Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Handrich

5.493páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

  • Líder del culto: Suma sacerdotisa Goudenkruin de Marienburgo
  • Principales órdenes: Ninguna
  • Principales festividades: Marktag (mércades)
  • Libros sagrados: Ninguno
  • Símbolos sagrados: Disco de oro, dedos cruzados

Handrich es el dios del comercio y patrón de los comerciantes. Sus fieles consideran que la prosperidad terrenal es una señal del favor de su dios. Según el dicho, a un hombre de negocios astuto “Handrich le habla al oído”.

DescripciónEditar

Handrich es un dios menor que goza de cierta popularidad entre comerciantes, mercaderes, burgueses y demás individuos que obtienen beneficios mediante transacciones comerciales. Aunque la mayoría de los campesinos opinan que todos los hombres de negocios son unos estafadores, los adoradores de Handrich están más interesados en prosperar mediante el comercio; lo que beneficia al mercader también suele beneficiar a quienes le rodean. Fuera de Marienburgo (donde se encuentra la sede del culto y su influencia es mayor), mucha gente confunde a Handrich con un aspecto de Ranald conocido como el Negociador. Sin embargo, para quienes conocen la verdad la distinción es evidente: Handrich es el dios de los negocios legítimos, mientras que Ranald es venerado por ladrones, contrabandistas y timadores (aunque existen numerosos ejemplos en ambos lados que demuestran que esto no siempre es así). Existe una sana rivalidad entre ambos cultos que por el momento no ha provocado reacciones violentas, aunque el robo, los tratos clandestinos y demás trucos sucios se consideran prácticas válidas.

SímboloEditar

El principal símbolo de Handrich es un disco de oro, que comúnmente se interpreta como una moneda. La moneda no tiene efigie: está en blanco por ambas caras, ya que todas las monedas, sin importar su procedencia y acuñación, pertenecen a Handrich. Los miembros de su culto suelen llevar una moneda de este tipo en el bolsillo o colgada del cuello para mostrar su devoción por la deidad.

Otro símbolo de Handrich es una mano con los dedos cruzados (el mismo que suele asociarse a Ranald). Esto ha sido la manzana de la discordia para los fieles de Handrich y los de Ranald el Negociador, pues cada uno de ellos reivindica el símbolo para su culto. En Marienburgo, los devotos de Handrich muestran este gesto secreto a sus compañeros utilizando la mano derecha, mientras que los seguidores de Ranald emplean la izquierda. Sin embargo, las confusiones entre ambos son muy frecuentes, y ya se han producido varios altercados cuando los miembros de un culto han utilizado por error este saludo con adoradores del culto rival.

Otro símbolo frecuente es un apretón de manos, que representa un trato justo.

Área de CultoEditar

Por lo que en general se le adora en todo el Viejo Mundo, sin embargo, con diferentes nombres. Handrich es el nombre imperial y el más conocido pero tiene conocido por una serie de nombres por todo el Viejo Mundo: Handrich también es conocido como Haendryk, en las Tierras Desoladas se le denomina Handrijk, Affairiche en Bretonia, Prospero en Estalia y Mercopio en Tilea.

El culto a Handrich se localiza principalmente a las ciudades más grandes, donde el comercio es una actividad importante y vital, por lo que el culto a Handrich se da principalmente en la ciudad-estado de Marienburgo, donde ha demostrado ser tremendamente popular; incluso llega a eclipsar la importancia del mismísimo Manann. Ningún mercader de la ciudad que se precie de serlo pasaría por alto la oportunidad de realizar una ofrenda al Dios del Comercio.

Fuera de Marienburgo, Handrich puede encontrarse en las mayores ciudades del Imperio. Posee un pequeño templo en Altdorf, aunque hay planes para ampliar el edificio o crear una estructura nueva y más grande en el futuro. En otras ciudades hay santuarios consagrados a Handrich en los alrededores de los mercados públicos y en los hogares de los mercaderes. Los fieles devotos de Handrich están encantados de predicar su palabra mientras se dedican a sus negocios cotidianos de compraventa.

Handrich también es popular en Estalia, Tilea y algunas de las ciudades-estado de los Reinos Fronterizos, y esta popularidad está aumentando a un ritmo constante. Los pueblos y ciudades que desconfían o persiguen a los miembros del culto de Ranald son mucho más propensos a abrir sus puertas a los adoradores de Handrich. Por este motivo, los seguidores de Ranald suelen robar los colgantes de los devotos de Handrich para fingir “legitimidad”.

CultoEditar

Marienburgo religion haedryk.jpg
Es adorado generalmente por todos aquellos que se dedican a la actividad comercial, siendo su culto especialmente fuerte en la ciudad de Marienburgo, donde tambien se encuentra el mayor templo dedicado a esta deidad.

En muchas ciudades, el culto tiene lazos con los gremios comerciales locales. Los miembros aceptados en el culto siempre deben seguir una de las formas de comercio. Sus fieles son sobre todo mercaderes, comerciantes y buhoneros (en algunos sitios, suponen el 90% de todos los creyentes). Es poco usual que se acepte en el culto a alguien que no haya practicado alguna carrera mercantil. El nivel económico es el principal factor a la hora de determinar la categoría dentro del culto: después de todo, la prosperidad es una señal del favor del dios.

El culto de Handrich se organiza en hermandades y sociedades secretas compuestas por mercaderes y burgueses adinerados. Los objetivos de estos grupos pasan por fomentar un espíritu competitivo, obligar a los rivales a abandonar sus negocios y alcanzar la comprensión espiritual que deriva de la comunión con sus camaradas y con la propia deidad. Estos grupos están extremadamente jerarquizados, y es preciso superar diversas iniciaciones antes de acceder al círculo interior. Muchos miembros creen que están uniéndose a una especie de gremio e ignoran las conspiraciones que se urden entre bambalinas. Sin embargo, el circulo interior del culto trabaja fijando precios, reduciendo impuestos y recaudando más dinero para la construcción de templos, así como extendiendo la palabra y la influencia de Handrich. Se rumorea que los miembros de más alto nivel practican magia ritual para incrementar sus riquezas.

CaracterEditar

Handrich está representado como un comerciante entrado en la mediana edad, con aspecto regordete, vigoroso, alegre y jovial y, obviamente, muy próspero. que disfruta adquiriendo riquezas tanto como gastándolas. Es un vendedor consumado: carismático, locuaz y simpático, y no parece tratar a sus creyentes como adoradores, sino más bien como socios. Handrich es astuto en sus transacciones y espera que sus devotos sean más listos y rápidos que aquellos con quienes negocian. Sus seguidores creen que Handrich vigila toda transacción y negocio. También se fomenta la celebración de obras benéficas, aunque a menudo tienen un propósito secundario, como evadir impuestos o evitar que se inspeccione la mercancía.

Pero Handrich también tiene un lado negativo: es una deidad avariciosa y manipuladora que propugna el ideal de que el fin justifica los medios. A ojos de Handrich, si te beneficias de la estupidez o la ignorancia de alguien, debes invertir las ganancias en mejores negocios. Se exhorta a los miembros del culto a presentar esta doble apariencia: han de mostrarse respetables de cara al público a la vez que los despluman fijando precios y fingiendo escasez.

Amigos y enemigosEditar

El culto está en buenos términos con el resto del panteón del Viejo Mundo, con la excepción del culto de Ranald, que suele causarles muchos problemas (especialmente robos y humillaciones por parte de sus adeptos). En particular tienen rivalidad con la secta de Ranald el Negociador, ya que se percibe como un competidor. Aún así, algunos comerciantes adoran a Ranald para que les de buena suerte en sus negocios. A los cínicos no les sorprende: para ellos, Handrich y Ranald son dos caras de la misma moneda.

¿Es Handrich un aspecto de Ranald?Editar

A pesar de que Handrich es una deidad relativamente nueva, nadie ha confirmado si se trata o no de un aspecto de Ranald. En casi todo el Imperio están considerados como la misma divinidad, aunque se rinde culto a ambas identidades sin darle mayor importancia. Quienes viajan a los confines más remotos del Imperio se esfuerzan por mostrar las diferencias entre estos dioses, y poco a poco la distinción entre ambos está siendo cada vez más aceptada. De hecho, debido al auge de la clase media (compuesta por mercaderes y burgueses), posiblemente sea el culto de Handrich el que más rápidamente se esté extendiendo por todo el Imperio.

En Marienburgo, sin embargo, la división entre ambos dioses es muy distinta. Los dos tienen sus propios templos, cada uno de los cuales trata de superar al otro en términos de tamaño y derroche de riquezas. Los adoradores de Handrich muestran abiertamente su símbolo, mientras que los seguidores de Ranald lo mantienen bien oculto. Ambos ejercen aproximadamente la misma influencia en la política local, aunque el culto de Handrich es más transparente en sus relaciones.

El pueblo llano prefiere mucho más a Ranald que a Handrich, pues opinan que éste último es sólo otra figura de autoridad más que pretende arrebatarles sus monedas; al menos Ranald no disimula su ansia de dinero, pero Handrich no hace más que aumentar los precios para conseguirlo. Algunas personas consideran que lo más aconsejable es adorar a ambas deidades para hacerse con su favor, aun teniendo en cuenta el hecho de que posiblemente sean la misma. Después de todo, el Imperio está lleno de dioses a los que se debe reverenciar, ¿qué mal puede haber en reconocerlos a los dos?

TemplosEditar

Handrich.jpg
Sólo los templos de las grandes ciudades tienen clérigos dedicados, los servicios religiosos en las demás capillas y altares los dirige un hermano seglar, normalmente un miembro importante del Gremio de Mercaderes. Los templos se componen de una sala principal con un ábside semicircular en el que hay capillas privadas y un ofertorio donde se hacen las ofrendas. Pocas ciudades pequeñas tienen un templo de Haendryk; en su lugar el culto se realiza en una capilla aneja a la sede del Gremio de Mercaderes. Muchos mercaderes y comerciantes tienen en su casa altares privados, y algunos buhoneros en su carro. Una forma común de altar es una reproducción de un almacén pequeño, en arcilla o madera, con puertas que al abrirse revelan una estatuilla del dios.

Días FestivosEditar

En las ciudades portuarias, el día santo de Handrich es el primer día de la primavera de vela, el inicio de la temporada de navegación, está tradicionalmente consagrado a Haendryk, auspiciando un buen año para el comercio. En otros lugares, el Marktag (“Día del Mercado”) es un día de culto para los fieles, y las ferias y mercados suelen empezar con una ceremonia para los mercaderes locales en una capilla próxima.

CreenciasEditar

Existen diversas teorías mitologícas en cuanto a su origen. En algunas teorías, se relaciona con alguno de los otros Dioses. En el dogma oficial del culto en Marienburgo por ejemplo, dice que es hijo de Manann, algo bastante razonable a tener en cuenta la dependencia del mar del comercio de la ciudad. Otros dicen que es el hermano menos imaginativo de Ranald.

En otros mitos, se dice que nació siendo un mortal pero que adquirió su estatus divino gracias a su habilidad sobrenatural con los negocios. Según otra variante de esta teoría, era el hermano mortal de Ranald que compró su divinidad ofreciendo a los dioses un negocio que no podían rechazar, y, al contrario que Ranald, cumplió su palabra.

Los Marienburgeses afirman que nació en su ciudad; más de una de las ricas familias de mercaderes, incluyendo alguna de las Diez, han contratado eruditos para que tracen su linaje hasta “Papá Handrich”.

PreceptosEditar

Prácticamente todos los devotos de Handrich son mercaderes o están implicados de alguna forma en un negocio que les proporciona beneficios. Como resultado, muchos de sus preceptos son propios de un gremio mercantil, aunque los miembros del culto se toman mucho más en serio sus obligaciones.

  • Consigue algún tipo de beneficio cada día.
  • Si te asocias a una persona para algún negocio, has de sellar un pacto con ella.
  • Haz donaciones benéficas, pero dentro de lo razonable.
  • No recurras nunca a la violencia para obtener ganancias.
  • No permitas que descubran ninguna de tus mentiras hasta haberte marchado del pueblo.

FuenteEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Marienburgo (1ª Ed. Rol)
  • Warhammer Fantasy JdR: Tomo de Salvación (2ª Ed. Rol)

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar