FANDOM


Escuerzo Alado.png
"El Escuerzo Alado es una bestia repugnante, aunque los rumores de que incluso una vez muerto su horrible aspecto puede matar a una doncella que lo mire son probablemente falsos. Sin embargo, ¿quién excepto un hombre infelizmente casado aprovecharía una oportunidad como esa?"
El Duque de Artois

Los Escuerzos Alados se cuentan entre las criaturas más ancestrales y repugnantes del bosque, un monstruo tan desagradable de mirar que una aura de locura lo rodea. Mirar a una de estas bestias es tentar al destino, ya que muchos que lo han hecho han perdido su cordura. Se dice que son tan nauseabundos que ni siquiera los estanques de aguas claras reflejan sus rasgos tan grotescos y deformes.

Podría considerarse una fusión enfermiza de un sapo, un dragón fangoso y un insecto con múltiples extremidades, y es que el Escuerzo Alado representa todo lo que hay de vil y desagradable en la naturaleza multiplicado por cien.

Criaturas torpes y desgarbadas que siempre están hambrientas, los Escuerzos Alados han mutado para poder cazar a presas ágiles como los duendes que revolotean alrededor de sus guaridas o un ocasional Ungor que se acerque demasiado. Los Escuerzos Alados tienen una lengua probóscide, gruesa y pegajosa que sacan en un abrir y cerrar de ojos y con la que atrapan a criaturas tan grandes como un caballo, llevándolas a su boca cuando la retraen. Bajo sus ojos recubiertos con capuchón brilla una mirada de depredador inteligente que, en lugar de sangre tiene bilis pegajosa y vitriólica, que supura por la herida más pequeña en grandes gotas de un fluido negro siseante que abrasa todo cuanto toca. Esconderse de un Escuerzo Alado no sirve de nada, ya que tienen unas rudimentarias alas con las que pueden efectuar vuelos cortos y desgarbados. Sus garras afiladas pueden partir un roble por la mitad; además son extremadamente persistentes cuando tienen la presa a la vista.

Pero la más horrenda de todas las armas del Escuerzo Alado es su propia apariencia. Hay algo tan sobrenatural e inquietante en estas bestias que mirarlas a los ojos equivale a perder el juicio de manera rápida y permanente. Los que posan su mirada sobre un Escuerzo Alado durante demasiado tiempo se encuentran a sí mismos arañándose los ojos, gateando en círculos, balbuceando rimas de un galimatías sin sentido, chillando con una risa maníaca, o incluso destripándose con sus propias armas en su desesperación por escapar de la pesadilla que le devana los sesos. Estos desafortunados son presa fácil del Escuerzo, que avanza hacia sus indefensas víctimas mientras babea un ácido por los extremos de sus fauces llenas de colmillos. Aquellos que son capaces de mantener su cordura deben enfrentarse entonces a las garras vorpales del Escuerzo y al orificio con colmillos que sirve como boca de la criatura. Cuando se la hiere, la criatura no pierde sangre, sino un fluido ácido negro que quema cualquier cosa que toque, haciendo que luchar contra un Escuerzo Alado sea una propuesta mortal.

Los Escuerzos Alados yacen en la maleza de las partes más profundas de los bosques, inmóviles salvo por sus enormes ojos encapuchados que buscan el menor movimiento. Cuando detectan una víctima el Escuerzo entra en acción y su presa queda inmovilizada debido a la locura de ver a una bestia tan horrible. Entonces se mueve hacia la presa, recogiéndola y devorándola mientras se escuchan sus ruidos maníacos, que suenan para los oídos humanos como la risa de un loco.

El redoble de los tambores de guerra de los Hombres Bestia a menudo sirve para atraer a los Escuerzos Alados de sus guaridas, porque saben que encontrarán presas apetecibles. El sonido de los bramidos, los gritos o incluso las celebraciones de la manada bastan para que un Escuerzo Alado salga aleteando de su guarida en busca de comida porque siempre están hambrientos. Por su parte, los Hombres Bestia tratan de ignorar a los Escuerzos Alados porque no son inmunes a la locura de su maldición. Ni siquiera los Beligors menos experimentados espantarán a un Escuerzo Alado, porque un buen chamán del rebaño puede asegurar que su vuelo torpe y errático se dirija hacia el enemigo y no hacia la manada. La visión de la línea de batalla enemiga tambaleándose presa de terror y la locura mientras el Escuerzo Alado hace su trabajo complace sobremanera a los Hombres Bestia.

MiniaturaEditar

FuentesEditar

  • Libro de Ejército: Hombres Bestia (7ª Edición).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar