Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Karag-Dum

5.543páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Borri durinsson's stoutbeards po Dan Scott Enanos Caos.jpg

Karag-Dum fue una de las más grandiosas ciudades de los Enanos. Esta fortaleza se encuentra muy al norte, más allá de las propias Montañas del Fin del Mundo, en el mismo borde de los Desiertos del Caos. Sus minas y bóvedas se extiende a lo largo de leguas bajo tierra. Hay centenares de niveles, y el total de corredores y pasillos debe sumar millones de leguas. Dentro de esta ciudad se podría perder un ejército de gran tamaño.

Hoy en día, ya no quedan Enanos que la habiten, siendo es una fortaleza muy disputada entre las dispersas del Caos de los distintos poderes debido a sus recursos y posición estratégica. Muchas de estas bandas han creado sus propios feudos en interior de la fortaleza y actualmente, hay ciudades enteras en los salones subterráneos dedicados a la adoración de los cuatro Poderes del Caos. Ahora muchas de las minas son explotadas por Hombres Bestias y esclavos mutantes para obtener material con el que forjar armas y armaduras con las que comerciar con otras tribus.

Historia Editar

Plantilla Spoiler Cazador de Brujas.png
Alto, estás caminando por la senda del Hereje. Si continúas, corres riesgo de... perderte.
Este artículo puede contener spoilers de Matademonios
Imagen batalla Enanos contra Guerreros del Caos imagen 8ª Edición.jpg

Hace más de dos siglos, durante la Gran Guerra contra el Caos, se perdió todo contacto con la fortaleza. Asediada por las fuerzas del Caos, los Enanos trataron de enviar mensajeros para que buscaran ayuda de sus parientes del sur. Solo unos pocos de ellos lograron llegar a su objetivo, pero descubrieron para su horror que no podían regresar pues, al extenderse las mareas del Caos hacia el sur, los Desiertos del Norte también lo hicieron,tragándose todas las tierra que meditaban entre Karag-Dum y el Paso de la Sangre Negra. Al no recibir respuesta alguna, los Enanos de Karak-Dum, dejaron de enviar mensajeros y se prepararon para resistir.

La última noticia que se tuvo es que el Rey Thangrim Barbaflamígea lideró a sus valientes huestes en una defensa suicida de la ciudadela contra un poderoso ejército procedente del norte al avanzar los desiertos del Caos. Tras la derrota de los ejércitos del Caos en Kislev, los Enanos del otro lado de los Desiertos llevaron a cabo varias expediciones para encontrar y ayudar a sus parientes, pero todas fracasaron. Para muchos quedó claro que Karak-Dum se había perdido para siempre, y sus tesoros se perdieron con ella.

Devordarod de Almas y Mastines de Khorne por Des Hanley.jpg

Durante el asedio a la fortaleza, los Guerreros del Caos lograron abrir brechas en sus murallas empleando brujería y magia terrible. Durante los últimos días del asedio, invocaron a un Devorador de Almas, al que los enanos bautizaron simplemente como el Terror. El Demonio de Khorne mató a decenas de Guerreros Enanos, muchos de ellos armados con armas rúnicas; e incluso estuvo a punto de matar al propio Thangrim Barbaflamígea hasta que fue derrotado por el Señor de las Runas Valek. El maestro herrero hirió al demonio con su poderosa hacha rúnica, e invocó la Runa del Indeseado. Invocar su poder consumió la vida del enano, pero logró expulsar al demonio de la fortaleza, quien juró que se vengaría. Morekai, el hijo del rey Thangrim, toma el hacha rúnica y trata de atravesar los Desiertos del Caos, pero fracasó y murió tras derrotar a numerosos enemigos.

A pesar de expulsar al demonio, los Enanos estaban demasiado debilitados para seguir peleando y se retiraron al interior de la fortaleza. Los principales líderes del ejército del Caos se dirigieron al sur en dirección a Kislev, dejando tras de sí una enorme horda que pronto se dividió en distintas facciones que lucharon a muerte entre ellos por repartirse el botín o simplemente por lo caprichosos designios de sus oscuros dioses.

Enanos contra Mastines de Khorne Jon Hodgson.jpg
A medida que llegaban más Guerreros del Caos y Hombres Bestias, los Enanos se fueron retirando cada vez más hacia la profundidad del interior de las minas. Al principio eran menos de 5000 guerreros, que se dividieron, según sus clanes y hueste, entre cinco ciudadelas subterráneas secretas que habían preparado en previsión del día en que la fortaleza fuera ocupada.

Utilizando sus profundos conocimientos de los túneles y caminos ocultos y aprovechándose de la división que habían entre las fuerzas del Caos, los supervivientes los acosaron constantemente. Realizaron emboscadas y ataques sorpresas contra bandas errantes en las profundas bóvedas; prepararon trampas y obras defensivas de toda clase para diezmar a los invasores; desmantelaron y destruyeron todas las fraguas, hornos y yunques para que las fuerzas del Caos no pudieran sacar provecho de ellos.

Aunque sin duda las pérdidas de los ejércitos del Caos fueron muchísimo mayores, estos podrían remplazar las bajas fácilmente, mientras que cada enano muerto era irreemplazable. Además, gracias a Mastines de Khorne, muchos de los escondites de los enanos fueron descubiertos y sus habitantes asesinados. Después de años de incesantes combates, los Enanos quedaron reducidos a unos pocos cientos.

Portada Matademonios por John Gravato.jpg

Y la cosa continuó así durante más de doscientos años, si bien, debido a las alteraciones provocadas por el poder del Caos en el flujo temporal, para los enanos de Karag-Dum fueron apenas veinte. Los supervivientes se encontraron hacinados en Salón del Manantial, una profunda sala subterránea oculta bajo runas de encubrimiento que protegían los salones de búsquedas mágicas.

Borek Barbapartida, uno de los pocos mensajeros enanos que había conseguido atravesar los desiertos antes de que cayera la fortaleza, consiguió regresar a Karak-Dum empleando para ello una extraordinaria nave voladora creada por el ingeniero Malakai Makaisson. Entre los miembros que formaban parte de la tripulación se encontraban el matador Snorri Muerdenarices, el humano Félix Jaeger, y su compañero Gotrek Gurnisson, quien portaba el hacha rúnica de Morekai, que encontró durante una de las expediciones anteriores.

Al mismo tiempo de la llegada de la fuerza expedicionaria enana a la fortaleza, también lo hizo el Terror, el Devorador de Almas derrotado siglos atrás. Siguiéndoles hasta el oculto Salón del manantial, debido a su unión con el hacha que le había desterrado 200 años antes, con un pequeño ejército. En a la batalla subsiguiente, el Terror mató al rey Thangrim Barbaflamígea, pero fue expulsado de nuevo de este plano de realidad por Gotrek y no poca ayuda de Félix, y sus fuerzas fueron derrotadas.

El pequeño grupo de enanos supervivientes pudo ser rescatado, así como varios de los tesoros más importantes, regresando al Imperio Enano.

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Hordas del Caos (6ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar