Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Gisoreux (Ducado)

5.488páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Símbolo Gisoreux.jpg
El ducado de Gisoreux está dividido en cuatro zonas geográficas. En la primera, las Llanuras de Gisoreux, predominan los pastos y es muy montañosa. Esta región incluye la propia ciudad de Gisoreux y se halla entre el río Grismeire, el bosque de Arden, las Hermanas Blancas y las Montañas Grises. Más de la mitad de la población del ducado vive en este pequeño territorio.

La segunda zona es Gisoreux del Norte. Esta región, situada entre el Sannez y las Hermanas Blancas, también consta fundamentalmente de pastizales, pero tiene labrantíos considerables a lo largo del curso del Sannez. Esta zona solía formar parte del bosque de Arden, pero la familia del actual gobernante, el conde Baldhelm de Harran, ha ido despejándola estos últimos mil años. El proceso continúa en el suroeste de la región. Gisoreux del Norte alberga una cuarta parte de la población.

La tercera región es el bosque de Arden. Las zonas al sur y al este del río están relativamente civilizadas. Los caminos que unen las aldeas están patrullados por la nobleza local, o al menos por sus hombres de armas, por lo que viajar por ellos no es más peligroso que por la mayoría de las demás carreteras del Viejo Mundo. Las aldeas están rodeadas por empalizadas, pero en un buen año no sufren ningún ataque. Por otro lado, nadie abandona las zonas de bosque despejadas sin una buena razón, y quiénes lo hacen casi nunca regresan.

Al norte del río, donde el bosque se topa con las Hermanas Blancas, las cosas son muy diferentes. Ninguna de las aldeas que se han fundado aquí ha sobrevivido más de un año. Recientemente, los nobles bretonianos han desistido en su empeño. Todos los habitantes humanos de esta región son nómadas, y los caminos más grandes son simples senderos. Los árboles de esta zona son particularmente antiguos, grandes y de excelente madera, lo que empuja a los nobles a enviar expediciones de tala esporádicas. A veces estas partidas suelen regresar con dos o tres árboles, pero lo más frecuente es que desaparezcan sin más.

La última zona del ducado está cubierta de montañas, dividida entre las Hermanas Blancas al oeste y las Montañas Grises al este. Ambas cordilleras son muy características. Las Hermanas Blancas son de roca blanca y suelen tener picos redondeados, acantilados escarpados y montones de valles situados a gran altitud. No obstante, el acceso a estos valles es muy limitado, y a menudo es necesario escalar algún acantilado para llegar a ellos. Las Montañas Grises son de una piedra gris oscura y se caracterizan por un terreno muy escabroso. Sus picos y salientes son muy estrechos, al igual que sus numerosos pasos; por ello, hay más gente viviendo en las Hermanas Blancas que en las Montañas Grises.

La GenteEditar

El pueblo de Gisoreux está tan dividido corno su territorio. Las llanuras de Gisoreux son el corazón del ducado, y los forasteros piensan en sus habitantes cuando piensan en Gisoreux. Los gisorenses son gente amigable; reciben educadamente incluso a completos desconocidos, y mucha gente ofrece una comida a alguien a quien acaban de conocer. No obstante, esta generosidad tiene límites muy estrictos. Después de una única comida y de haber ofrecido alojamiento pala una noche, se espera que los visitantes se ganen más confianza de forma recíproca. Los bribones ambulantes más ingeniosos logran exprimir la generosidad gisorense durante años, pero muchos son reconocidos y repudiados.

Estas costumbres se extienden incluso a las partes más civilizadas del bosque de Arden, pero allí los recién llegados deben iniciar su visita con un baño, y vigilados muy de cerca por aldeanos armados. Por supuesto, este baño es una cortesía, y los guardias están para proteger a los huéspedes, y el hecho de que resulte imposible ocultar la mayoría de las mutaciones estando desnudo es pura coincidencia. Las visitantes femeninas más atractivas descubrirán que hay muchos, muchos hombres dispuestos a protegerlas. Las mujeres que fingen ser hombres suelen comprobar que los habitantes de esta región suelen pasar por alto ese tipo de cosas con más ligereza.

Los nómadas del bosque su ganan la vida como cazadores y tramperos, y comercian regularmente con las aldeas contiguas a sus regiones. La mayoría viajan a la ciudad de Gisoreux al menos una vez cada pocos años, pues tienen contactos ocasionales con las aldeas aisladas de Artois y no desean llegar a su misma situación. También vigilan por si aparecen hombres bestia y otros monstruos, y envían mensajeros para advertir a las aldeas cuando hay riesgo de ataque. En consecuencia, son aceptados sin prejuicios prácticamente por todos los demás gisorenses.

En los valles de las Hermanas Blancas, la gente se agolpa en pequeñas comunidades. Dada la cualidad laberíntica de esta región, unida a los terribles inviernos que padece, pocas personas tienen los medios o el interés de abandonar sus pequeños hogares de piedra. Muy pocos saben algo de quienes atoran en y más allá de las montañas. A consecuencia de su aislamiento, cada comunidad tiene sus propias costumbres y tradiciones, aunque la amenaza de los Orcos y del Caos obliga a todas las aldeas a concentrarse en la defensa.

Hay humanos viviendo en las Montañas Grises, pero a la altura de Gisoreux esta cordillera es demasiado abrupta y abundante en monstruos como para permitir la subsistencia de autenticas comunidades. La mayor parte de los que viven aquí son nómadas solitarios, aunque existen algunos grupos de familias. Viven cazando y guiando a los viajeros por las montañas. Algunos nobles tienen tierras en las Llanuras de Gisoreux y fortalezas en las montarlas, y es su responsabilidad defenderlas de los monstruos. En muchos lugares lo único que pueden hacer es mantener sus fortalezas a salvo y bien abastecidas, pero los nobles que habitan la Garganta de Gisoreux se enorgullecen de que el tráfico en ella es tan seguro corno en cualquier otro camino.

La política interna del ducado se ha visto perturbada recientemente. Durante siglos, Gisoreux del Norte ha estado básicamente aislada del duque (que vive en el sur), lo que ha permitido a los condes de Harran hacer las cosas a su manera. Han crecido acostumbrados a esta independencia nominal, y reaccionaron sorprendidos cuando el duque Hagen se trasladó a Couronne la mayor parte del tiempo. Ahora el duque puede encargarse fácilmente de Gisoreux del Norte, y es en las llanuras donde debe recurrir a un administrador. El elevado nivel de virtud personal que exige el duque no facilita las cosas; no deja de ver prácticas que considera inaceptables, pero que el pueblo de Gisoreux del Norte ha respetado durante generaciones.

Gisoreux estaría encantado de que Mousillon fuera invadido y purificado, opinión que comparte con el resto de los ducados que rodean ese lugar maldito. Sin embargo, su relación con Bastonne también es tensa. Los nobles de las llanuras de Gísoreux tienen continuas disputas con los señores bastonianos por extender sus tierras más allá del río. Desde que el duque Hagen se trasladó al norte, estos señores se han mostrado más que dispuestos a jurar lealtad al duque de Bastonne a cambio de tierras en este Ultimo ducado. Como consecuencia, hay ciertos nobles gisórenses que también poseen territorios en Bastonne, hecho que complica aún más las relaciones entre ambos ducados.

Expresiones de GisoreuxEditar

  • “Ha cruzado el río”: ha tomado una decisión irrevocable. La mayoría de los ríos de Gisoreux son fronteras de gran importancia.
  • “Tiene un caballo rojo y un cerdo negro”: es tremendamente pobre. Procede de un cuento popular muy conocido hace dos siglos. A día de hoy, solo los eruditos conocen la historia completa.
  • "Visitante de invierno”: un suceso completamente inesperado, originalmente de las Hermanas Blancas.

Lugares de InterésEditar

Heráldica de GisoreuxEditar

Heráldica de gisoreux.jpg
Las tierras de Gisoreux las gobierna el fiel y virtuoso Duque Hagen. Tal y como se relata en Las historias del reino inconquistable, el primer duque, Beren, combatió valientemente contra sus emboscadores en el interior del Bosque de Arden y fue el único superviviente de su partida de guerra. Herido y perdido, la visión de un venado blanco le llevó hasta un lugar en el que estuvo a salvo, por lo que se honra a este animal en la heráldica de la familia de Beren.

FuenteEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Caballeros del Grial (2ª Ed. Rol)

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar