Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

El Señor del Mar Aislinn y la Guardia del Mar

5.515páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

El hedor de la horda de Orcos y Goblins era casi abrumador
High elves.jpg
y Eolaran tuvo que contener la bilis en su garganta. Junto a su regimiento de guardia del mar se amontonaban tres veintenas de cadáveres enormes de guerreros orcos que habían matado y que apestaban a sangre, barro y asaduras. A su alrededor, los guerreros de su regimiento rápidamente habían guardado sus lanzas y sacado sus arcos antes de descargar una lluvia pesada de flechas sobre los Goblins distantes. Toda la línea de batalla de los Altos Elfos avanzaba lentamente hacia los pieles verdes mientras los expertos soldados de Ulthuan demostraban ser un gran rival ante la brutalidad indisciplinada de los Orcos. En el flanco extremo derecho, un gran grupo de Orcos a lomos de jabalíes sedientos de sangre, amenazaba con aplastar a varios de los regimientos de lanceros; pero, tal y como los soldados de la milicia habían previsto, el Señor Aislinn había cargado contra ellos a lomos de su feroz dragón azul y blanco. Con grandes llamaradas exhalando de su boca de colmillos y afilados, la poderosa bestia había arremetido contra los Orcos y los pocos que habían sobrevivido huían presos del pánico

Las formaciones distantes de Goblins disparaban ocasionalmente andanadas de flechas cortas y negras a los Elfos que avanzaban, pero no suponían una amenaza ante la habilidad de los arqueros altos elfos cuando estos devolvían el fuego. A esta distancia, sólo las máquinas de guerra enemigas amenazaban a la guardia del mar. Un disparo de virote desafortunado había ensartado a dos guerreros de Eolaran y varios yelmos plateados habían sido sepultados por un lanzapiedroz. Eolaran oyó que el Señor Aislinn daba la orden de avanzar y como si de un solo ser se tratase, las filas empezaron a moverse a un paso lento y mesurado. Los Jinetes de Ellyrion iban a la cabeza del ejército, apartando a los Orcos allí donde los yelmos plateados o los príncipes dragón no llegaban. En el flanco izquierdo, los misteriosos maestros de la espada luchaban cuerpo a cuerpo contra una ingente horda de Orcos ataviados con una armadura de color negra.

¡Adelante hermanos!, exhortó Eolaran a la guardia del mar. El bloque cargó a los Orcos como uno solo. Por encima de sus cabezas, volaba una lluvia de flechas y virotes y Eolaran sintió que su corazón se alzaba. !Los Asur iban a la guerra y ningún enemigo podría interponerse!.

Fuente.Editar

  • Libro de Ejército: "Altos Elfos" 7ª Edición.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar