FANDOM


Gremio de ingenieros por Anna Ignatieva Enanos

El Gremio de Ingenieros es la más poderosa y la más secreta de todas las instituciones Enanas y muchos dicen que fue fundado por el propio Grungni. El de los Ingenieros se encuentran en más asentamientos enanos que cualquier otro gremio excepto el de los clanes Guerreros. Están incluso bien representados en tierras humanas. Su influencia abarca desde la máquinas de guerra y bombas hidráulicas hasta barcos blindados y excavaciones defensivas. Algunos ingenieros entran en disciplinas altamente calificadas dentro del gremio, incluyendo alquimistas, zapadores, constructores de naves de Barak-Varr, ingenieros hidráulicos de Zhufbar, y los pilotos.

A lo largo de los siglos, sus integrantes han mejorado sus habilidades de ingeniería hasta convertirlas en todo un arte. La mayoría de sus inventos son prácticos y funcionales: bombas para extraer el agua de los túneles, ascensores para sacar materiales y martillos de vapor para quebrar la roca con facilidad. Desde la fundación del Gremio, también han creado máquinas de guerra. Al principio eran tan sencillas como el lanzavirotes o el lanzaagravios, pero no tardaron en descubrir cómo crear cañones. A lo largo del tiempo, los Ingenieros, movidos por el deseo de hacerse famosos, han ido creando inventos más y más letales con los que expulsar a sus enemigos del Reino Eterno.

Grémio de ingenieros

Símbolo del Gremio

Los ingenieros son inventores mecánicos vinculados a la tradición, que se enorgullecen de su mano de obra y defienden los secretos de su gremio con un celo casi paranoico. Los principales objetivos de los ingenieros son preservar el conocimiento y mantener los estándares de la artesanía. Dentro de las Fortalezas Enanas de Karaz Ankor, El Gremio intenta regular la mayoría de los inventos de los Enanos y asegurarse de que estos están basados en probados principios de ingeniería fiables, desaconsejando la innovación. Evidentemente, este es un trabajo imposible de llevar a buen término, pues los Ingenieros Enanos no dejan de inventar cosas para conseguir que su nombre pase a la posteridad. Esto fomenta que las relaciones entre el Gremio y sus más ilustres miembros sean “malas”.

La mayor sanción del Gremio es el humillante Ritual de Bajada de Calzones, por el cual un Enano que es considerado como demasiado innovador o poco respetuoso por la tradición es expulsado del Gremio. Conocidos como "Espaldas Mojadas", algunos ingenieros enanos expulsados ​​eligen unirse al Gremio de Ingenieros Imperial, donde sus habilidades son más apreciadas. La paradoja de la perspectiva de los ingenieros dice mucho sobre la naturaleza enana en general.

Adrian Smith Forgeworld Ingeniero Enano

Casi todos los Ingenieros visionarios han sido expulsados del Gremio en algún momento de su carrera, y algunos de ellos acaban en la Escuela Imperial de Ingenieros en Altdorf, donde son altamente apreciados y las normas son más laxas, aunque por lo general tienen a ser readmitidos en el Gremio en cuanto su invento empieza a causar furor. A veces, no obstante, esto no sucede hasta mucho después de que hayan muerto. Mientras tanto, el exilio y la vergüenza son el yunque sobre el que se forja el Ingeniero.

Los ingenieros en las Fortalezas Enanas fuera de las Montañas del Fin del Mundo son ligeramente menos restrictivos que sus contrapartes en el Imperio Enano. Los ingenieros enanos en las tierras humanas son mucho más innovadores e independientes que sus contrapartes en otros lugares, y han sido fundamentales en el desarrollo de algunas de las armas más avanzadas producidas por el Imperio.

Hay muchos rumores descabellados sobre la manera en la que opera el Gremio de Ingenieros, muchos de los cuales son extendidos por antiguos integrantes del mismo. En el campo de batalla, no obstante, los Ingenieros son capaces de proporcionar inestimables consejos sobre las máquinas de guerra y cómo utilizarlas. Además, son de gran utilidad en el combate, pues suelen llevar consigo las pistolas y los arcabuces más modernos.

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Enanos (7ª Edición).