Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Jinetes Esqueletos con Arcos

5.488páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Jinetes Esqueleto con Arco.jpg

Los Jinetes Esqueletos con Arcos de Nehekhara son a menudo comparados con una fuerte ventolera del desierto, de esas que aparecen súbitamente y sólo dejan muerte a su paso. Los jinetes con arcos se mueven incansables por el campo de batalla, disparando flechas bendecidas contra sus enemigos antes de retroceder desapareciendo entre la nube de polvo levantada los cascos de sus monturas esqueléticas, evitando así a cualquier posibilidad de recibir un contraataque. Antes de que el enemigo pueda recuperar su sangre fría, los jinetes No Muertos aparecen de nuevo para soltar otra letal andanada de flechas.

Los jinetes arqueros de la antigua Nehekhara eran muy diferentes al resto de guerreros que había en el ejército de un rey. No se trataba de soldados, reclutados y entrenados en las vastas ciudades de Nehekhara, sino de miembros de tribus nómadas que vivían en lo profundo del desierto. Estos guerreros conocían las amplias llanuras mejor que cualquier habitante de las ciudades, y a lomos de sus veloces monturas eran capaces de atravesar las cambiantes dunas con un sentido de la orientación innato. Su pericia era tal, que de hecho se decía de ellos que habían nacido sobre la silla de un caballo, y su perfecta compenetración con el animal les permitía luchar sin que los movimientos o galopadas de éste les estorbaran en lo más mínimo, algo que era admirado y envidiado en todo Nehekhara.

Los reyes siempre estaban necesitados de guerreros y exploradores tan talentosos como estos, y solían pagarles auténticas fortunas para alquilar sus servicios como mercenarios. No fue hasta el reinado de Rakaph III, durante la segunda dinastía, cuando los arqueros a caballo se convirtieron en un tipo de tropa permanente en los ejércitos de Nehekhara. Rakaph concedió a los jinetes arqueros libertad total en el desierto, la protección de sus grandes ejércitos, y todo el oro que sus jefes de tribu pudiesen cargar. Todo ello, a cambio de un diezmo anual de guerreros dispuestos a hacer un juramento de lealtad y obediencia inquebrantable al rey. Desde entonces, los reyes de la antigua Nehekhara siempre tuvieron fuertes contingentes de jinetes arqueros entre sus tropas.

Los Jinetes Esqueletos con Arcos son los incursores y exploradores de los ejércitos de los Reyes Funerarios. Mientras que los caballos mortales necesitaban descanso regular y agua en abundancia, sus actuales monturas esqueléticas atraviesan las vastas extensiones de desierto a un ritmo incansable. Incluso después de muertos, estos jinetes cadavéricos siguen teniendo una habilidad innata para seguir y dar caza a sus presas por entre las cambiantes dunas, sin que ni siquiera la más violenta tormenta de arena les haga perder el rastro. Como exploradores, los Jinetes Esqueletos con Arcos acostumbran a estorbar los movimientos del enemigo y hostigarle constantemente con sangrantes emboscadas y escaramuzas relámpago. El objetivo principal de estos ataques es ralentizar al ejército rival, dejándolo clavado mientras el resto de las fuerzas del Rey Funerario maniobran para ponerse en posición.

Cuando los Jinetes Esqueletos con Arcos atacan, lo hacen sin previo aviso y sin la menor piedad. La primera señal de peligro que verá un soldado enemigo será una flecha de plumas negras atravesando la garganta de su camarada de al lado, su gorgoteante grito de agonía presagiando una masacre. Instantes después otro compañero caerá al suelo, con una punta de flecha surgiendo de su pecho, y su corazón bombeando sangre hacia las arenas desierto por la herida abierta. A cada segundo que pase, más y más flechas empezarán a caer como una lluvia mortífera. Entonces, los Jinetes Esqueletos con Arcos se dejarán ver por primera vez, cargando a través del ondulante aire del desierto como un espejismo terrible que hará que los enemigos supervivientes sean presas del pánico y huyan desordenadamente. Sin apartar la mirada de sus blancos, los jinetes Esqueletos tensarán una vez más sus arcos para abrir fuego. Y lo último que los guerreros mortales notarán, mientras intentan correr por sus vidas, será la agonizante punzada de dolor de una flecha clavándoseles profundamente en la espalda.

MiniaturaEditar

  • 6ª Edición.

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Reyes Funerarios (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Reyes Funerarios (8ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar