Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Haargroth el Carnicero

6.222páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir

Logo Tormenta del Caos.png

La Tormenta del Caos

El trasfondo que puedes leer en esta sección o artículo se basa en la campaña mundial de La Tormenta del Caos, que recientemente ha sido sustituida por la de El Fin de los Tiempos.

Valten vs Archaon.jpg

Haargroth el Carnicero por Adrian Smith Khorne.jpg

Haargroth nació en una tribu al norte de Norsca. Sus padres murieron en una incursión de una tribu vecina. Sin nadie que cuidara de él ni que le ensañara a manejar el hacha, llevó una vida miserable sufriendo las humillaciones de los jóvenes de su tribu y alimentándose de las sobras como los perros. Un verano, mientras los guerreros de la tribu salían a saquear, y los jóvenes entrenaban, se puso a Haargroth a cuidar de las cabras. Un día uno de los animales desapareció en el bosque. Y sin saber que su destino cambiaría para siempre, Haargroth salió en su búsqueda.

Al final encontró los restos sangrientos del animal. Este hecho hizo que una rabia incontrolable empezara a brotar dentro de él, por lo que buscó al culpable. En un claro encontró a un Hombre Bestia dormido, con el hocico todavía goteante de sangre de la cabra. Vió el hacha de la criatura apoyada a un lado y una voz de su interior le instó a vengarse. Antes de que el Hombre Bestia pudiera reaccionar, Haargroth le abrió una hendidura desde el hombro hasta el pecho. Cuando la sangre le salpicó la ropa, Haargroth dio rienda suelta a su ira contenida por años de humillaciones, golpeado sin parar el cadáver hasta transformarlo en una alfombra de sangre y huesos despedazados. En ese momento había despertado el alma oprimida del sencillo cabrero. Sin saberlo, había dado el primer paso en el camino a la gloria y la condenación.

Su cobardía y debilidad habían desaparecido. Haargroth dejó el bosque y regresó a su pueblo. Todos huyeron de él al verle y mientras se dirigía a la gran sala, mató a los guardianes que trataron de detenerlo. Los aldeanos se plegaron a todos sus caprichos, puesto que nadie tenía el coraje para oponerse a su reinado de terror. Cuando las primeras hojas empezaron a caer, los guerreros de la tribu regresaron exitosos de sus incursiones, con las bodegas llenas de botines. Los guerreros Norses cantaban sus victorias y vitoreaban mientras se dirigían a la Gran Sala, pero cuando llegaron allí, la alegría cesó. Cuando el jefe de la tribu entró en la sala, se sorprendió al ver que el sencillo cabrero había crecido a un ritmo asombroso hasta ser casi irreconocible. A pesar de esto, impulsado por la rabia al ver que Haargroth se sentaba en su trono, se abalanzó sobre él, pero Haargroth lo mató sin dificultad, convirtiéndose en el nuevo jefe de la tribu.

Wc tightnoose.jpg

Los siguientes meses fueron difíciles: los posteriores saqueos fueron decepcionantes, el invierno fue duro y los alimentos escaseaban. Haargroth era el nuevo líder pero ninguno quería ponerse de su lado. No fue hasta que la tribu fue atacada por otra tribu rival cuando se le reconoció verdaderamente como jefe. Inspirados por la ferocidad de Haargroth, sus hombres se lanzaron violentamente hacia sus enemigos, matándolos a todos sin sufrir ninguna baja.

A partir de este momento comenzó la ascensión de Haargroth. Deleitado por la masacre perpetrada, Khorne colmó de favores a Haargroth. Sus músculos crecieron de tal manera que pronto se parecía más a una bestia que un hombre. A lo largo del invierno, condujo a sus guerreros en muchas incursiones contra las tribus vecinas, ganando todas las batallas. Pronto, las tribus enemigas se rendían ante la mera visión de sus guerreros, pero Haargroth no perdonaba a nadie y los mataba a todos hasta que sólo quedaban los más fuertes, que se unían a su tribu. Pronto serían conocidos como los Carniceros de Haargroth.

Constantemente en busca de nuevas masacres, Haargroth lideró a su tribu cada vez más al norte. Cuanto más se acercaba al Reino del Caos más fuertes y peligrosos eran sus enemigos, pero al final todos caían ante él. Creyendo que nadie podía enfrentársele pidió a Khorne que le enviara un digno adversario.

Haargroth.jpg

El personaje nunca tuvo miniatura, esta es una conversión realizada por Games Workshop

Al instante, una tormenta estalló en el cielo, y las brumas envolvieron a sus guerreros. Poderosos Demonios armados surgieron de la densa niebla y empezaron a masacrar a su tribu. En la confusión, Haargroth se encontró a sí mismo separado de su camaradas. Entonces apareció ante él un impresionante guerrero a caballo. Al ver su imponente aspecto, supo que los Dioses Oscuros habían respondido a su llamada. Rugiendo un tremendo grito de guerra, Haargroth se abalanzó contra él. Lanzó un poderoso tajo con su hacha, pero su ataque fue repelido por el escudo de su enemigo. A pesar del violento impacto, no había la más leve muesca en el escudo de su adversario. Cuando este contraatacó con su espada, derrotó muy fácilmente a Haargroth. El dolor invadió su cuerpo y el miedo invadió en su mente.

Agarrándole por el cuello para levantarlo hasta que sus pies no tocaran el suelo, el poderoso guerrero se presentó como Archaón, Señor del Fin de los Tiempos, y ordenó que Haargroth y su tribu se unieran a su ejército, prometiéndoles que tendrían el honor de participar en los combates más intensos. Habiendo finalmente hallado a un guerrero más fuerte que él, Haargroth aceptó la oferta de Archaon.

Tormenta del CaosEditar

Wc haargoth.jpg

Haargroth fue uno de los cuatro principales lugartenientes de Archaón. Dirigió uno de los tentáculos de la invasión, provocando gran destrucción a su paso, y estuvo presente durante el gran asedio de la ciudad de Middenheim.

Tras la caída de Archaón a manos de Grimgor Piel'ierro, las fuerzas del Caos, reducidas en número tras días de incesantes guerras y batallas, se retiraron a Sokh. Ar-Ulric y un contingente de la Guardia Teutógena encabezaron el ataque y fueron los primeros en entrar en Sokh para combatir contra la horda de Haargroth. Encomendándose a Ulric, Ar-Ulric se puso a repartir golpes a diestra y siniestra con el Hacha Martillo de Skoll. Haargroth arremetió contra la Guardia Teutógena dejando tras de sí tan solo cuerpos despedazados y cabezas cortadas, aplastando armaduras con su hacha y partiendo la carne y los huesos. Logró ofrecer tres docenas de cráneos a Khorne antes de que Emil Valgeir se interpusiera en su camino, estrellara la cabeza de su martillo bendito contra el yelmo de Haargroth y luego le clavara el hacha en el pecho. Sin dejar de pronunciar el nombre de su dios, Ar-Ulric golpeó la cabeza de Haargroth con el Hacha Martillo de Skoll y el Carnicero dejó de existir.

FuenteEditar

  • Antigua web de Games Workshop.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar