Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Espada Demoníaca del Caos

5.543páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Forja espada demonio.jpg
"Durante diecisiete largos años he vivido aprisionado en esta hoja confinado entre estas paredes de metal. Y en toda mi condena, tú has sido el primero digno de blandirme en combate. Adelante, empúñame, y te serviré como hacemos los de mi especie, derramando la sangre de tus enemigos, protegiéndote en el fragor del combate, llevándote sano y salvo de regreso a casa. Desenváiname y prueba mi excelente equilibrio. Contempla la facilidad con la que me dejo esgrimir, cómo corto el aire mi afilada hoja. Soy una buena elección, ¿no te parece? Me cogiste voluntariamente; ése fue tu primer error. Me desenvainaste voluntariamente; ése fue tu segundo error. Jamás permito que mis siervos comentan tres errores, necio mortal..."
Antinicus, demonio del Filo Sangriento

Las armas demoníacas son armas poco frecuentes y muy poderosas, estas armas son en realidad recipientes que guardan la esencia de un malvado demonio que esta atada a casa una de ellas.

HistoriaEditar

También conocida como Espada Demonio, las Espadas Demoníacas del Caos, de todas las armas artefactos disponibles para los paladines del Caos, ninguna es tan vil, tan terrible como un arma demoníaca, son las armas más mortíferas de todas, terribles artefactos arcanos utilizados por los Demonios y seguidores del Caos. Cada hoja inscrita con runas es un sirviente de los Dioses Oscuros por derecho propio, pues vinculado al metal y aprisionado por toda la eternidad se encuentra la esencia de un poderoso Demonio del Caos dentro de ella, atrapado en el filo que es ahora su prisión. Cada arma sirve únicamente a los intereses de su dios del Caos, cosechando almas para mayor gloria de su maestro.

Las armas Demonio son forjadas en el corazón de los Desiertos del Caos, donde el Reino del Caos y los desiertos (que todavía son parte del mundo material) se funden en uno. Aquí, arden llamas que no emiten calor, y en las cuales los servidores locos de los dioses funden las hojas, para luego forjarlas en el yunques de almas de los servidores del Caos, templadas en los gritos de los condenados y enfriadas en inocencia. Pero antes de quedar completada, unos demonios graban temibles runas en sus hojas, y preparan los espíritus de los demonios elegidos para habitarlas, siendo la esencia del Demonio es vinculada al arma (a veces voluntariamente), dando vida al filo. Se trata de procesos demenciales cuyos gemidos reverberan por toas las Tierras Sombrías. Una vez atado el demonio, el arma cobra vida propia y es trasportada hacia el sur de los Desiertos, donde se entrega a su portador como un regalo y símbolo de aprobación de sus demoníacos patrones.

A pesar de ser un artefacto de gran poder, cada arma, dirigida por su demoníaco inquilino, sirve sólo a los intereses de su Dios patrón. Un arma demonio mata a mayor gloria de su Dios, pero el demonio atrapado en su interior es muy inestable y desleal, por lo que, si su portador no va con cuidado, la Espada Demoníaca del Caos es caprichosa y traicionera, y si no es la constantemente vigilada, acabara traicionando a su portador y se volverá contra su carcelero sin dudarlo.

Estas hojas infernales sólo se otorgan a los paladines del Caos más favorecidos, o bien son utilizadas por grandes demonios y príncipes demonio. Se trata de una recompensa formidable, y proporciona un poder inmensa a su portador.

Poderes de un arma demoníacaEditar

"Durante setecientos largos años he permanecido encerrado en este filo, confinado entre estas paredes de metal. Tú eres el primero que se atreve a llevarme a la batalla desde que estoy preso. Vamos, toma mi empuñadura y te serviré como lo que soy: derramaré la sangre de tus enemigos, te protegeré en el fragor de la batalla y haré que vuelvas a casa no sólo sano, sino victorioso. Desenváiname y comprueba la perfección de mi equilibrio. Bailo en tus manos mientras me balanceas ante ti. ¿No te gusto?"
Susurros tentadores de una Espada Demonio
Espada del caos 2.jpg

Cada arma demoníaca se fabrica específicamente para su destinatario y las propiedades y funciones de cada arma dependen del demonio que hay en su interior. En el momento de su creación casi siempre adopta la forma de una espada, aunque se han dado casos de hachas, mazas y demás armas de mano.

Un arma demoníaca posee todas las capacidades del demonio que habita en su interior. Por lo general esto significa que el portador obtiene acceso a todas las habilidades y talentos del diablo.

  • Príncipe demonio: El arma contiene el espíritu de un poderoso ex-paladín del Caos. El príncipe demonio siempre servirá al dios correspondiente. Para usar esta arma el paladín debería ser humano y haberse convertido en un paladín legendario o cataclista. al igual que haber acumulado varias mutaciones y recompensas y/o dones del Caos.

Propiedades comunes de un arma demoníaca Editar

Las armas demoníacas comporten ciertas propiedades comunes, sea cual sea el espíritu que contienen.

  • Un arma demoníaca emite un aura mágica muy poderosa, que puede detectar inmediatamente cualquiera que tenga la habilidad de Sentir magia.
  • Las armas demoníacas pueden dañar a cualquier criatura, sean cuales sean sus inmunidades.
  • Una arma demoníaca mejora las habilidades de combate de su portador.
  • Fuerza robada: Cada vez que se use el arma demoníaca para matar a un adversario, la hoja drenará su fuerza. Parte de esa fuerza absorbida es mandada al dios protector del Paladín, y la restante la usa el demonio de la espada para alimentarse.

Saciedad y furia asesina Editar

El demonio de la espada se alimenta durante el combate, cuando queda saciada el arma pierde todos sus beneficios durante lo que quede de día. Antes de quedar saciado, siempre entra en un estado de furia asesina. Esta furia asesina comienza cuando la hoja demoníaca esta casi saciada. momento en el que el portador tendrá que imponer su voluntad cada vez que haya un enemigo cerca. Si el paladín no logra refrenar la espada, atacara a la criatura viva más cercana hasta que no queden enemigos a la vista momento en que el arma obligará al portador a atacar a sus propios aliados hasta quedar saciada o haber acabado con todas las criaturas vivas presentes. Si el portador pasa tres minutos sin matar a nada ni nadie, la hoja se vuelve contra él, enviándole oleadas tremendas de dolor.

Liberar al demonio Editar

Un demonio atado se libera de su recipiente si el portador muere mientras lo empuña, si el portador se lo ordena, o si es convocado por su dios del Caos. Si algún otro que no sea su portador coge el arma mientras éste aún siga con vida, el demonio puede salir de ella (aunque no siempre ocurre), sobre todo si encuentra un amo mejor. Por último, si el portador fracasa estrepitosamente a la hora de promover los intereses de su deidad protectora, el demonio saldría del arma para hacerlo pedazos.

Cuando aparece el demonio, lo hace en cualquier lugar situado a no más de 6 metros del arma. Una vez libre, el arma queda en estado latente y pierde todas sus propiedades mágicas. Suponiendo que la razón de su liberación no haya sido la incompetencia del portador. Mientras se halle fuera del arma, el demonio sufrirá la inestabilidad, sin embargo en lugar de regresar al Reino del Caos, volverá a introducirse en el arma demoníaca.

Reacciones de los Demonios Editar

  • Espada del caos.jpg
    Huida: Contento de haber abandonado los confines del arma, el demonio regresa al Reino del Caos. El arma pierde todos sus poderes.
  • Servicio limitado: A regañadientes, el demonio da las gracias al portador por haberle liberado, y promete ayudarle durante 101 días antes de regresar al Reino del Caos. El paladín puede liberar al demonio de esta obligación en cualquier momento. El arma pierde todos sus poderes.
  • Venganza inesperada: El demonio se marcha, pero juro vengarse del insensato que empuñó y utilizó su prisión. En el futuro, cada vez que el portador se vea implicado en un combate, existe una posibilidad de que el demonio aparezca y le atacara. Esto sólo sucederá una vez. El arma pierde todos sus poderes.
  • Fuerte vínculo: El demonio regresa al arma profiriendo un alarido.
  • Liberación violenta: El demonio ataca a su portador. Si el demonio es herido, se apresura a regresar al arma. Si el demonio mata al portador, regresará al arma y aguardará la llegada de un amo más digno.
  • Caos liberado: El demonio desaparece en busca de sus propios intereses. Mientras estén separados, el arma pierde todos sus poderes. Aunque puede que con el tiempo el demonio regrese.
  • Intercambio de almas: El demonio queda libre de sus obligaciones y, en un arrebato de generosidad, decide introducir a su anterior amo dentro del arma. El portador se convierte en el demonio atado, y el demonio empuñara el arma durante una era, hasta que, en algún momento del futuro, algún otro paladín se haga con el arma que contiene el aullante paladín del pasado.
  • Caos desatado: El demonio masacra gustoso a los enemigos del portador durante veinticuatro horas, despues de las cuales regresa al arma.

ImágenesEditar

FuentesEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Realm of Chaos - Slaves to the Darkness (1ª Ed. Rol).
  • Suplemento: Warhammer Magia, cartas de magia (4ª Edición).
  • Suplemento: Warhammer Magia, cartas de magia (5ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Hordas del Caos (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Guerreros del Caos (7ª Edición).
  • Warhammer Fantasy JdR: Tomo de corrupción (2ª Ed. Rol).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar