FANDOM


Estandarte Ellyrion.jpg

Al Norte de Caledor, bordeando el Mar Interior, se encuentra Ellyrion, el reino de los Señores de los Caballos. Es una tierra de vastas llanuras y caballos veloces, de fuertes tormentas que amainan tan repentinamente como se desatan. Grandes manadas de caballos cabalgan ruidosamente por las extensas llanuras de Ellyrion.

Se trata de una tierra de veranos agradables e inviernos suaves, de majestuosas llanuras, cielos azules y olores embriagadores. Tocados por la magia benefactora y alimentados por los grandes pastos de la estepa, la región es conocida por sus caballos, que cabalgan por las llanuras desde el amanecer hasta el crepúsculo.

Los corceles de Ellyrion son los más rápidos y nobles de las bestias de cuatro patas. Rápidos como el viento y leales hasta la muerte, son la montura perfecta para la nobleza Élfica. Son muy apreciadas por los nobles de los Diez Reinos y de lugares lejanos y, por este motivo, son la envidia de los Elfos Oscuros, que recorren amplias extensiones con el único propósito de robar corceles de Ellyrion y utilizarlos para su propia caballería.

Este reino es el hogar de los Altos Elfos más temperamentales, y resulta muy fácil que las gentes de Ellyrion hablen o actúen coléricamente si sienten que ellos, o sus celebérrimos caballos han sido afrentados. Los jinetes de Ellyrion son los mejores de toda Ulthuan, y sus Guardianes de Ellyrion continúan orgullosamente con una tradición que data de la época de Caledor el Conquistador.

RegiónEditar

Para los habitantes de otras tierras, las estepas de Ellyrion parecen ser interminables. De hecho, el tiempo y el espacio son extraños en ellas. Un viajero puede caminar directamente hacia su destino durante horas, alejándose de su punto de salida y sin embargo, no acercarse a su meta. Los habitantes de Ellyrion conocen los caminos secretos de su tierra, ya que los caballos se los han enseñado, pero esos secretos no se comparten casi nunca; ni siquiera con otros Elfos.

Los Señores de los Caballos de Ellyrion viven en armonía con sus monturas. Prefieren no romper el espíritu de sus corceles con un proceso de doma prolongado. En lugar de eso, los hechizan con magia y los caballos les obedecen dócil y voluntariamente cuando se les monta. Los Elfos recompensan esta lealtad con amabilidad y protección. Aquellos extraños que dañan a sus corceles son severamente castigados; incluso en un reino tan civilizado como Ellyrion es posible morir de una muerte muy incivilizada. "Mejor dañar al hermano de un habitante de Ellyrion que a su caballo" es un dicho bien conocido en Ulthuan.

Ellyrion.jpg

Los habitantes de Ellyrion son gente salvaje, orgullosa y altanera. Son gente indómita y de espíritu libre, de genio vivo como los otros Elfos, y rápidos para cobrarse venganza de cualquier mancha en su honor. Son jinetes brillantes y muy hábiles, capaces de llevar a cabo sorprendentes hazañas de tiro al arco y acrobacia a lomos de su caballo. Se dice que aprenden a montar antes que a caminar, lo que es casi cierto. Cuando aún son muy jóvenes, cada niño Ellyriano crea un estrecho vínculo con un potro especialmente seleccionado que será su montura de por vida. Cuando son más mayores, este corcel llevará a su jinete al combate. La lealtad de estos caballos por sus señores es legendaria. Se mantienen de pie sobre sus jinetes mientras éstos duermen y vigilan para que no les ocurra ningún mal.

A pesar de que su región está protegida por las Montañas Annulii y las grandes puertas de los pasos septentrionales, el pueblo de Ellyrion debe mantenerse en guardia constante. La caballería de Ellyrion siempre está preparada para el combate, ya que Ellyrion es una de las principales regiones contra las que los Elfos Oscuros de Naggaroth realizan incursiones si pueden cruzar las montañas. Los Señores de los Caballos mantienen patrullas constantes alrededor de sus tierras para prevenir las incursiones, y las batallas entre los Guardianes de Ellyrion y los incursores Elfos Oscuros son habituales.

Los Druchii codician los caballos salvajes negros de las llanuras de Ellyrion, y a menudo lanzan incursiones con el único fin de capturar a esos corceles de las grandes manadas salvajes para que les sirvan de monturas. Y lo que es peor, como los Elfos de Naggaroth no valoran en absoluto a los caballos de otros colores, matan a todos los que pueden por mero desprecio. Por eso los guerreros de Ellyrion patrullan las estepas ojo avizor, y con los arcos y las lanzas bien a mano. Estos conflictos son amargos ya que, a los ojos de los habitantes de Ellyrion, no hay villano mayor que un habitante de Naggaroth que cae en la infamia del robo y asesinato de caballos. A consecuencia de ello, los caballos negros tienen mala reputación en Ellyrion. Un Ellyriano montado sobre un caballo negro puede ser el objetivo principal de un ataque de los Elfos Oscuros.

Las patrullas montadas de los Señores de los Caballos recorren constantemente el norte de Ulthuan para detectar y evitar las incursiones de los Elfos Oscuros o de las flotas norses. Los Caballeros Segadores de Ellyrion son un cuerpo cuya fama se extiende por todo Ulthuan, a causa de su vigor, valor y destreza en combate. A menudo se les pide que pasen varios días recorriendo el territorio, llegando a dormir sobre sus sillas de montar si la necesidad así lo requiere, y que a continuación participen en una batalla.

La Capital de Ellyrion es la bella Tor Elyr, es la ciudad más grande del reino y se halla en la costa del Mar Crepuscular. Está construida sobre una serie de castillos asentados sobre islas comunicadas por una extensa red de puentes plateados.

Uniformes y HeráldicaEditar

La leva de ciudadanos que protege Tor Elyr, la capital de Ellyrion, emplea lanzas y arcos hechos con la madera del olmoscuro, una madera mágica que protege a su portador de la magia negra. Sin embargo, Malekith ordenó quemar todos los bosques de olmoscuros de Ellyrion durante la Gran Incursión, así que es muy probable que las armas de los defensores de Tor Elyr sean las últimas de su clase.

Los Guardianes de Ellyrion llevan gallardetes y pendones que flamean con el viento de las estepas. Se dice que los corceles están entrenados para reconocer esos estandartes y reunirse en torno a ellos en caso de que sus jinetes mueran. Los Guardianes de Ellyrion pasan día y noche sobre sus sillas de montar y cabalgan tras las líneas enemigas si es necesario. Viajan ligeros y se protegen con cotas flexibles de escamas de ithilmar en detrimento de armaduras más pesadas como las que emplean los Yelmos Plateados y los Príncipes Dragón.

Los nobles de Ellyrion se incorporan a los Yelmos Plateados tras haber pasado muchas décadas formando parte de un grupo de Guardianes de Ellyrion. Eso hace que los Yelmos Plateados de Ellyrion destaquen, y mucho, sobre los de otros reinos. De hecho se les considera los jinetes más hábiles y expertos de Ulthuan.

Los estandartes y escudos de Ellyrion están adornados con imágenes de gráciles corceles, Pegasos, y otras criaturas de las amplias estepas. Cada uno se inspira en alguna leyenda concreta del acervo élfico en la que héroes del pueblo de los Elfos y de la raza de los caballos aúnan esfuerzos para acabar con un enemigo común.

FuenteEditar

  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (4ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (8ª Edición).
  • Libro "Uniformes y Heráldica: Altos Elfos".

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar