Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Jutones

5.494páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Pescador.jpg

Los habitantes de Nordland son los descendientes de la antigua tribu de los Jutones. Parientes cercanos de los was-jutones de Ostland, la rama ostlandesa de la tribu acabó separándose de los poblados más orientales de su gente. Con el tiempo los primeros nordlandeses cayeron en combate, convirtiéndose en vasallos de los belicosos teutógenos y víctimas frecuentes de las incursiones nórdicas.

Tribu Editar

Los jutones, siempre independientes, se habían mantenido al margen del floreciente Imperio de Sigmar, siendo la única de las doce tribus fundadoras que no participó en la batalla del Paso del Fuego Negro.

Los Jutones eran una tribu con grandes aptitudes para el comercio, y muchos esperaban que, debido a ello, fueran débiles y cobardes, con más aptitudes para como comerciantes que como guerreros, pero nada más lejos de la realidad. La riqueza obtenida mediante el comercio les había otorgado un gran poder. Tenían contactos con las tierras del sur del Viejo Mundo, lo que les permitía comprar armamento, contratar grandes fuerzas mercenarias y tener armas más avanzadas que el resto de tribus, como el uso de ballestas.

Debido a ello, Sigmar tardó varios años y un gran gasto en recursos y vidas en conquistar y someter a los jutones, y a su líder Marius, obligándoles a formar parte de su coalición. Aquel acuerdo acabó siendo beneficioso para ambos, y los jutones prosperaron como nunca antes lo habían hecho.

Los jutones sufrieron mucho con la invasión no muerta de Nagash, lo que les obligó a dispersarse y refugiarse en los territorios de las tribus vecinas. Cuando la amenaza desapareció, los jutones se fueron recuperando poco a poco, y la situación fue más o menos estable a lo largo de los siglos. Durante el caos imperante tras la Gran Plaga, la mayor parte de las costas de los valles fluviales de Nordland fueron invadidas y colonizadas por los nórdicos, lo cual produjo un mestizaje de linajes tribales.

Líder Editar

En la época de Sigmar, los Jutones estaban gobernados por el Rey Marius, un hombres codicioso que conocía perfectamente la importancia del comercio y la riqueza. Marius poseía más oro del que un hombre podría gastar en una docena de vidas. Una vez, un joven cortesano había comentado una vez que su amor por el oro se asemejaba al de un enano, y aunque era un comentario perspicaz, Marius había condenado al joven a morir azotado. A pesar de esto, Marius era un hábil gobernante y había convertido a la capital de los jutones, Jutonsryk, en el puerto comercial más importante del norte.

Marius, se había negado en un principio a formar parte de la alianza de tribus lideradas por Sigmar, ya que para él, aquello no era más que una manera de someterlo y despojarle de sus riquezas. A pesar de la amenaza de los Pieles Verdes que amenazaban con atravesar el Paso del Fuego Negro, Marius se consideró seguro es sus tierras, y se negó a mandar refuerzos para la guerra en el sur. Lo único que envió a Sigmar fue un excelente arco de caza de origen élfico como símbolo de buena suerte. Sigmar, enfurecido por la negativa de Marius a enviar ayuda, rompió el regalo en el acto y se lo mandó de vuelta junto con la promesa de que tomaría represalias contra él, una vez que la amenaza de los Orcos fuera destruida.

Como prometió, una vez que los Orcos fueran derrotados, Sigmar organizó una campaña contra los Jutones y consiguió conquistarlos. A pesar de todos los problemas causados, Sigmar no tomo represalias, si no que ofreció a Marius de nuevo la opción de unirse a su coalición de tribus, a lo que este aceptó ofreciéndole su juramento de espadas. Con el paso del tiempo Marius comprendió que debería haberse aliado con Sigmar hacía mucho tiempo, ya que aquello le ofreció aún mayores riquezas (a pesar de los elevados impuestos y diezmos exigidos por Sigmar después de la batalla de Jutonsryk), además de contar con la ayuda de otras tribus frente a las amenazas. 

Con el tiempo, Marius, acabó convirtiéndose en uno de los mayores aliados de Sigmar.

Asentamiento Editar

La capital de los jutones era la ciudad de Jutonsryk, cerca de las Marismas Baldías, en las costas de lo que hoy sería Nordland. Se trataba de una impresionante ciudad comercial, de imponentes murallas y torres macizas que dominaba la costa. Los jutones se habían instalado en aquella región después que Artur de los teutógenos condujera a sus guerreros al oeste y aplastara al ejército de Marius en una gran batalla en la costa, empujando a los Jutones al sur hacia el estuario del Reik, quienes a su vez expulsaron a los Éndalos de aquel territorio hacia el sur.

Situada en una arenosa bahía abrigada del estuario costero del Reik, los pobladores jutones habían reconocido rápidamente sus cualidades como puerto natural. Habían construido su asentamiento en un promontorio elevado promontorio de roca oscura y con forma de hoja conocido como el Namathir y, a lo largo de los últimos veinte años, Jutonsryk se había convertido en una próspera ciudad de mercaderes. Dominando la ciudad estaba se alzaba se alzaba sobre el Namathir el castillo de Marius. La fortaleza era una curiosa mezcla de poder y elegancia que estaba elaborada de roca pálida y contaba con numerosas torres esbeltas y tejados relucientes. 

La mayor parte de los edificios de la ciudad estaban construidos en la ladera occidental del promontorio y se extendía sin orden ni concierto hasta el puerto, al borde de las aguas oscuras del océano. La arquitectura de la ciudad suponían una caprichosa mezcla de piedra y madera, y reflejaba la cultura marítima de los jutones y lucían algún reconocimiento al mar que le había proporcionado su fortuna. Muchos de sus edificios se habían levantado a partir de los cascos de embarcaciones destrozadas o estaban adornados con redes, timones y mascarones de proa de vivos colores. Altos mástiles con velas hinchadas sobresalían de numerosos tejados, mientras que mascarones de proa de embarcaciones naufragadas y castillos de proa enteros formaban fachadas, tejados y hastiales. Las efigies de Manann con el aspecto de un hombre corpulento con una corona de hierro eran comunes, así como las imágenes de olas rompiendo y criaturas marinas. Almacenes y muelles de carga para los cientos de embarcaciones que atracaban aquí cada semana abarrotaban el paseo marítimo, estructuras de elegante construcción que habían pagado los acaudalados mercaderes y comerciantes que se habían enriquecido con la prosperidad de Jutonsryk.

El comercio era el alma de Jutonsryk y le había proporcionado riquezas inimaginables a la ciudad de Marius. Todos los días llegaban comerciantes a Jutonsryk; sus embarcaciones venían cargadas de tesoros exóticos procedentes de las lejanas tierras del sur y, según se rumoreaba, de los reinos míticos del otro lado de las Montañas del Fin del Mundo. Embarcaciones de todos los tamaños y formas se disputaban el espacio en el muelle y una profusión de montacargas trabajaba en una interminable procesión de carga y descarga.

Fuentes Editar

  • La Vida de Sigmar, por Matthew Ralphs y Gav Thorpe.(traducido por Igarol)
  • Trilogía "La Leyenda de Sigmar" por Graham McNeill
  • Warhammer Fantasy JdR: Herederos de Sigmar (2ª Ed. Rol).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar