Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Khaine

5.487páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Khaine banner concept.jpg

El Dios de la Mano Ensangrentada

Khaine, cuyo nombre completo es Khaela Mensha Khaine en lenguaje Élfico, es el dios élfico de la guerra, el odio y la destrucción (y para los Elfos Oscuros, además, de la sangre y el asesinato, o sea, todo lo que necesitan). Él es el instigador de la guerra, la personificación despiadada de un credo funesto.

Khaine ha sido adorado por los Elfos desde hace siglos. Para los Elfos que no siguieron el oscuro camino de los Druchii, es un Dios muy importante, un Dios que les exalta a guerrear, pero un Dios que debe ser controlado. Es el dios destructor que para los Elfos representa el hecho de que para que la vida cobre algún sentido, también debe existir la muerte; que el conflicto es necesario para que reine la paz; para que exista la felicidad, también debe existir el sufrimiento; y el amor no es nada si no se templa con el odio y el asesinato. Sin Khaine y sus artes despiadadas, la vida no tendría sentido ya que ningún ser vivo aprecia el valor de la vida sin la posibilidad de que sea hecha mil pedazos.

Es un dios que permite a sus fieles hacer lo que quieran sin prohibirles nada, salvo que nieguen su designio divino. Hay que tener en cuenta que pese a que muchas veces se considera a Khaine como un Dios malvado (por su estrecha relación con los Elfos Oscuros) no lo es. Para los propios Altos Elfos simplemente representa su naturaleza más agresiva. Es por ello que no hay sacerdotes de Khaine entre las filas de los Asur ni de sus primos Elfos Silvanos, sino tan sólo en la tierra de los Druchii.

A Khaine se le suele representar como un elfo enorme y con cara de furia, enfundado en una armadura de bronce salpicada con sangre; el pelo largo y oscuro a veces también está enfangado de sangre, y en cada mano lleva una enorme espada aserrada de donde continuamente gotea sangre, aunque en ocasiones se le representa como un gigantesco ser casi demoníaco con cuatro brazos y fuertes colmillos, sobre un mar de escorpiones

CultoEditar

Elfos OscurosEditar

Elfa Bruja Khaine.jpg
Los Elfos Oscuros es la única raza élfica que rinde culto abiertamente a Khaine, que de echo se a convertido en la religión más importante del reino de Naggaroth, por que en sus vida sólo hay lugar para la muerte, la guerra, el sufrimiento, el odio y el asesinato. No pierden el tiempo en conceptos como vida, paz, felicidad o amor, y por tanto los dioses elfos que representan estas virtudes no tienen lugar en su panteón. Los Elfos Oscuros se han consagrado totalmente a la adoración de Khaine. Han permitido que su aspecto negativo controle sus vidas, y buscan activamente cualquier oportunidad de causar la muerte. Se deleitan en su perversidad, y la satisfacen a la menor oportunidad.

Así, no sorprende en absoluto que la bendición de Khaine sea la que mas anhelan los Elfos Oscuros, ya que sus vidas se fundan sobre hazañas de muerte y tormento. Si los Altos Elfos son cautos con el Señor del Asesinato, los Elfos Oscuros se entregan por entero a él y sacrifican esclavos, camaradas y hasta a su prole con tal de captar la atención de Khaine por un mero instante. Esa devoción complace al Dios de la Mano Ensangrentada como nunca lo harán los escuetos ritos de los Altos Elfos, pero Khaine se aburre fácilmente y cada año los sacrificios han de ser más salvajes y bárbaros para atraer su mirada sanguinaria.

En la sociedad de los Elfos Oscuros existen numerosos cultos religiosos dedicadas a los siniestros ritos de su dios. La verdad es que el culto a Khaine tiene muchas vertientes debido a los múltiples aspectos del dios (patrón de los verdugos, patrón de los asesinos,...), así que cada grupo adoran a Khaine en función de cómo vayan a ejecutar al enemigo. De todos ellos, el de las Elfas Brujas es el más numeroso y conocido. Las Elfas Brujas adoran a Khaine en su aspecto guerrero, recreándose en el placer de la destrucción y muerte de una sangrienta batalla. Son las esposas de Khaine, bellas y mortíferas, crueles y despreocupadas. Sus cuerpos son ágiles y fuertes. Muchos darían la vida por caer en los seductores brazos de las Elfas Brujas de Khaine. Las Elfas Brujas que tratan siempre de complacer a su dios, ya sea llevando a cabo a lo largo del año numerosos sacrificios en su honor, asistiendo al campo de batalla donde masacrar a los enemigos en su nombre, o llevando a cabo asesinatos con su sello.

Todos los Elfos Oscuros fueron tocados por Khaine en cierta medida, su linaje tiene la mácula de la Hacedora de Viudas y de los actos que perpetraron sus antepasados junto a Aenarion. Muchos, empero, aceptan con entusiasmo la cruel visión del Dios de la Mano Ensangrentada, y se les llama Cuchillos de Khaine, y se les admira y evita, porque solo son leales a su credo despiadado.

Altos ElfosEditar

Khaine todavía tiene un lugar en el panteón de los dioses adorados por los Altos Elfos, pero a diferencia de los Elfos Oscuros, los Altos Elfos equilibran la naturaleza destructiva de Khaine entre los otros dioses, ya que cada uno representa una parte de su carácter. Los Altos Elfos consideran a Khaine el dios de la violencia desatada. Su sed de sangre puede utilizarse cuando existe un peligro que les amenaza, pero debe controlarse y usarse con sabiduría. Los nobles de Nagarythe en particular son cautos con el atractivo de las glorias de Khaine porque proceden de un linaje sediento de venganza y conocen mejor que nadie la llamada seductora del Dios de la Mano Ensangrentada. Viven a la sombra inmortal del crepúsculo de Khaine, tratando de alcanzar la luz constantemente. Para un guerrero de Nagarythe, cada día se vive en perfecto equilibrio, recurriendo a Khaine solo cuando se le necesita, pero contrarrestando su influencia maligna con la de otros dioses más misericordiosos para no dejar que predomine su influencia.

Según los Altos Elfos, una vez que has caído bajo la sombra de Khaine, nunca reposarás fácilmente en la luz. La historia de Ulthuan está llena de recordatorios aciagos de esta singular verdad, aunque el más conocido es el de Aenarion. Se cree que cuando el Rey Fénix empuñó a la Hacedora de Viudas, invitó a Khaine a entrar en su corazón y por ello solo encontraría la paz en la muerte.

TemplosEditar

Warhammer sacrifice to khaine.jpg
El lugar más relacionado con Khaine se encuentra justo en Ulthuan, en una gran isla al norte de Cracia y Nagarythe y se llama la Isla Marchita. Este lugar ha cambiado de manos muy a menudo a lo largo de los milenios debido a su proximidad con las tierras de los Elfos Oscuros en el Nuevo Mundo, no obstante, siempre los Altos Elfos han conseguido recuperar la isla al poco de serles arrebatada. En esa isla está el Templo de Khaine, en cuyo altar está un arma de supremo poder que los Elfos Oscuros ansían poseer. Cuando la tierra de Ulthuan aún era joven, el guerrero élfico más poderoso que jamás haya existido, Aenarión (el primer Rey Fénix de Ulthuan) consiguió tomar La Espada de Khaine y defendió el reino de las hordas del Caos. Antes de morir logró depositar nuevamente la espada en el altar de Khaine, y nunca nadie a vuelto a empuñar el arma por la poderosísima maldición que se dice que porta y es por eso por lo que actualmente el altar es un lugar evitado.

Como ya se ha dicho, los Elfos Oscuros adoran abiertamente a Khaine por lo que tiene multitud de templo en su nombre, pero el más grande e importante es el Templo de la ciudad de Har Ganeth, segundo en infamia tras la Isla Marchita. Gobernados por la anciana Hellebron, los rituales, ejecuciones y sacrificios a Khaine se realizan a diario a un nivel casi industrial.

Días SagradosEditar

Para los Elfos Oscuros, cualquier día es valido para ofrecer sacrificios al Dios del Asesinato, pero la Noche de la Muerte es la festividad más importante de Khaine. En ella, las Reinas brujas recuperan su juventud por unos años más tras bañarse en la sangre de cientos de sacrificados a Khaine. El resto de razas élficas no tienen días consagrados a Khaine.

Cultos HumanosEditar

Khaine también forma parte del panteón humano aunque con ciertas diferencias a su contraparte élfica. El Khaine humano es el Señor del Asesinato, patrón de asesinos y matones, y es considerada una deidad malvada. Se considera el hermano de Morr, de quien siente celos de su oscuro reino habitado por almas de los muertos, por ello siempre entra para robarle las almas de aquellos que han sido asesinados, construyendo su propio oscuro reino de muertos.

Adorado por asesinos y homicidas, consideran que el acto de asesinato es la mejor manera de honrar a su dios, al igual que sacrificar personas en su nombre. Debido a la naturaleza malvada del culto, está completamente prohibido en todas las naciones del Viejo Mundo, y sus cultistas son cazados y reciben el mismo trato por parte de los cazadores de brujas que aquellos que adoran a los dioses del Caos.

ImágenesEditar

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (4ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (8ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (8ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar