Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

El Retorno de Karl Franz

5.536páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Nagash Gran Nigromante retornado Fin de los Tiempos.jpg

El Fin de los Tiempos

El trasfondo que puedes leer en esta sección o artículo se basa en la serie de libros de campaña y novelas de El Fin de los Tiempos, que recientemente ha sustituido la línea argumental de La Tormenta del Caos

Archaon Señor del Fin de los Tiempos.jpg

Karl franz medio cuerpo.jpg

Karl Franz con Ghal Maraz

El centinela tatuado estaba tirado junto a su hoguera, borracho de cerveza y recuerdos de masacres. No hizo sonido alguno salvo un quejido cuando la punta de la espada se deslizó en su corazón. El asesino cogió el cuerpo del norteño con su brazo bueno y bajó el cadáver al suelo. El hombre sintió un dolor agudo cuando lo hizo, pues el esfuerzo tironeó de la profunda herida en su pecho.

El hombre hizo una mueca. Sabía que tenía suerte de estar vivo, que la magia de su amuleto era lo único que mantenía latiendo a su corazón. Aun así, podía sentir los roces de los huesos en su pecho y el movimiento irregular de un pulmón herido. Su brazo izquierdo estaba roto en al menos dos lugares, y palpitaba contra la férula improvisada.

Sin embargo, su mayor golpe de fortuna fue no haber sido descubierto entre la carnicería. Tendría que haber sido encontrado, pero los norteños amaban el saqueo tanto como cualquier raza, y habían visto mayores beneficios en Heffengen que entre los muertos del campo de batalla. La ciudad todavía ardía en la distancia, y los aullidos bestiales danzaban entre las llamas mientras otro bastión de la civilización caía en la oscuridad. El hombre sintió que su ira crecía y sacudió la cabeza para despejarse. Pronto llegaría el amanecer, y con este los primeros norteños se moverían debajo de sus pieles. Tenía que haberse marchado para entonces.

El hombre se abrió paso a través de la horda dormida, refugiándose al socaire de las tiendas de campaña y los montones de muertos purulentos a la espera de la hoguera. Perros monstruosos dormían junto a sus amos, moviendo sus espinas y púas con cada respiración soñolienta. Ante estos el hombre dio un gran rodeo, pues sabía que tales bestias raras veces dormían profundamente; su única esperanza era que su propio olor se perdiera entre la peste del campamento. Al final, en mitad del destrozo de un bosquecillo talado para leña, el intruso encontró lo que estaba buscando.

El grifo estaba sujeto por cadenas y anclado por grandes estacas de madera clavadas en el suelo. Permanecía inmóvil salvo por el aumento y caída rítmicos de su poderoso pecho. La criatura dormía, o parecía hacerlo. Incluso en la oscuridad, el asesino podía ver que el plumaje del grifo tenía costras de sangre, provocadas por las lesiones que habían causado su captura, y por cortes más recientes allí donde los norteños le habían provocado con sus espadas o lanzado a sus mastines por diversión.

Bordeando las cenizas de una fogata y los brutos cubiertos de pieles desplomados alrededor de ella, el intruso se movió rápidamente hacia un costado del grifo y pasó su mano por el flanco de la bestia. Un ojo amarillo parpadeó antes de abrirse, mostrando una pupila brillante que se enfocó cuando le reconoció.

"Despierta, viejo amigo", susurró Karl Franz. "Tú y yo aún tenemos trabajo que hacer, si aún tienes la fortaleza para ello".

El grifo silbó indignado y revolvió sus plumas, haciendo que el Emperador sonriera por primera vez en muchas horas. Entonces, presa de un propósito repentino, Karl Franz golpeó con su Colmillo Rúnico la cadena más cercana. Detrás de él, uno de los perros se agitó, despertó y empezó a aullar...

La Batalla de Heffengen
Prefacio | Contendientes Prefacio | Conflictos Morales | La Muerte de un Traidor | Contendientes | Batalla | La Reiksguard a Prueba | Un Nuevo Maestro | Cara a Cara con la Muerte | El Retorno de Karl Franz

FuenteEditar

  • The End Times I - Nagash.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar