Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Itzl

5.494páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

El Gran Dios de las Bestias, el Creador de la Bestia

Uno de los desoves más habitual en las Ciudades-Templo durante las últimas décadas es el de los guerreros saurios que nacen con la instintiva habilidad de controlar a los gélidos. Se dice que los Ancestrales antevieron el futuro y las necesidades de los Hombres Lagarto, y les brindaron sus dones en consecuencia. Cuando emergía un desove de Saurios capaz de montar en Gélidos, los Chamanes Eslizones proclamaban que era la voluntad divina de Itzl, el gran dios de las bestias.

CultoEditar

Los Hombres Lagarto, en especial los Eslizones que viven fuera de las ciudades templo, adoran al ltzl, el regente de tres cuernos que domina a las bestias de sangre fría. Sus templos son estructuras distantes en las profundidades de las selvas de Lustria.

Muchos poseen grandes gongs, que se hacen sonar cuando hay sacrificios atados para atraer a las criaturas de Itzl fuera de los bosques impenetrables para que se alimenten.

MarcasEditar

Los Guerreros Saurios benditos por Itzl tienen una aptitud innata para guerrear a montados en bestias de la selva. Segregan un almizcle de olor muy parecido al de los propios Gélidos, lo que les permite formar vínculos con esas criaturas hostiles. Los Saurios poseen espolones en las piernas que les permiten aferrarse al duro pellejo de su montura y mantener las manos libres para sostener el escudo y la lanza. En todos esos desoves habrá un Líder de la manada, quien instintivamente guiará al grupo, sabrá dónde encontrar los Gélidos y cómo domarlos para la monta. Los guerreros gélidos tienen unos sentidos excepcionales que les ayuda a perseguir a su presa; un sentido superior del olfato y del gusto, con el que detectan el rastro de su presa de sangre caliente, incluso por encima del hedor de sus monturas. Atraídos por el olor de la sangre, los grupos de guerreros gélidos pueden pasarse días siguiendo al enemigo.

FuentesEditar

  • Libro de Ejército "Hombres Lagarto" 6ª Edición.
  • Libro de Ejército "Hombres Lagarto" 7ª Edición.
  • Libro de Ejército "Hombres Lagarto" 8ª Edición.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar