Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

El Duque Rojo

5.865páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Portada Duque Rojo por Cheol Joo Lee.jpg

La historia del Duque Rojo es muy antigua y conocida por todas las tierras de Bretonia. Se narra de forma diferente, con distintos detalles, y en algunas de estas narraciones el Duque Rojo es un villano sin corazón, en otras una víctima trágica. Los juglares bretonianos utilizan toda clase de aspavientos y lenguaje recargado para sus canciones y relatos, con lo que resulta del todo imposible separar la realidad histórica de las florituras lingüísticas. Pero más o menos la historia es como sigue.

El Duque de AquitaniaEditar

En la época de las Cruzadas, durante el reinado de Louis el Honrado, el decimoquinto Rey de Bretonia, los árabes, liderados por el Sultán Jaffar, conquistaron Estalia y amenazaron la libertad del resto del Viejo Mundo.

Repletos de una justa ira, los caballeros de Bretonia se reunieron para expulsar a los invasores. Entre estos caballeros estaba el Duque de Aquitania: un hombre poderoso y bien parecido, muy conocido como uno de los caballeros con más arrojo en la tierra. Cuando los nobles hijos de Bretonia levantaron sus espadas contra el infiel, él fue el primero entre ellos, siempre preparado para proteger el honor de Bretonia.

Durante la guerra que acabó por liberar el reino de Estalia y llevó al corrupto reinado de Jaffar a su fin, él consiguió una gran fama. Una gran cantidad de canciones fueron compuestas sobre sus victoriosas batallas contra los guerreros del Sultán. Hasta que llegó el desastre.

Durante el asedio de Lashiek, después de abrir brecha en las murallas, el Duque de Aquitania desapareció y se le creyó desaparecido. Durante días los rumores sobre su destino se extendieron por el campamento cruzado hasta que finalmente fue encontrado, gravemente herido y delirante, pero vivo. Los leales seguidores del Duque le cuidaron, y aun cuando entró en coma no le abandonaron. Regresaron a Bretonia y a sus hogares, a través de ardientes desiertos y emboscadas de Orcos y Skavens, portando a su señor en una litera.

Finalmente, en 1454, llegaron a su hogar, y allí tendieron a su señor esperando su muerte. La tristeza se abatió sobre el castillo cuando finalmente el Duque sucumbió a la fiebre. Sus caballeros le lloraron y prometieron servirle más allá de la muerte, palabras que serían su perdición en los difíciles tiempos que se avecinaban. Le enterraron en el castillo de acuerdo con la costumbre de aquellos tiempos y entonaron cánticos por su alma durante la noche.

El nacimiento del Duque RojoEditar

El Duque Rojo por Des Hanley.JPG

Tres días permaneció en la tumba, y entonces, según relatan los narradores amantes de clichés, llegó una oscura y tormentosa noche como no hubo otra en Aquitania. Entre el clamor de los truenos y el destello de los rayos, se levantó de su ataúd de piedra. No como el Duque de Aquitania, campeón del Rey, sino como un vil vampiro, mancillado por su terrible experiencia.

Nadie supo cómo pudo haber ocurrido esto, pero tenían otras preocupaciones más inmediatas. En unas pocas y terribles horas mató a todos los habitantes del castillo y posteriormente los levantó de su prematura muerte con su recién adquirido poder. En poco tiempo tenía un gran ejército de No Muertos, y así comenzó su demoníaco reino de terror.

En un corto espacio de tiempo los plebeyos rechazaron utilizar su verdadero nombre y empezaron a conocerle como el Duque Rojo como consecuencia de su sed de sangre y el color de su armadura y sus actos. Miles de refugiados huyeron en dirección Norte para buscar la ayuda y la protección del Rey. Cuando éste tuvo conocimiento de los hechos ocurridos en Aquitania, reunió un poderoso ejército y fue al encuentro de su antiguo vasallo.

El Duque Rojo, receloso de el poder del Rey, buscó la ayuda de la Guardiana de la Torre de Hechicería. La Torre era una antigua y ruinosa edificación abandonada por los Altos Elfos, levantada en una ubicación de gran poder. Su Guardiana, Isabeau, era ampliamente conocida como la más poderosa Hechicera de Aquitania. El Duque Rojo le ofreció una alianza: juntos podrían derrotar al rey y dividirse el reino de Bretonia. Isabeau lo rechazó ya que vio al Duque Rojo como lo que era, un monstruo inhumano del reino de los No Muertos, y partió para reunirse con el contingente del Rey.

La Primera Guerra de AquitaniaEditar

Red duke.jpg

La cataclísmica batalla se libró en los campos de Ceren. Poco se recuerda de esta batalla en la que las terribles hordas de No Muertos, todavía vestidos con la librea de Aquitania, lucharon con la nobleza de Bretonia. Basta decir que ninguna de las criaturas de los No Muertos pudo resistir el embate del Rey y de los Caballeros del Grial que sin temor cargaban contra los difuntos. La Guardiana de la Torre, con todo su poder y sabiduría, recitaba los mortales hechizos que el Duque Rojo intentaba tener en su bando. Finalmente los dos antiguos amigos se encontraron, el Rey y su campeón. La batalla se alargó durante una hora, pero la Dama del Lago estaba con el Rey de Bretonia y juntos ganaron. El cuerpo del Duque Rojo fue atravesado por la lanza del Rey infligiéndole un golpe mortal que selló el destino de su indescriptible ejército. Sus seguidores fueron dispersados, su castillo arrasado hasta los cimientos y se echó sal bendecida por los Caballeros del Grial por las dispersas ruinas.

Isabeau informó al Rey que debía quemar los restos del vampiro, pero aquel no pudo soportar la visión del profanamiento del cuerpo de su antiguo campeón. Muerto, el Duque Rojo tenía nuevamente su aspecto anterior. Sus rasgos eran nobles y pacíficos otra vez, y parecía estar a salvo de su maldición. El Rey ordenó que se construyera una gran tumba para su antiguo amigo y que fuera sellada con la marca del Grial para honrar al caído. Después dio instrucciones para que el verdadero nombre del Duque Rojo fuera borrado de todos los registros de forma que la terrible vergüenza fuera olvidada y los parientes del Duque Rojo no tuvieran que vivir constantemente con el recuerdo de la maldad que en cierta ocasión estuvo ligada a su nombre.

Una tumba sin reposoEditar

Duque rojo dibujo antiguo.png

Pero el Duque Rojo no estaba muerto. Su cuerpo podría haber sido atravesado por la lanza del Rey, y su voluntad destrozada por el poder de la Guardiana de la Torre, pero ya había hecho planes para este caso. Parte de su ser había sido sellado en el interior de una joya carmesí, formada por la sangre de inocentes y Magia Oscura. Fueron muchos los años que necesitó para regenerar su maltrecho cuerpo, pero finalmente se puso en pie una vez más y se preparó destrozar las puertas de piedra de su tumba. Pero los símbolos del Grial y los sellos mágicos que la Guardiana grabó en las inmensas puertas no permitieron que el Duque Rojo saliera.

Durante incontables años le inundó la furia, dentro de la tumba que se había convertido en su prisión, pero sin ningún tipo de resultado: cada vez que intentaba abrir las puertas de la tumba con su desmesurada fuerza, las sagradas runas y sellos mágicos le ardían en las manos. Lanzó gran cantidad de hechizos para liberarse y usó toda su astucia para invocar terribles criaturas de más allá del límite de la muerte para que le ayudaran, pero nada pudo mover las puertas. Los sellos era demasiado poderosos.

Aunque la joya roja preservó la antinatural vida del Duque, su hambre por la sangre de los vivos creció hasta que le condujo a un profundo foso de locura del que no había retorno. Solamente podía gritar su rabia a la sorda piedra y jurar venganza. Así permaneció durante siglos, y la gente gradualmente olvidó la demoníaca leyenda del Duque Rojo, hasta que un día, en el año 1932, fue liberado por el nigromante Renard, que tenía la ilusa esperanza de someter a su voluntad al antiguo No Muerto. En vez de ello, acabó sirviendo al Duque Rojo.

La Segunda Guerra de AquitaniaEditar

Duque Rojo Wrath of Heroes por Jhonli.png

En los siglos que habían trascurrido, una nueva familia había heredado el gobierno de Aquitania, y el nuevo Duque, Gilon de Aquitania, había construido un castillo en las ancestrales tierras del Duque Rojo. Lleno de envidia y paranoia, el Duque Rojo aterrorizó a los habitantes de Aquitania y bebió sangre bretoniana. Levantó un ejercito de No Muertos para arrebatar el poder a su usurpador.

Una vez más, en los Campos de Ceren se enfrentaron los caballeros de Bretonia a la hueste No Muerta del Duque Rojo. Igual que ocurriera en el pasado, el ejército bretoniano resultó ser más fuerte y los soldados No Muertos fueron arrojados de vuelta a sus tumbas. Pero en esta ocasión, el Duque Rojo era demasiado poderoso para poder destruirlo, y mató a docenas de valientes caballeros antes de galopar hacia las ramas sombrías del Bosque de Chalons para escapar de la persecución.

El folclore de Aquitania está lleno de historias acerca de un caballero oscuro que acecha en las noches sin luna para alimentarse de los vivos; es el Duque Rojo, que un día volverá en pos de venganza contra los señores de Bretonia.

Objetos mágicosEditar

  • Espada de Oro Fulgurante: El Duque Rojo tomó esta espada de un Emir de Arabia al que derrotó en combate singular.
  • Armadura de la Sangre: El Duque Rojo está equipado con la Armadura de la Sangre, una armadura que posee poderes místicos.

MiniaturaEditar

ImágenesEditar

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Condes Vampiro (7ª Edición).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar