FANDOM


Elemental Encarnado de Fuego
"...Así fue cómo acabé con el tren de artillería del Capitán Santos cuando el ejército asaltó la fortaleza de granito de Kerbrus el Segador. Durante siete días sacudimos las murallas y la puerta con balas, y el polvo era tan espeso en el aire que todo el mundo estaba cubierto de gruesas capas mugrientas de gris. Pero cuando se despejaron las grandes nubes, las puertas seguían alzándose firmes, y las murallas estaban machacadas, pero sin brecha. Fue entonces cuando, con gran pesar, el general convocó a Albrecht, el Mago Brillante, tras nuestro fracaso. El mago prendió una enorme pira ante el ejército, y puso a sus acólitos a cantar a su alrededor. Durante tres días el fuego ardió, y con algo de malestar por parte de la soldadesca común (incluido yo), los cautivos que teníamos fueron arrojados a las llamas hasta que los incesantes cantos de los acólitos pusieron de los nervios al ejército y muchos se preguntaron el propósito del mago. Entonces, al cuarto día, los cánticos cesaron y la gran pira se alzó y caminó como un hombre. El monstruo de cenizas y llamas alcanzó la puerta de la fortaleza en apenas unas cuantas zancadas gigantescas, y el feroz calor de su cuerpo abrasó la piedra de las murallas e hizo que las grandes puertas de roble estallaran en llamas. Los proyectiles disparados por los defensores apenas fueron una molestia para la criatura, y minutos después echó abajo los carbonizados restos de las puertas. La fortaleza cayó ese día, derribada por el diablo invocado por el mago en lugar de por nuestros grandes cañones."
Del diario de Juren Volsrung, mercenario al servicio de los ejércitos del Principado de Scarosio

Un gigante de ceniza y llamas, el Elemental Encarnado de Fuego es la personificación andante de Aqshy, el viento de fuego. Tras su paso, solo quedan ruinas ardientes y cuerpos carbonizados.

DescripciónEditar

Aqshy es uno de los Vientos de la Magia más caprichosamente destructivos. Lo consume todo y su hambre es insaciable, pues encarna el fuego y el calor abrasador. Se dice que el Elemental Encarnado del Fuego que nace de él encarna esa terrible ira, y que posee una malicia y una furia iguales a las de cualquier Demonio.

Manifestándose en colosales piras encendidas por aquellos cuyas artes son avivadas por el seco y caluroso viento de Aqshy, el Elemental Encarnado del Fuego se alza sobre el campo de batalla como una forma esbelta y terrible, negra como el tizón y cubierta de cenizas, que irradia un calor fenomenal. Pocos pueden resistir su ira, y puede desatar una tormenta de fuego tal que las armaduras se convierten en metal fundido y la artillería estalla, reventando en pedazos de metal al rojo vivo que atraviesan el aire y la carne de los que están cerca.

Conocidos en las leyendas del Imperio como los Carbonizados, los Segadores Negros y Jack Cenizas, sus historias hablan de la furia de los magos del Colegio Brillante durante las brutales guerras fratricidas que sacudieron el Imperio en siglos pasados, en las que estas criaturas conjuradas eran usadas para destruir caprichosamente ciudades y aldeas enteras que habían provocado la ira de una u otra facción imperial, convirtiendo regiones enteras en desiertos cenicientos.

A pesar de las cualidades de pesadilla de estos imponentes monstruos y de los relatos que los rodean, tienen un lugar de honor en las leyendas de los campesinos que habitan en las miserables tierras al pie de las Montañas Grises de Bretonia. Aquí las historias hablan de que una veintena de estas criaturas ardientes, invocadas por un misterioso hechicero, derrotaron a una marea de horrores No Muertos que arrasaron la región después de que un señor local sucumbiese a las tentaciones de una novia sin sangre. La nobleza de la región sigue discrepando al respecto de esos cuentos populares, y se esfuerza por derribar los fetiches de madera carbonizada con los que los plebeyos tratan de proteger sus chozas, pero las fortalezas y bastiones abrasados y ennegrecidos que salpican la zona son la prueba de lo contrario.

HabilidadesEditar

El cuerpo carbonizado del Elemental Encarnado del Fuego es una pira viviente, que irradia un calor terrible y es difícil de dañar. La mera presencia del Elemental Encarnado del Fuego puede bastar para prender la pólvora y los explosivos, y para avivar las llamas en la madera. También puede desatar una cascada de llamas o rayos ardientes.

MiniaturaEditar

FuentesEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.