Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Gargantúas

5.535páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Gargantúas Reinos Ogros 8ª Edición ilustración color.png
"Hay seres en la cavernas inferiores. Seres cegaos y hambrientos. Seres que no estaban bien cuando nacieron. Te güelen y después... Bueno, lo que quiero decir es q'ahí abajo no hay gran cosa que comé."
Ogro anónimo

Las Gargantúas son apestosas, pálidas y degeneradas criaturas ogroides que han sido condenadas a vivir en los laberintos que hay bajo la red de cavernas de cada una de las tribus de Ogros.

Cuando nace un Ogro enclenque, la tribu no suele dejar que viva. Aquellas que vienen al mundo con extremidades amputadas o sin la característica panza Ogra se entregan al Matarife, que los lleva a la caverna más profunda del campamento, cuya entrada está invariablemente sellada mediante una roca de gran tamaño. Una vez allí, el pesado sistema de bloqueo es retirado, el recién nacido es arrojado a un enorme pozo en su interior, y la entrada se vuelve a sellar. En la sociedad Ogra la debilidad es garantía de muerte, y las tribus así lo demuestran con constantes sacrificios a las Grandes Fauces. Desde que los Ogros emigraron de las llanuras, los nacimientos de retoños de aspecto raquítico se han hecho más comunes, y por tanto también ha aumentado la cantidad de criaturas que se lanzan como ofrenda a la oscuridad. Los Ogros tienen la creencia de que, si ofrecen el infante a este agujero con forma de fauces, su dios lo juzgará y todo el que supere el juicio será bendecido. Pero la realidad es muy diferente.

Las cavernas inferiores de las Montañas de los Lamentos son el hogar de muchas monstruosidades, y cualquier Ogro adulto que logre sobrevivir allí durante una semana podrá considerarse afortunado, no digamos ya un cachorro esquelético. Sin embargo, de una u otra manera, algunos de estos debiluchos Ogros muestran unas ganas de vivir tan desesperadas que consiguen esquivar todos los peligros que les salen al paso. Tras sobrevivir a sus primeros días empiezan a acostumbrarse a la oscuridad, buscando sustento y alimento entre las alimañas que se arrastran por los húmedos rincones: ratas, sanguijuelas, insectos, gusanos y restos de cadáveres que han llegado hasta allí tras ser arrojados por los Ogros a algún túnel que resultará estar interconectado con esa zona. Gracias al sigilo y al salvajismo nacido de la desesperación, un pequeño puñado de estas aberrantes y deformes crías de Ogro llegarán a ganarse una malsana y troglodítica existencia.

Gargantúa Reinos Ogros 6ª Edición ilustración color.jpg

Los cachorros se desarrollan en una oscuridad casi permanente y pasan a ser carroñeros que devoran todo lo que puedan atrapar. Los pocos que consiguen sobrevivir un par de años en los oscuros túneles se convierten rápidamente en enérgicas y sucias bestias, aunque solamente los más grandes, rápidos y violentos de ellos llegan a desarrollarse por completo hasta alcanzar unas tremendas dimensiones. Cuando la comida escasea, que es casi siempre, las Gargantúas se comerán a sus camaradas más débiles sin pensárselo dos veces. Por todas estas razones, si alguna Gargantúa consigue salir del pozo, será porque se ha convertido en una musculosa abominación con enormes dientes mucho más grande que un Ogro. Una dieta caníbal, las luchas constantes y la desesperación convierten a estos Ogros en verdaderos monstruos.

Sin embargo, los túneles bajo las Montañas de los Lamentos guardan más secretos que unas simples crías de Ogro debiluchas. Aunque nadie lo sabe (excepto algunos clanes Skavens), esas cavernas están llenas de piedra bruja, un extraño mineral de brillo verdinegro que corrompe todo lo que toca. Las crías de Ogro que viven lo suficiente como para aprender a valerse por sí mismas se esconden entre los salientes y grietas de roca para evitar a los depredadores, entre los que por supuesto figuran otros Ogros desterrados que no tienen el menor problema en practicar el canibalismo. De hecho, estos Ogros pasan tanta hambre que engullen todo lo que les parece mínimamente comestible, incluso las cosas más contaminadas como la piedra bruja. Esta antinatural dieta da lugar a terribles mutaciones, hasta convertirlos en horribles seres deformes.

Incluso más voraces que un Ogro, las Gargantúas son degeneradas máquinas de comer que son todo músculo, garras y ferocidad. A fin de ayudar a la Gargantúa en su cruzada por consumir todo lo que encuentra, sus mandíbulas son capaces de dilatarse de la misma manera que las de muchas serpientes, lo que les permite tragarse presas realmente grandes. Por si esto no fuera suficiente, sus bocas están repletas de afilados dientes que crecen y se renuevan a diario (es a veces incluso antes).

Gargantúa Warhammer Online concept art.jpg

Acostumbradas a la oscuridad del subsuelo, las Gargantúas utilizan sus amplios orificios nasales para olfatear a sus presas, a las que acechan sin descanso. A veces las Gargantúas se topan sin darse cuenta con un cruce o una entrada que lleva a otras cavernas, puede que a unos túneles Skavens o una mina Enana. La Gargantúa será capaz de escabullirse por entre las aberturas más pequeñas, totalmente enloquecida por abrirse paso hasta una zona tan llena de nuevas cosas que comer. Una vez allí atacarán y devorarán a todo lo que encuentren, en un frenesí alimentario que retumbará por todos los túneles. Algunas Gargantúas llegan a escapar de esas laberínticas cavernas, aprovechando cuando los Ogros desbloquean una entrada, o encontrando por sí mismos alguna salida que había pasado inadvertida hasta entonces. Una vez al aire libre, pasan las noches acechando los valles de las Montañas de los Lamentos, oliendo y sorprendiendo a los desprevenidos viajeros que duermen o cualquier criatura imprudente, a quienes despedazan y devoran mientras les embarga la furia y la sed de sangre, para después volver a sus cavernas antes del amanecer.

Cuando los Ogros van a la guerra, desbloquean los túneles inferiores y atraen a las Gargantúas con carne muerta. Entonces las capturan y las llevan al combate encerradas en jaulas, o dejando rastros de carne ensangrentada para dirigirlas en la dirección correcta. Los Ogros suelen mantener a las Gargantúas capturadas con los ojos vendados hasta el momento justo de liberarlas, pues la luz del sol las ciega y las hace aullar de dolor. De todos modos, dicha ceguera no obstaculiza en absoluto sus habilidades de combate, pues las Gargantúas están más que acostumbradas a luchar en la oscuridad y pueden oler la sangre de sus enemigos en el viento. A veces, a las Gargantúas, que se han convertido en seres con terribles fauces y garras, se les encadena los brazos a la espalda con pesadas cadenas para impedir que ataquen a sus amos. Estos degenerados monstruos persiguen ruidosamente a todo lo que sea más pequeño que ellos.

Sacando el mayor partido a sus afilados dientes y garras, las Gargantúas atacan con una ferocidad tan salvaje que a menudo decapitan o mutilan a sus víctimas de un solo golpe, esparciendo amplios chorros de vísceras y entrañas en todas direcciones. No es necesario decir que, cuando una hambrienta Gargantúa huele la sangre y atrapa a su presa, las cosas se pondrán muy feas para la víctima.

MiniaturasEditar

  • 6ª Edición.

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Reinos Ogros (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Reinos Ogros (8ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar