FANDOM


Bb-legendary Nurgle
"Bueno, Jim, el estadio parece algo vacío esta noche con un total de 55.067 no presentados y una multitud esperando el partido de esta noche, que promete estar cargado de acción. Debe ser algún tipo de récord en la conferencia, ¡eh Jim...! ¿Jim? ¿Jim? ¿JIM? ¡Espérame!¡Yo tampoco quiero pillar nada!."
El comentarista Bob.

El hecho de que los equipos Nurgle huelen fatal es algo que se da por sentado, pero no se suele comprobar. Nadie puede negar que están hechos de carne medio descompuesta y permanentemente rodeados por enjambres de moscas. Pero para cuando alguien se ha acercado lo bastante a ellos como para olerlos bien, ya ha contraído una de sus espantosas enfermedades y se ha convertido en un charco putrefacto de burbujeante moco.

InformaciónEditar

No admite discusión que los demonios tontos son solo eso: demonios y tontos. Nadie puede deteriorar aún más la desagradable reputación de los mejores jugadores de las Estrellas del Caos. Con todo, incluso ellos admitirían que hay otro equipo tan indiscutiblemente podrido (de hecho, podrido hasta el corazón) que destaca entre el resto por el número de pústulas y llagas.

Señores, damas, caballeros, oficiales, hombres libres, siervos, campesinos, escoria y halflings, permítanme presentarles a la unidad extremadamente ofensiva de los ¡Putrefactos de Nurgle!

Pero, ¿quién es Nurgle? Y ¿por qué los "Putrefactos"?

Bien, aficionados a los deportes, Nurgle es el dios de la pestilencia del Caos, una criatura empeñada en ver a la enfermedad, la plaga y la corrupción destruir el mundo. Por extraño que parezca, Nurgle tiene seguidores y muchos de ellos están infectados por una terrible enfermedad que ellos denominan "podredumbre de Nurgle". Todo el que sufre de ella acaba muriendo antes o después. Por desgracia (para el resto del mundo), pueden pasar varios años, incluso décadas, antes de que las víctimas de Nurgle acaben explotando. Mientras continúan con vida, se ven imbuidos del poder de Nurgle, que les dota de una fuerza y resistencia sobrenaturales. Además, tienden a ser un poco… ¿cómo lo diría?… infecciosos. Y no existe cura alguna...

Los orígenes del primer equipo de Blood Bowl de los seguidores de Nurgle siguen siendo un misterio. Los observadores han podido constatar que los componentes del equipo de los Putrefactos padecen un caso de podredumbre más infeccioso y degenerativo que cualquier otro conocido.

La respuesta a estos misterios es simple. Nurgle se ha personificado como entrenador del equipo. Los Putrefactos no solo juegan para ganar partidos de Blood Bowl, ¡sino que también lo hacen para reclutar agentes para Nurgle! Y la verdad es que su método de reclutamiento funciona a las mil maravillas, ya que infectan a los espectadores y también a sus oponentes. Por esta razón, no resulta demasiado raro que los oponentes del equipo de los Putrefactos no quieran saltar al campo y que los que lo hacen nunca vuelvan a ser los mismos.

Nurglete blood bowl

Con el tiempo, tanto los jugadores como los aficionados han aprendido a tomar una serie de precauciones cuando tienen que ir a un partido de los Putrefactos de Nurgle. Las gradas inferiores del estadio suelen reservarse para los seguidores de los Putrefactos (que también están un poco podridos...) y en las afueras del estadio se arremolinan hordas de apotecarios y curanderos que tratan de vender remedios contra la podredumbre (parece que alguno de ellos incluso funciona). Los entrenadores y jugadores de los equipos rivales han aprendido también a tomar precauciones similares.

El resultado global es que, en la actualidad, son pocos los aficionados y jugadores que sufren la infección de la podredumbre de Nurgle. Pero algunos la sufren; estos, junto a los Hombres Bestia seguidores de Nurgle, se han unido al equipo y han probado ser lo bastante buenos para mantenerlo activo. Poder reclutar a nuevos seguidores y jugadores durante los partidos es bastante importante para los Putrefactos de Nurgle. Los jugadores con los que empiezan los partidos suelen estar ya bastante podridos y los golpes y empujones de un partido no ayudan mucho. Un Putrefacto de Nurgle puede acabar hecho trizas en cuanto la podredumbre se asienta...

Carateristicas Editar

Puntos fuertes Editar

Como la mayoría de los equipos del caos, los de Nurgle prefieren el contacto directo con los jugadores enemigos. Y si estos consiguen pasar de su primera línea, siempre pueden contar con su bestia de Nurgle para que los inmovilice con sus tentáculos.

Debilidades Editar

Si la fuerza y la resistencia son las ventajas de los equipos Nurgle, la agilidad es su principal defecto. Los Warriors nurgle tienen valores bajos de Agilidad y Movimiento, por lo que no son buenos con el balón en las manos. Aunque se apoderen del balón, su velocidad es tan baja que los seguidores del dios del caos, Nurgle, podrían verse derrotados, no solo por los rivales, sino también por el reloj.

Grandullón Editar

Los equipos de Nurgle pueden incluir un nuevo tipo de tipejo grandote al que comúnmente denominan "bestia de Nurgle". No obstante, la verdad sea dicha, las bestias de Nurgle no son lo que parecen. En lugar de jugadores estrella parecen más bien gigantescas cosas viscosas enroscadas. Su aspecto, en definitiva, no resulta nada agradable. Sin embargo, son extraordinariamente fuertes y resistentes y altamente infecciosos. También resultan excelentes mascotas y por eso la mayoría de equipos de Nurgle incluyen al menos una bestia de Nurgle en su alineación.

La Bestia de Nurgle es, sin la menor duda, la peor abominación que se puede encontrar en un campo de Blood Bowl. Apesta, es fea, lenta y estúpida. Sin embargo, también es increíblemente fuerte. Gracias a sus tentáculos, puede atrapar incluso a los jugadores más rápidos, y no soltarlos. La Bestia es la peor pesadilla de Catchers y Blitzers, así como, probablemente, el jugador predilecto de sus entrenadores.

Equipos de NurgleEditar

Aunque muchos asumen que solo existe un equipo de Putrefactos, la realidad es bastante distinta. Aunque resulte difícil de creer, en la actualidad hay varios equipos de Putrefactos en el Viejo Mundo. A continuación, detallamos tres de los equipos más infames:

  • Putrefactos de Nurgle: Los Putrefactos son el equipo que ha logrado más éxitos en el Viejo Mundo y el único equipo de Nurgle que ha conseguido conquistar un título importante cuando ganaron el VIII trofeo de Blood Bowl. Su reputación se debe en parte a la comprensible reticencia de los aficionados y comentaristas a acercarse demasiado a los jugadores. A distancia, todos los equipos de Nurgle parecen iguales (¡un jugador con la podredumbre de Nurgle se parece mucho a otro!) y esto implica que, a menudo, los otros equipos de Nurgle se confunden con los Putrefactos.
  • Portadores de Plaga: Los Portadores de Plaga son un nuevo equipo de Nurgle y, aunque a menudo se los confunde con los Putrefactos, ahora empiezan a labrarse un nombre propio. A esto ha ayudado su equipo de animadoras, que ha creado un número de entretenimiento para la media parte que incluye una nube de moscas, un ídolo de Nurgle de cartón piedra y un pozo de basuras móvil.
  • Destructores Podridos: El equipo de los Destructores lleva jugando tanto tiempo como el de los Putrefactos, pero sufren una afección especialmente virulenta de la podredumbre de Nurgle que ha convertido a sus jugadores en mutantes bestias de Nurgle o en humeantes pilas de materia protoplásmica extremadamente rápido. Resulta bastante frecuente que los jugadores de los Destructores acaben mutados de ese modo al final del partido, lo que hace que preparar un equipo completo para el siguiente partido sea, cuanto menos, complicado..

MiniaturasEditar

ImágenesEditar

FuentesEditar

  • Antigua pagina web de Games Workshop.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar