FANDOM


Granjero
"Quema las ciudades, pero deja las granjas, y las ciudades renacerán de las cenizas. Pero quema las granjas, y la hierba crecerá entre los adoquines de cada calle de la ciudad."
Granjero anónimo

El viejo orden feudal del Imperio ya no es lo que fue, y una nueva clase emprendedora está uniendo el vacío entre campesinos y nobles. En las ciudades han aparecido los burgueses, y su equivalente en el campo es una clase floreciente de alta burguesía rural. La tierra es a menudo dividida entre los plebeyos como recompensa por servicios militares, o los comerciantes invierten su riqueza comprando las propiedades de nobles empobrecidos.

Raramente los campesinos arrendatarios acumulan lo suficiente como para comprar las tierras a sus señores. La tierra se hereda, pero por lo general, nadie las reclama más allá de un par de generaciones. Un Granjero emplea a muchas manos para trabajar la tierra, pero él trabaja tan duro como cualquier campesino. Las ganancias que el duro trabajo trae le proporcionan una posición social significativa en la comunidad rural.

Rituales de los granjerosEditar

Campesino Sylvano (2) por zhangji Condes Vampiro

Granjero de Sylvania

La fiesta de primavera de Mitterfruhl anuncia el comienzo del año agrícola, cuando el ganado primogénito es sacrificado en el altar de Taal, y el arado es bendecido por una sacerdotisa de Rhya antes de arar los campos. Durante la primavera y el verano, los agricultores trabajan todas las horas, cuidando de sus animales y manteniendo sus cultivos. Las ovejas se esquilan durante el mes de Sommerzeit, y la lana se vende en el mercado, aunque el equipo más rápido de esquiladores cuelgan su mejor vellón en el santuario local de Taal. A mediados del verano se celebran rituales para garantizar un clima perfecto: demasiada o muy poca lluvia en los próximos meses puede arruinar los cultivos.

Con la bendición de Rhya, la cosecha está lista para ser recolectada a finales del verano. Los jornaleros cosechan cultivos, sus esposas atan los tallos en gavillas, y para fomentar una cosecha rápida antes de las lluvias de otoño, los equipos compiten por los premios de cerveza. Los segadores no están dispuestos a cortar la última gavilla de un cultivo, pues se cree que alberga el espíritu de Rhya, y muchos se sienten atraídos a determinar el cortador, que posteriormente se sumerge en un río cercano. Con la última gavilla se hace en una figura de paja y se guarda en la cocina de la granja durante el invierno como un amuleto de la suerte.

El equinoccio de otoño, Mittherbst, es una ocasión solemne que implica el sacrificio cosechas y animales para sostener a Taal y Rhya durante el invierno y apaciguar el despertar de Ulric. rebaños y hatos enteros pasan entre grandes hogueras para purificarlos de la mácula del Caos. Las ferias de otoño son el punto culminante del año agrícola, cuando se pueden obtener grandes ganancias, aunque los años difíciles pueden arruinar a un desafortunado agricultor.

El invierno es una etapa de dificultades para todos los agricultores. El festival de invierno de Mondstille es un raro momento de alegría cuando se encienden los faros para guiar a Taal y a Rhya de regreso a la tierra para que el ciclo de la vida pueda comenzar de nuevo.

La incursiónEditar

Le prometí a papá en su lecho de muerte que la granja estaría a salvo conmigo. Lo siento papá.

Había estado ausente durante varios días llevando el viejo toro al mercado en Grenzstadt. Primero vi el humo cuando rodeé el bosquecillo. La granja estaba en llamas, y podía escuchar gritos. El ganado yacía asesinado alrededor de los cuerpos destrozados de los campesinos. Lobos del tamaño de ponis gruñían entre ellos, cada uno montado por un demonio de piel verde.

Que Taal me perdone, pero me escondí en una pila de estiércol y oí la risa de los asaltantes mientras todo lo que amaba ardía. Al atardecer se habían marchados. Salí de mi escondite, apestando y rodeado de las cenizas de mi vida. A medianoche, había enterrado los restos calcinados de mi esposa e hijos. Mi hija no estaba por ningún lado. Mis trabajadores y sirvientes también fueron enterrados.

Vi el arado apoyado contra la pared del corral. Tomé la reja de arado y entré en la fragua en la esquina del patio, el único edificio que no había sido alcanzado por las llamas. Agarré un martillo y comencé a golpear el metal hasta darle forma de espada. Con cada golpe, el camino de mi nueva vida se hizo más claro.

-Las memorias de Lanric Bessen, cazagoblins

FuenteEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Career Compendium (2ª Ed. Rol).