Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Hueste Espectral

5.487páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

W6 vc spirits.jpg
Los Muertos no pueden descansar en paz en el mundo conocido. Criaturas etéreas y espíritus, sombras y espectros de hombres muertos regresan a la tierra de los vivos. En determinadas noches, fantasmas, espectros y espíritus pueden ser vistos flotando por encima del lugar en que murieron brillando con una luz antinatural. Los espíritus de los muertos pueden verse a veces como una especie de bruma que se arremolina alrededor de rostros que gimen y manos que tratan de aprisionar. Su tacto atrae el alma de la víctima hacia el infierno, arrastrándola a una pesadilla viviente o robándole el conocimiento de quién es. Solo un sacerdote de Morr puede restaurar la mente de una persona cuyo espíritu le ha sido arrebatado por un fantasma y es raro que alguien sobreviva a este proceso.

Todos los habitantes del Viejo Mundo comparten una visión común de lo que ocurre a las almas de los muertos. Según ellos, pasan al infierno, la tierra de Morr, el Dios de la Muerte. Se sabe que los sacerdotes de Morr y los hechiceros del Colegio Amatista que contactan con un alma del infierno, le recuerden su vida pasada, fortaleciendo el vínculo que le unía a sus recuerdos. El mortal puede comunicarse con el espíritu y aprender de cosas que han ocurrido y de cosas que todavía no han ocurrido. Los ciudadanos del Imperio y también de otras naciones creen que a veces Morr cerrará las puertas del infierno y prohibirá la entrada a un espíritu. Puede hacerlo siempre que el alma sea la de una persona a la que todavía no había llegado su hora, la de un inocente asesinado o si había hecho un juramento que todavía no había cumplido. Estas almas brillan demasiado en el infierno y molestan a los otros espíritus, por lo que Morr los devuelve al mundo de los vivos, condenándolos a vagar en una existencia de penumbra hasta que cumplen su deber. Estas almas desterradas se convierten en fantasmas y apariciones, obligados a frecuentar los hogares y los campos de batalla en los que murieron.

Hueste espectral ilustracion.png
Un Vampiro puede usar su poder nigromántico para invocar a estos espíritus, canalizando la Magia Oscura para que las almas errantes puedan manifestarse. Los Nigromantes más osados efectúan un proceso extraño para enviar sus espíritus al infierno de Morr. Una vez allí, pueden rescatar unas cuantas almas, robándolas bajo la mirada del Dios de la Muerte. Sin embargo, a veces Morr atrapa a estos entrometidos, encarcelándolos durante el resto de la eternidad. Su cuerpo cae en un estado catatónico y después se pudre lentamente, mientras su alma sufre una angustia eterna.

En el campo de batalla, estas apariciones vengativas se reúnen fumando huestes que deambulan lentamente hacia víctimas de sangre caliente irremediablemente. Ni siquiera una bala de cañón puede causar daños a una Hueste Espectral, porque solo existen parcialmente en este mundo. Sin embargo, su estado crepuscular no apacigua a estos espíritus. El fantasma de un hombre maldito puede desgarrar la carne de un hombre vivo con sus manos largas como garras, deteniendo el corazón de la víctima con su mero roce y matándola mientras está en estado de shock.

Sylvania tiene una larga historia de miseria y sufrimiento, y tiene una gran abundancia de piedra bruja y Magia Oscura. Además de animar los restos físicos de los muertos, esta potente energía producto de la hechicería también tiene su efecto en las almas de los difuntos. Cuando Vlad von Carstein expulsa a los sacerdotes de Morr, los guardianes de la muerte, se asegura que los espíritus de los que han muerto no pasen a la otra vida.

En toda Sylvania pueden verse fantasmas y espíritus de los muertos que atormentan a los campesinos con sus gemidos horribles y su toque gélido y a veces consiguen que aldeas enteras queden desiertas. Cuando los Condes Vampiro marchan a la guerra, estos espíritus inquietos son invocados por la Magia Oscura y se unen a las filas del ejército No Muerto. Insustanciales e inmunes a las armas mortales, estos espíritus enfurecidos pululan entre las tropas enemigas, extrayendo la energía de los vivos y dejando únicamente horror a su paso.

MiniaturasEditar

  • Miniaturas de octava edición
  • Miniaturas de sexta edición
  • Miniaturas de Warmaster

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Condes Vampiro (6ª edición).
  • Ejércitos Warhammer: Condes Vampiro (7ª edición).
  • Ejércitos Warhammer: Condes Vampiro (8ª edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar