FANDOM


Inxi-Huinzi en Gélido Cornudo por Mark Gibbons

Inxi-Huinzi fue uno de los más sagaces y persistentes Jefes Eslizones que encabezaron los ataques a la recién fundada colonia de Skeggi. Nadie hubiera molestado a los Nórdicos de no haber sido por su avidez de oro. La colonia se convirtió en una guarida de saqueadores, ansiosos por poner sus manos sobre las reliquias sagradas de los Magos Sacerdote Slann. Inxi-Huinzi fue designado para dirigir a las cohortes de Eslizones enviadas desde Hexoatl para presentar batalla a los invasores y devolverles al mar.

Pese a sus valerosos e implacables esfuerzos, los Nórdicos continúan allí, pero su expansión ha sido contenida, y sus incursiones limitadas. El responsable fue Inxi-Huinzi y sus Guerreros Gélidos, que patrullaron por la jungla ecuatorial y controlaron las rutas de las pampas y las llanuras herbáceas. Con frecuencia, Inxi-Huinxi dirigió ataques a lo largo de las amplias playas, atacando al enemigo por sorpresa. Mientras los Guerreros Gélidos cargaban ferozmente contra el enemigo, obligándole a formar un muro de escudos, otros Eslizones a pie podían abrirse paso a través de los manglares para hundir sus naves. Esto disuadió a los incursores de navegar a lo largo de la costa saqueando las cámaras selladas de las dispersas Pirámides Templo en ruinas.

Inxi Huinzi, tiene un talento innato especial y monta un excepcional ejemplar de Gélido con una enorme cresta y cuernos, que se conoce como Gélido Cornudo. El Gélido Cornudo pertenece una rara especie de Gélido, casi totalmente extinta. Esta especie surge de las cavernas y se aventura en la jungla, lo cual es probablemente la causa de que prácticamente se haya extinguido. Los Gélidos Cornudos son muy agresivos y territoriales; embestirán casi contra cualquier otro monstruo, sin tener en cuenta su tamaño. Los Gélidos Cornudos han evolucionado naturalmente para luchar: poseen impresionantes cuernos, y en sus cabezas crecen espinosas crestas.

Inxi Huinzi es uno de los pocos Eslizones que han conseguido capturar y montar a un Gélido Cornudo. En la Batalla de las Ciénagas de las Pirañas, librada contra enemigos Nórdicos, Inxi Huinzi montaba en un Gélido Cornudo a la cabeza de los Jinetes Gélidos de Hexoatl. En esta batalla, la única forma de avanzar era atravesar un viaducto, y todos los Eslizones que intentaban atravesar las ciénagas por cualquier otro punto eran devorados por millones de voraces pirañas. El Gélido Cornudo de Inxi Huinzi, llamado Xltzhpctli (que aproximadamente podría traducirse del Saurio por "Bestia-que-muerde-desgarra-golpea-con-la-cola"), cargó por el viaducto y destripó al gigantesco héroe Nórdico que defendía el viaducto, permitiendo al ejército de los Hombres Lagarto alcanzar a los incursores y recuperar los valiosos ídolos de Zlaxhutec.

ObjetosEditar

  • Lluvia de Dardos: Inxi Huinzi lleva docenas de dardos envenenados detrás de su escudo y algunos más en su carcaj. Estos dardos están arponados e impregnados con un veneno extremadamente mortífero, producido por los venenosos peces lagarto de los pantanos de Lustria. Inxi Huinzi ha perfeccionado la técnica de lanzar varios dardos mientras carga o mientras un enemigo carga hacia él, justo antes de poner lanza en ristre para luchar en combate cuerpo a cuerpo.

MiniaturaEditar

FuenteEditar

  • Libro de Ejército: Hombres Lagarto (5ª Edición).