternamente atormentados por cuchillas invisibles.

Sobre sus escamosas pieles tienen incrustados cristales extraños y cada uno de ellos posee su propia aflicción, presentando pequeñas deformidades en las extremidades, púas y coloraciones que indican sus orígenes exóticos y corruptos, mientras que sus bocas están llenas de hilera tras hilera de dientes dentados que gotean saliva cáustica con la que pueden destrozar a sus presas.

El mismo aire que hay alrededor de los Dragones Fuegodisforme palpita con poder contaminado, marchitando plantas y quemando el propio suelo sobre el que posan sus garras. Estas viles criaturas se deleitan destruyendo y mutilando a sus enemigos con explosiones fuego de disformidad que exhalan de la ardiente maraña de energías ruinosas que bulle dentro de sus cuerpos. Incluso la mera proximidad de esto puede llegar a matar. Cuando son llevados a la batalla, la energía atrapada dentro de estos dracos es liberada sobre aquellos lo bastante tontos como para acercarseles, dejando tras de sí nada más que una carcasa ardiente. Cuando es expulsado, su aliento no es como el de ningún otro Dragón, sino que parece más una ráfaga de brillantes relámpagos rojos y negros que calcinan a sus víctimas, siendo capaces incluso de incinerar a criaturas etéreas y otros seres mágicos.

Los Dragones Fuegodisforme alimentan sus destructivos poderes y mantienen sus torturadas formas devorando Piedras de Disformidad, convirtiendo sus cuerpos en enormes recipientes de poder arcano. Sólo la poderosa constitución de un Dragón es capaz de soportar el efecto de tanta energía concentrada y su mancha caótica sin terminar reventando; aunque muchas veces tras su muerte, al quedar toda esta energía completamente fuera de control, da como resultado que estos dragones tengan un espectacular y llameante final, en forma de furiosa explosión que arrasa la tierra a su alrededor.

La escasez de Piedra de Disformidad en el Viejo Mundo conduce frecuentemente a que los Dragones Fuegodisforme entren en conflicto con los Skavens, asaltando sus fortalezas y excavando en sus madrigueras para llegar a los depósitos donde almacenan esta contaminada piedra, aunque algunos buscan a los habitantes de los Desiertos del Caos o en las tierras infestadas de muertos inquietos en busca de presas, o al menos devorar a las propias criaturas contaminadas con magia corrupta para sostenerse. Es también por la promesa de obtener Piedra de Disformidad por la que los hechiceros más desquiciados y arrogantes se atreven a negociar con los dragones Fuegodisforme para que presten su poder en la batalla, ya que se dice que estas bestias son demasiado quijotescas y rebeldes incluso para ser controlados por los pergaminos de vinculación más poderoso.

Su antinatural apetito revelan su verdadero origen, los destructivos Desiertos del Caos del sur, una región legendaria habitada por Demonios y llena de fragmentos de piedras de disformidad fruto del nacimiento de Morrslieb. Nunca se ha avistado a uno de estos dragones (al menos, por ninguno que haya sobrevivido) que rivalice con el enorme tamaño de los Dragones Emperador del Viejo Mundo, aunque tales criaturas monstruosas pueden existir en algún lugar de los desconocidos e ignotos desiertos australes. De hecho, algunos mitos de la lejana Catay hablan de "Dragones Demoníacos" procedentes del sur, que quizás pueda tratarse de estas criaturas.

Algunos eruditos teorizan que en alguna región arrasada, lejos de la presencia y el conocimiento del hombre, puede estar dominada por estos grandes dracos, donde crecen hasta alcanzar proporciones gigantescas gracias a la abundancia de Piedra Bruja, capaces de rivalizar en tamaño con el legendario Kalgalanos el Negro. Si esto fuera cierto, esto explicaría por qué muchos de los Dragones Fuegodisforme más jóvenes realizan arduas y largas migraciones hacia el Viejo Mundo, escapando de una tierra gobernada por estas criaturas aterradoras y poderosas.

MiniaturaEditar

FuenteEditar

  • Warhammer Forge: Monstrous Arcanum.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar