Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Incineradores de Tzeentch

5.515páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Incinerador de Tzeentch por Dan Scott.jpg

Horrores Ardientes, Escupellamas, Torbellinos de Llamas

Los incineradores de Tzeentch son unos seres que se cuentan entre los demonios más extraños de todos, incluso para los peculiares estandartes de los demonios. Sus cuerpos semisólidos y tubulares terminan en rostros rechinantes o unas fauces amenazantes, mientras que sus brazos acaban en orificios por los que emiten llamas mágicas.

Pese a su desgarbada apariencia, los Incineradores son capaces de girar increíblemente rápido, expulsando fluidos gaseosos a través de los hongos rosáceos que tienen en la base, y saltar y brincar por todo el campo con verdadero entusiasmo.

Los Incineradores utilizan sus ardientes miembros para lanzar amarillentas y azuladas llamas mágicas a sus enemigos. Este mágico fuego de Tzeentch no quema sólo la carne, sino la propia realidad, y su mero roce puede hacer perder el juicio, puesto que chamusca y quema todo el cuerpo. El Incinerador no es menos letal en el combate cuerpo a cuerpo, ya que puede focalizar su poder pirotécnico para carbonizar al enemigo en este tipo de combates (Y a pesar de ser en un letal ataque contra él, la armadura de un caballero no es suficiente protección).

Cabezas Incineradores de Tzeentch por Des Hanley.jpg

Cuando el fuego crepita y silba, llamas mágicas más pequeñas caen al suelo y toman la forma del objeto o persona más cercana. Con un claro regocijo y una estridente risa, esta horripilante figura imita todo lo que pasa a su alrededor, de un modo burlón e inquietante. El Incinerador habitualmente ignora estas pequeñas parodias de la realidad, pero cuando les irritan con sus estridentes lloriqueos y burlas, los destruyen con una llamarada azul antes de dirigirse a la búsqueda de otra presa. Cuando el Incinerador se aleja, las pequeñas figuras se desintegran en charcos de esencia mágica, donde se desvanecen hasta desaparecer, aunque las carcajadas a veces perduran hasta bastante tiempo después.

Poseedores de una mente rudimentaria e instintiva, los Incineradores están en sintonía con los pensamientos de un Señor de la Transformación. Son, casi literalmente, los instrumentos de la voluntad del gran demonio y se mueven por todo el campo de batalla siguiendo sus instrucciones. Como pasa con los Horrores Rosas, los Señores de la Transformación consideran a los Incineradores una herramienta prescindible. Como tales, es habitual ver enjambres y enjambres de demonios ardientes lanzándose sin dudarlo contra defensas aparentemente inexpugnables, aplastando al enemigo tanto por su número como por las llamas que anuncian su avance.

MiniaturasEditar

  • Octava edicion
  • Miniaturas de cuarta edición

IlustracionesEditar

  • Incinerador de cuarta edición.

FuentesEditar

  • Libro de Ejército: Hordas del Caos (6ª Edición).
  • Libro de Ejército: Demonios del Caos (7ª Edición).
  • Libro de Ejército: Demonios del Caos (8ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar