Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Kislev (Ciudad)

6.047páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Ciudad de Kislev.jpg
"La ciudad se eleva en el oblast como un promontorio dentado en el paisaje, dominando la tierra a su alrededor de una manera vulgar que solo se puede esperar de esta nación bárbara. Las murallas son altas e imponentes, eso es seguro, pero ¿Como de alta debe ser una muralla antes de que se vuelva innecesaria? Parece que estos kislevitas han construido las murallas más altas que he visto en mi vida, y aunque en efecto son impresionante, para mi gusto carecen de sofisticación."
Carta a Altdorf, de Andreas Teugenheim, antiguo embajador en la corte de la zarina Katarin

Capital de la nación y el lugar de residencia de los zares y zarinas que gobiernan esta tierra, Kislev es la ciudad más grande y desarrollada del norte. La ciudad está próxima a la ribera del río Urskoy, en un amplio giro del río que sigue la escarpada «Gorá Geroyev» (o colina de los Héroes), sobre la que está construida la ciudad, debido a esto, está virtualmente en la frontera con el Imperio, por lo que Kislev se ha visto influenciada por muchas costumbres imperiales y valores estéticos como la literatura y la arquitectura. La ciudad fue fundada en el Año 1 (CI 1524) por los hombres y mujeres que ostentaron el título de khan y que procedían de Gospodar y, aunque ha sido asediada en numerosas ocasiones, nunca ha caído en manos del enemigo.

Sus muros son fuertes y sólidos, aunque algo gastados en apariencia allí donde las mareas del Caos se han estrellado contra ellos antes de ser forzadas a retirarse por sus valerosos defensores. Kislev es la frontera con la anarquía, en los límites de una región cuya forma exacta puede cambiar con el viento. La ciudad ha sufrido ataque y asedios de los siervos del Caos y de los vientos mutágenos que les acompañan. Muchos de los edificios más viejos de Kislev han sido testigos de terribles batallas libradas.

Los muelles de Kislev están construidos en torno a un estanque artificial dentro de los muros de la ciudad, y sólo puede accederse a ellos a través de una bien defendida puerta fluvial. Al este de la ciudad, el río es mucho menos profundo, siendo la reserva de barcazas de fondo plano y pequeños botes fluviales, cuyas tripulaciones se congregan en las casas y posadas de los alrededores.

En el centro de Kislev, sobre la cima de la Colina de los Héroes, se encuentra el Palacio de Bokha, el asiento del poder hereditario de los Zares, Señores Supremo del norte y soberano de todos los kislevitas. Fue reconstruido durante el reinado del zar Boris Bokha después de que el antiguo Palacio de Gospodar fuera destruido durante la Gran Guerra contra el Caos en el año 778 (CI 2302). Esta poderosa fortaleza se alza sobre filas y filas de torres de piedra y murallas alegremente festoneadas, coronada por una gran cúpula dorada visible a muchos kilómetros de distancia.

HistoriaEditar

La ciudad que se convertiría en Kislev fue fundada hace más de dos mil años como una pequeña colonia comercial a orillas del río Urskoy conocida como Pelzburgo. Gozó de relativa prosperidad en sus relaciones con los miembros de las tribus errantes, los trashumantes Gospodares y comerciantes del Imperio. A pesar de ser saqueada varias veces en su historia, su ubicación ciertamente hacía que resurgiese de cualquier calamidad que le aconteciera, al igual manera que los kislevitas. El puesto comercial de Pelzburgo fue atacado en varias ocasiones por bandas invasoras de Gospodares procedentes del este, y en algún momento durante este período de incertidumbre, fue rebautizada como Dorogo, en honor a un gran señor de la guerra de épocas pasadas. La ciudad floreció como nunca antes, estableciendo fuertes vínculos comerciales con los Enanos y otras naciones del Viejo Mundo.

Dorogo fue, por desgracia, arrasada cuando la gran migración de los Gospodares procedentes de las Montañas del Fin del Mundo bajo el liderazgo de la Reina Khan Miska. Muy consciente de la posición estratégica que ocupaba Dorogo, Miska ordenó inmediatamente la reconstrucción de la ciudad y la rebautizó como Kislev antes de embarcarse en una larga y sangrienta campaña de unificación de los territorios del centro y sur de Kislev bajo su mandato. Cuando declaró que la guerra había finalizado, regresó a la renaciente ciudad, aunque nunca llegó a verla totalmente levantada. La hija de Miska se autodenominó como zarina de todas las tierras de Kislev y declaró que su capital sería la ciudad de Kislev, que continúa siéndolo actualmente.

Desde entonces, la ciudad de Kislev ha prosperado como nunca antes, sus vínculos comerciales con otras naciones se volvieron más fuerte, incluso extendiéndose más allá de las Montañas del Fin del Mundo hasta la lejana Catay. Como su influencia ha crecido, también lo ha hecho su tamaño como una ciudad, y los ingenieros y arquitectos de todo el mundo conocido han llegado a Kislev para levantar sus templos, puentes y muros. Embriagada por las propias y distintivas costumbres de los kislevitas que se remontan a los días de los jefes Ungoles y los nobles Gospodares, Kislev se ha convertido en una ciudad verdaderamente única; con una atmósfera que no se encuentra en ningún otro lugar del Viejo Mundo.

Desde de su fundación como Kislev, la ciudad nunca ha sido tomada por invasores, ni siquiera durante el oscuro invierno de la Gran Guerra contra el Caos o la última incursión de Archaón. Cada invasión ha sido ha caído ante sus muros, y la gente de Kislev se ve a sí misma como la encarnación de todo lo que es kislevita: resoluta, determinada a nunca incar la rodilla ante un enemigo, y poseedora de un infatigable sentido del honor. Por supuesto, los visitantes de la ciudad pueden salir con una impresión ligeramente distinta, ya que la ciudad, como muchas otras en el Viejo Mundo, ha sufrido a causa de las hambrunas y las guerras que asolan la tierra. Mendigos y lisiados son las consecuencias inevitables de años de guerra, y se puede decir que, por su parte, Kislev ha tenido mas que suficiente guerra y sangre en los últimos. La grandeza de Kislev es solo una sombra de su anterior gloria, pero sus calles, conocidas como prospekts, siempre están llenas de gente procedente de tierras lejanas, y es tan bulliciosa y llena de energía que siempre hay cosas que hacer y lugares que visitar.

La Geroyev Gora y las murallas de la ciudadEditar

Alzada en las orillas del río Urskoy, Kislev está construida encima de la Gora Geroyev, que significa la "Colina de los héroes". Siendo originalmente un lugar donde se enterraba a los héroes caídos de Kislev, la tierra roja de esta colina es considerada sagrada, y es una inspiración para el feroz orgullo de los habitantes de la ciudad que ningún enemigo haya conseguido todavía atravesar sus muros. Las murallas de la ciudad son altos; los matacanes están ingeniosamente ocultos en el interior de las gárgolas que adornan la parte superior de los muros, y se pude ver el humo elevándose de braseros preparados en las murallas. La construcción precisa de las torres y casetas asegura cada metro del suelo rocoso que se despliega frente a las murallas sean trampas mortales, gracias al fuego cruzado de las flechas y las baterías de cañones.

Cualquier invasor pagará una terrible cuota de sangre tratando de derribar los muros de la ciudad, ya que se encuentran entre los bastiones más inexpugnables del Viejo Mundo, por lo menos, igual que Nuln o Altdorf. Sin embargo, la base de las murallas tienen un aspecto suave, vidrioso, como si la piedra se hubiera vitrificado bajo los efectos de un calor intenso. Este aspecto es un legado de la Gran Guerra contra el Caos, cuando las hordas de Asavar Kul sitiaron la ciudad y provocaron que la sólida piedra de los muros fluyera como cera fundida. Una carretera asfaltada hace que el Gora Geroyev termine en un amplio puente que cruza una profunda zanja y conduce a la puerta occidental de la ciudad.

La ciudad y las puerta fluvialesEditar

Cuatro puertas principales permiten que los peatones y jinetes entrar en la ciudad por cada uno de los puntos cardinales. La puerta más occidental es la Puerta del Urskoy, también conocida como la Puerta de los Héroes, pues esta es la puerta por la que salieron los defensores de Kislev para obtener la victoria final frente a las hordas de Asavar Kul en la Gran Guerra contra el Caos. La puerta sur es conocida como la Puerta de Tor, mientras que la puerta este esta dedicada a Dazh, porque es la primera en contemplar el sol naciente. La puerta norte de la ciudad se llama la Puerta de Zza, pues conduce al norte y más allá (que es la traducción literal de zza y también la palabra que los kislevitas emplean cuando deben hablar del Reino de pesadilla del caos).

Cada puerta está construida con madera tachonada con bandas de hierro negro y con poderosos encantamientos conjurados por la Reina de Hielo para hacerlos invulnerables al fuego. Cada puerta se congela al tacto, cubiertos con una fina capa de brillante escarcha, y los guardias encargados de custodiarlas están equipados con guantes gruesos para abrirlas y cerrarlas. Cada puerta se integra con la base de una garita de gruesa piedra y está protegido por aspilleras en el techo. No hay menos de cien kossars en cada entrada, y hay muchos mas al alcance de grito de alarma.

Las murallas de la ciudad también tienen dos puertas fluviales, que permiten el tráfico fluvial dentro y fuera de la ciudad. Cada una bien en forma de un vasto rastrillo de hierro que suben y bajan mediante tornos de vapor de los Enanos situados encima de las murallas. Durante el día, los rastrillos se dejan abiertos, pero ambos se cierran al caer el sol y sólo se abren de nuevo al amanecer. El mecanismo de estos rastrillos también están custodiados por destacamentos de kossars.

Los puentesEditar

Cuatro puentes cruzan el Urskoy que serpentea a través de Kislev; tres fueron construidos por las manos de los hombres y el otro creado por arte de magia. El primer puente es el Puente Bachór, un sencillo puente de piedra gris sin apenas adornos y ornamentación que toma su nombre de los individuos turbulentos que trabajan en los muelles. Este puente marca el comienzo de los muelles de Kislev, conocido como el Dokziema. También marca claramente los límites del territorio de los trabajadores portuarios y los estibadores, que controlan el cotarro de esta parte de la ciudad con una despiadada y retorcida eficiencia. La gente con criterio, o al menos la gente que no quiere se robada o asesinada, evitan el Dokziema, por ser un nido de cortagargantas y vagabundos.

El segundo puente es conocido localmente como el Blyad, debido al hecho de que en su extremo norte se encuentra la Mano Aterciopelada de Madame Katya, una casa de mala reputación. El puente es de sólida construcción Enana y está adornada con muchas tallas finas; aunque en los últimos años, se le ha añadido una carpa de madera para que sea un puente cubierto, quizás para ocultar a las vergonzosas figuras que cruzan furtivamente el puente para ir al Madame Katya. Aunque que hay gente que recuerda el nombre original del puente, la mayoría de kislevitas prefieren su nombre actual.

El puente Dorogo fue bautizado así en memoria de uno de los antiguos nombres de la ciudad y es un magnífico puente de hierro forjado que permite que el gran camino triunfal de la calle Urskoy pueda cruzar el río hacia el Palacio Bokha. Construido en 2411 CI en una empresa conjunta entre los ingenieros enanos de Karaz-a-Karak y los de la Escuela Imperial de Ingenieros de Altdorf, el puente tiene pistones neumáticos que hace que su plataforma suba y baje en la orilla norte.

El último puente es el Puente de la Reina y es un puente de brillante hielo sólido que abarca todo el Urskoy antes de que alcance la muralla oriental de la ciudad. Creado por la reina del hielo para reemplazar al puente original después de que fuera destruido por un afortunado disparo de cañón infernal durante el último asedio, conecta el Kortowny y el distrito Merkantiny. Es una impresionantemente bella estructura de hielo que nunca se derrite, incluso en pleno verano, y aunque está formado de hielo, sin duda es el más estable de Kislev.

Las AlcantarillasEditar

Financiadas por el Zar Alexis y diseñadas por el perspicaz Ingeniero Imperial, Josef Bazalgette, las alcantarillas por debajo de Kislev se encuentran entre los más grandes maravillas de la ingeniería del norte, rechazando eficazmente la amenaza del cólera de la capital kislevita. Se trata de una laberíntica red formada por kilómetros de serpenteantes túneles que se extiende por bajo las calles como las grutas de la Fauschlag de Middenheim, excepto que los de Kislev están hechos de ladrillos y argamasa en lugar de rocas naturales. Cientos de toneladas de desechos humanos y animales fluyen por el subsuelo de la ciudad, por túneles ovalados que atraviesan roca y tierra del Gora Geroyev, para verter río abajo del Urskoy.

Las alcantarillas son conocidas por ser un refugio para aquellos que prefiere ocultar sus negocios de las miradas inquisitivas de la superficie, y existe una expresión muy usada en Kislev de que cuando alguien "apesta como un río de estiércol" es que no trama nada bueno o que resulta sospechosa. Se cree que los planos originales del sistema de túneles están en algún lugar del Palacio Bokha, pero de ser así, nadie sabe dónde exactamente.

El Grackiziema (Barrio de los Eruditos)Editar

El barrio al noroeste de la ciudad es conocido como el Barrio de los Eruditos, debido al gran número de edificios religiosos, puestos literarios de todo tipo, abogados y escribanos. Las calles de este distrito están fuertemente patrulladas por la guardia de la ciudad, y los edificios son bastante ostentosos, aunque en ninguno se puede comparar a la riqueza del Kortowny. Un gran número de escribas, agentes de la ley, y funcionarios de la zarina residen aquí, y las muchas de las tabernas y mercados son un foco de debates y bromas intelectuales.

Muchos de los más grandes escritores kislevitas, como Kostoy y Verbosk, y parece que cada tienda dirige una imprenta, en proceso de entintar el último folleto de escritores en ciernes. En tiempos pasados, las revoluciones se fomentaron aquí y los agentes de la zarina vigilan constantemente a los agitadores y demagogos más exacerbados que arengan a la multitud desde las plataformas en el Mercado de los Buscapleitos.

MapaEditar

Lugares importantesEditar

Los siguientes lugares son sólo unos ejemplos de los que un visitante puede encontrar en esta gran ciudad.

El Templo de MyrmidiaEditar

Este edificio se destaca en las calles de Kislev pues su estilo arquitectónico es marcadamente diferente a las estructuras que hay a su alrededor, más acorde con las elaboradas cúpulas y capiteles de los templos de Estalia y Tilea. El Templo de Myrmidia es un lugar donde se reúnen guerreros, y sus salones resuenan con relatos de gloria y el choque de las armas, pues un guerrero puede probar aquí su valía antes de marchar a la guerra. El edificio está coronado por una estatua de bronce de la diosa Myrmidia, y su templo está adornado con relucientes espadas de hielo y águilas talladas de bronce.

Bajorrelieves de escudos y lanzas adornan gran parte del exterior, así como estatuas de mármol de grandes guerreros del pasado de Kislev. Los encargados de proteger el templo son los Caballeros de la Orden del Sol Invernal, una orden fundada pocos años después de las Cruzadas, cuando un grupo de Caballeros del Sol Llameante viajó al norte y se detuvo en Kislev antes de encontrar su fin en el Territorio Troll. Un friso de hielo sólido situado en el corazón del templo conmemora este noble sacrificio, y se ha convertido en una costumbre que los guerreros que parten para el norte para tomar un cacho de hielo del friso, para que les de suerte. Afortunadamente, el hielo vuelve a crecer en unos momentos sino ¡hace tiempo que el friso hubiera desaparecido!

El RaskolnikovEditar

Conocida como una casa de un agitados debates y conversaciones inteligentes, el Raskolnikov es un lugar donde la élite intelectual de Kislev vienen a reunirse y conversar con personas de ideas afines en asuntos de gran importancia, tales como noticias de todo el mundo y sus últimas creaciones poéticas. Originalmente, esto era sólo una residencia donde los intelectuales se reunían, pero el dueño se dio cuenta rápidamente de las posibilidades comerciales de dichas reuniones y comenzó a vender infusiones, vinos, aguardientes, cigarros y dulces.

Ahora, el Raskolnikov es casi una taberna, aunque una con un clientela tan elitista que al propietario no se le ocurriría vender cerveza o kvas. Aquellos que deseen compartir nuevas ideas o que gustan de presentarse a sí mismos como escritores vienen al Raskolnikov con la esperanza de que sus escritos serán leídos y criticados por los grandes escritores y poetas que frecuentan este establecimiento. Las noches son siempre bulliciosas aquí, y cuando los autores favoritos de Kislev leen en voz alta sus últimas obras, se hace casi imposible encontrar un asiento.

El Templo de VerenaEditar

Además de su función como edificio religioso, el Templo de Verena sirve también como tribunal oficial de Kislev. Gran parte de la justicia de Kislev se lleva a cabo aquí, y es donde se llevan a cabo tales juicios oficiales. Este enorme edificio tiene una fachada enorme y con columnata, y está hecha de mármol blanco traído de las montañas Apuccini de Tilea. Un búho plateado se sienta encima de la entrada principal, que conduce a un enorme pasillo iluminado por cientos de velas y ventanas altas y estrechas. En el otro extremo del pasillo se encuentra una estatua colosal de Verena, con un búho posado en el hombro y un libro abierto en su regazo. En las muchas estancias a las que se pueden llegar por este pasillo se encuentran las habitaciones de los clérigos, los tribunales del templo, y también su biblioteca, que, con la excepción de la biblioteca del Palacio Bokha, es una de las mayores colecciones de sabiduría y conocimiento en Kislev.

La Sala de los EscritoresEditar

Una gran parte de población de Kislev proviene de los cientos de aldeas que salpican la estepa kislevita, viniendo a buscar trabajo en la ciudad y ganar lo suficiente para enviar a sus familias. La Sala de los Escritores comenzó inicialmente con un par de hombres educados que se ofrecieron para escribir las cartas de los campesinos analfabetos, para enviar noticias de su trabajo, salud y vida cotidiana a sus familias en la estepa. Por supuesto, esto se basaba en que hubiera alguien que fuera capaz de leer las cartas en el pueblo, pero a menudo simplemente con recibir una carta era suficiente incluso si el destinatario no podía leer.

A medida que el número de personas procedentes de la estepa aumentaba, también lo hizo la necesidad de una organización más consolidada, y el Zar Alexander ofreció un estipendio a todos los hombre de letras que estuvieran dispuestos a dedicar parte de su tiempo en las habitaciones del escritor para transcribir transcribir las noticias que los campesinos querían enviar y leer las respuestas. Con los años, la Sala de los Escritores creció en tamaño, se tuvo que adquirir propiedades vecinas y derribar muros. Desde el exterior, el lugar parece un conjunto de moradas humildes, pero por dentro es un laberinto de papeles apilados, estanterías y mesas de escritura. Además, cuenta con una amplia biblioteca de correspondencia que es insuperable en todo lo relacionado con la descripción de las costumbres, la historia, las supersticiones y leyendas de los pueblos de la estepa.

Mercado de los BuscapleitosEditar

El Mercado de los Buscapleitos es uno de los dos principales mercados de Kislev. Toma su nombre de la extensa plataforma que se encuentra en el extremo oeste, desde la cual los demagogos más exacerbados sueltan toda su verborrea sobre los vendedores y clientes. Muchos de los ciudadanos de Kislev optan por venir al Mercado de los Buscapleitos simplemente para ver y escuchar a estas personas, y cuanto más indignante sea el discurso, menos probabilidades de ser bombardeado con verduras podridas.

Además de ser un bastante floreciente, especializado en bienes no perecederos (tales como artículos de cuero, espadas, flechas, sillas de montar y otros artículos similares) también es donde la justicia de la ciudad lleva a cabo los castigos, que por lo general terminan en el extremo de una soga, ya que la plataforma fue construida para ahorcar a los criminales. Las leyes de Kislev son complejas y la justicia a menudo es rápida y brutal. los veredictos proclamados en el Templo de Verena se aplican con prontitud aquí.

Las Pieles de Frica Editar

Para aquellos deseen salir de la ciudad, una buena piel es esencial para protegerse del frío del norte, y no las hay mejores que en Las Pieles de Frica. Al menos, eso es lo que el propietario de la tienda, un astuto Halfling llamado Frica, quiere hacer creer. Trata con pieles de animales, teniendo todo tipo de pelajes y ropajes forrados se puede comprar o vender aquí, si bien Frica es un hábil negociador que siempre se las arregla para convencer a los clientes para que gasten más de lo que habían previsto inicialmente.

Cuarteles de los GrifosEditar

El regimiento más famoso de lanceros alados es la Legión del Grifo. Nacidos en las familias nobles de más alto rango, estos caballeros viajan a lo largo y ancho y operan como mercenarios cuando no se llama a la batalla por la zarina. El regimiento fue fundado como guardia personal del Zar Gospodar IV, y se volvió en semi-independiente después de encontrarse con un gran número de bestias del Caos durante una expedición a las Montañas del Fin del Mundo. Su comandante de entonces, Vladic Dostov, mató a un grifo con sus propias manos y guardó su piel como premio.

Desde aquel día tomaron el nombre de Legión del Grifo y desde entonces han llevado alas hechas de las plumas leonadas de grifos a sus espaldas. Sus cuarteles fortificados son el hogar de casi un centenar de guerreros y tienen espacio para albergar a cincuenta más; los cuarteles están equipadas con establos para caballos, un comedor e instalaciones de entrenamiento. Estos jinetes mortales están preparados para cabalgar en cualquier momento para defender su ciudad, y a pesar de la reciente vergüenza de que se descubriera de que uno de ellos era un brutal asesino, siguen siendo uno de los regimientos más honorables en Kislev.

Cuarteles de los KossarEditar

Los kossars eran una tribu Ungol que se ofrecieron como mercenarios contra el resto de tribus Ungols cuando se produjo la invasión Gospodar. Los kossars habían adoptado un estilo único de lucha con arco y hacha, que enseñaron a los guerreros gospodares. Hoy en día, regimientos de Kossars son una fuerza combinada de soldados Ungols y Gospodares, entrenados y mantenidos por la zarina como fuerza kislevita a pie. Están bien entrenados, pudiendo atacar a distancia con sus arcos y luego enfrentarse al enemigo en combates cerrados con sus grandes hachas. Cada puerta de la ciudad cuenta con un cuartel fortificado que alberga un destacamento de kossars para defenderla, y estos sombríos edificios de piedra oscura puede ser defendidos durante días contra cualquier ataque.

Templo de DazhEditar

Situado en el borde de la plaza Geroyev (y justo en frente del templo de Ulric), el Templo de Dazh tiene forma de un gran estadio abierto a los cielos y permite a sus fieles rendir homenaje a su Dios bajo el cielo en el que vive. El templo en Kislev es uno de los más suntuosos de los templos de Dazh y está dominado por una gran estatua dorada de Dazh. El aire está cargado con el humo perfumado de cientos de braseros y pozos de fuego, cuyas llamas no debe ser extinguirse nunca, atendidos por los sacerdotes.

Debido a la proximidad con el Templo de Tor, el clima en torno a esta parte de la ciudad está sujeta a cambios frecuentes, pasando de tormentas y rayos a cálidos días veraniegos en menos tiempo del que se necesita para caminar de un templo a otro. Los sacerdotes de Dazh llevan joyas de oro, y los de mas alto rango brillan intensamente con el metal precioso. En cualquier otra ciudad, tales exhibiciones ostentosas de riqueza atraerían la atención de los ladrones y pícaros, pero ningún kislevita se atrevería a robar en este templo, porque saben que fue Dazh quien dio el secreto del fuego a sus antepasados, y sin ese regalo, los inviernos kislevitas serían fatales.

Misión ShallyanaEditar

Después de que el Lubjanko cayera en decadencia como un lugar de sanación, las marginadas Sacerdotisas de Salyak solicitaron al templo de Shallya en Couronne subsidios para construir una misión en Kislev. Tras mucho discutir, se accedió a su petición, y la Misión "Shallyana" fue construida. Mientras que el Lubjanko es un lugar de muerte, la Misión Shallyana es un lugar de vida, y los que son llevados tras sus muros de mármol blanco, invariablemente, salen por su propio pie.

Una vez que un visitante atraviesa las modestas puertas de la misión, se encuentra con un agradable jardín cerrado con una fuente en su centro, y el arrullo de las palomas en el aire. Hierbas y plantas medicinales crecen en este jardín, floreciendo durante todo el año, sin importar lo duro que sea el invierno. Imágenes de corazones y de la diosa de la curación y misericordia cubren las paredes, y a la izquierda del templo, hay un anodino edificio blanco con bancos sencillos y una estatua pálida de Shallya. Varias capillas se alinean al otro lado del jardín, y al fondo están las enfermerías, donde los enfermos y necesitados son cuidados por los clérigos de Shallya, la mayoría de los cuales son mujeres.

Nadie es rechazado en la Misión, pero se espera que cualquiera que se recupere de una herida o enfermedad deje una moneda en cada santuario de Shallya que se encuentre en su camino. Independientemente de su denominación oficial, la mayoría de los kislevitas llaman obstinadamente a la misión como el "Templo de Salyak", y ha habido una presión significativa de los locales a las Shallyanas a aceptar los tradicionales, aunque mejores, valores Salyakanos.

El Templo de TorEditar

Construido en un lado de la Plaza Geroyev, el Templo de Tor se levanta en un montículo artificial de tierra traída de las amplias estepas. Al igual que se podría decir de cualquier edificio parece inclinado, el templo de Tor se inclina a la sombra del palacio Bokha. Construido con gruesos bloques de piedra tallada procedente de las Montañas del Fin del Mundo, dispone de un pesado techo de madera tachonado con barras de cobre que cubren el interior del templo, y poco importa el tiempo que haga, los cielos que están sobre el templo siempre está poblado de nubes negras y amenazantes, que prometen truenos y relámpagos. A menudo, los rayos golpean el templo, y cuando esto sucede, los sacerdotes de Tor lo ven como un presagio de acontecimientos venideros, leyendo el futuro en los patrones de fuego azul que ondula a través de las paredes del templo. Una estatua de plata maciza de Tor domina el templo, donde se le representa como un enorme y musculoso guerrero de mandíbula cuadrada, con una poderosa hacha con mango de roble que usa para escindir el cielo en dos y generar sus relámpagos.

Plaza GeroyevEditar

Situado en el corazón de la ciudad, la Plaza Geroyev es un espacio de granito, con descomunales estatuas de hierro de antiguos zares alrededor de su perímetro. La plaza está rodeada por ornamentales edificios de piedra roja coronados con cúpulas con forma de bulbo y ventanas estrechas. A un lado se encuentran los templos de Tor y Dazh, mientras que en el otro está el de Ulric. Aunque espectaculares, estos edificios no son nada en comparación con el enorme edificio que domina la plaza desde el extremo lateral, el Palacio Bokha. El centro de césped de la plaza a menudo alberga una feria de caballos, y casi todos los días, hay un recinto donde decenas de ponis caminan en círculos ante la atenta mirada de una multitud de posibles compradores. La Plaza Geroyev siempre está llena y es un lugar popular entre los ciudadanos de Kislev para pasear, citarse y he intercambiar noticias. El primer día de cada semana, enviados de la zarina marchan a través de la plaza, haciendo sonar las campanas y anunciando en voz alta noticias de tierras extranjeras y proclamar edictos del Palacio Bokha.

Calle GoromadnyEditar

La calle Goromadny Prospekt es una larga avenida que atraviesa la ciudad durante casi un kilómetro hacia la Plaza Geroyev en el centro de la ciudad. Antiguamente, era el camino triunfal donde se veía a los ejércitos desfilando por toda su longitud, pero ahora huele a desesperación, y la gloria pasa de largo. A pesar de ello, sigue siendo una vía industriosa, donde se lleva a cabo todo tipo de negocios. Los vendedores ambulantes gritan a los transeúntes, los carteristas corretean entre la multitud después de haber robado a sus víctimas mientras los mendigos lisiados piden limosna, y prostitutas maquilladas pregonan sus mercancías con cansada resignación en las puertas. Aunque en las puertas de la ciudad la avenida es algo estrecha, a medida que se recorre se va ampliando, formando un bulevar de tabernas, llenas de gente día y noche por una multitud de hombres que cantan canciones de guerra y recuerdan el pasado glorioso de Kislev.

Establos de PulkaEditar

Situado junto a la Puerta de Zza, los Establos de Pulka son conocido en toda la ciudad como un lugar donde un jinete puede estar seguro de que su montura recibirá la mejor atención posible. De hecho, a menudo se bromeó de que los caballos estabulados aquí tienen un mejor nivel de alojamiento que muchos de sus jinetes. El propietario es un Dolgan llamado Obedai Pulka, y todos los jinetes que pagan sus exorbitantes precios lo hacen con el conocimiento de que sus monturas serán cuidadas, alimentadas y limpiadas con el mayor de los cuidados. Pulka tiene una habilidad extraordinaria para devolverle la fuerza a una bestia exhausta ante de que regrese su jinete. Algunos sugieren que emplea medios antinaturales para lograrlo, pero tales rumores maliciosos están probablemente motivados por su origen Dolgan, de los cuales muchos son sospechosos de ser un poco demasiado cercanos a sus caballos.

El Templo de MorrEditar

Construido en el muro norte de la ciudad, el Templo de Morr es una estructura sombría, de altos muros, con muchos santuarios dedicados al Dios de los Muertos integrado en las paredes exteriores, por lo que los vivos no deberían entrar. A diferencia del resto de Kislev, Morr está bien considerado, e incluso adorado, dentro de los muros de la capital civilizada. Independientemente de lo que ocurre tradicionalmente en el Oblast, los muertos en Kislev son llevados al Templo de Morr, un edificio enorme y austero en el que se entra a través de grandes portales coronados con un dintel en el que hay grabado símbolos de la muerte, donde los cuerpos se preparan para su viaje al otro mundo y enterrados en el Jardín de Morr que se extiende detrás del muro. Hay un fuerte olor a incienso en el aire, y los seres queridos de los muertos que se lo pueden permitir a menudo piden un entierro tradicional kislevita.

Esta práctica implica atar el cadáver a la silla de un caballo (adquirido en los Establos de Pulka) y conducirlo al interior de la salvaje estepa. La mayoría de los sacerdotes de Morr desaconsejan esta costumbre ya que retrasa la llegada del alma del difunto en el reino de Morr y puede hacer que el cuerpo sea presa de los espíritus de la tierra y lo empleen para practicar su magia impía. Como resultado, unos cuanto miembros de la siniestra Guardia Negra de Morr a menudo acompañan al muerto y se aseguran de que recibe los sacramentos apropiados una vez que ya están lo suficientemente lejos en la estepa.

El Palacio de BokhaEditar

El poderoso Palacio de Bokha domina el extremo oriental de la plaza Geroyev, elevándose en una sucesión de blancas torres de piedra y almenas coloridamente adornadas hasta alcanzar su cima rematada en una gran cúpula dorada. Una de las alas del palacio está hecha completamente de hielo, sus almenas congeladas y brillantes contrafuertes deslumbran con la Magia del Hielo, y en un día soleado, presenta una belleza impresionante, asemejándose a una inmensa escultura de hielo que surge del suelo. Caballeros blindados con yelmos con la forma de gruñentes osos están siempre patrullando cada perímetro del palacio, y pese a su exquisita belleza, sus defensas son tan formidables como las murallas de la ciudad. Este palacio es la residencia de la Reina de Hielo y es donde se conceden audiencias a los emisarios extranjeros y a los Boyardos. La gente común de Kislev nunca entra en el palacio salvo en circunstancias excepcionales, pero una vez al año, la Reina de Hielo permite a su pueblo pueda pasear por los senderos nevados de sus Jardines de Invierno, donde se distribuye comida y regalos a su gente.

El interior del palacio es al menos tan impresionante como el exterior. Cada techo descansa sobre columnas finamente trabajadas y todas las paredes están decoradas con obras de arte o bajorrelieves. El gran salón está cubierto de hielo y con un techo abovedado cubierto con un mosaico que representa la coronación de Igor el Terrible, y una gran lámpara de araña de la época del zar Alexis colgando en su centro. Grandes columnas de hielo de color sepia, veteadas con sutiles hilos de oro, y coronadas con capiteles acanalados tallados a mano soportan el techo. Las paredes están hechas con hielo translúcido y liso, y los fríos suelos están cubiertos con numerosas alfombras de Bretonia, Estalia y Tilea. Es una espléndida visión diseñada para intimidar a los visitantes con su regia opulencia.

La sala más famosa del palacio es conocida como la Galería de los Héroes, que se encuentra dentro del ala del palacio de hielo, que fue construido por arte de magia. Esta galería toma su nombre de la colección de pinturas de los zares kislevita, una historia viva de los antiguos gobernantes del pais, pues contiene retratos del Tzar Alexis, Radii Bokha, Alexandr, y las Reinas Khan Miska y Anastasia. La Galería de los Héroes es sólo una de las secciones de una enorme sala de tres partes hecha de hielo sólido que reluce deslumbrante con cientos puntos de luz que se refleja de un centenar de candelabros de plata. Por un lado, el salón se abre a través de un único arco gigantesco, y una galería de columnas de hielo dan a una enorme habitación semicircular siempre llena de mesas para la cena.

La Fuente SuspendidaEditar

Detrás del palacio, en el centro del distrito Kortowny, la Reina de Hielo ha creado una maravillosa fuente de hielo que flota en el aire y rocía constantemente nubes de cristales de hielo que brillan en la luz y tintinean musicalmente mientras giran. Cada trozo de hielo refulge como un diamante, y como no hay un chorros de aire ni recipiente donde recogelos, desaparecen mágicamente antes de que toquen el suelo. La hermosa fuente gira lentamente en el aire, mientras arco iris de luz se forman a través de los pequeñas esquirlas de hielo. Este es un lugar muy popular entre los ciudadanos ricos de Kislev, y que a menudo lo visitan en las noches frescas, porque la música cambia con las estaciones, y los diseños que se forman en el aire son encantadores y relajantes.

Los Jardines de InviernoEditar

Creados al mismo tiempo que el ala de hielo del palacio, este jardín helado es una demostración maravillosa del poder de la Reina de Hielo. Todo en este jardín está elaborado con hielo mágico, con flores brillantes como diamantes y árboles de cristal. Los caminos de grava serpentean entre un sinfín de exquisitas esculturas de hielo (árboles tallados, aves exóticas, y bestias legendarias). En los Jardines de Invierno, siempre es medianoche, sin importar la estación o el tiempo más allá de sus coberturas de hielo. La luz de la luna baña el jardín en un resplandor monocromático. El silencio y la sensación de aislamiento son tan presente que se conviertan en elementos casi físicas dentro de este vergel de dragones, águilas y frío escalofriante. Los caballeros del zarina patrullan la brillante maleza, y en ciertos días del año, la zarina permite que sus súbditos puedan disfrutar de los jardines.

Tienda de Balalaicas de Madame RiletnikovEditar

La Balalaica es un instrumento popular en Kislev. Muchas de las más canciones folclóricas más famosas han sido compuestas con este instrumento, y un músico de la balalaica habilidoso nunca pasará hambre donde se reúnen los kislevitas. En casa, evoca las gloriosas historias de amor y honor, y cuando están en el extranjero, hace llorar ya que recuerdan con cariño la estepa abierta y la ciudad que dejaron atrás.

Madame Biletnikov produces balalaicas aceptables, pero su verdadero negocio es la recopilación de información. Los músico Balalaika encuentran comisiones a través de la tienda, y algunos son contratados para tocar en los salones de la élite rica e influyente de Kislev, donde todo tipo de escándalos, noticias, e intrigas son mencionados sin tener en cuenta los oídos del humilde músico. La información es trasmitida a la señora Biletnikov, y para aquellos con mucho dinero y una necesidad imperiosa de saber lo que se dice en las casas de los poderosos, no hay mejor lugar que la tienda de Madame Biletnikov.

Los Jardines de VeranoEditar

En marcado contraste con los Jardines de Invierno, los Jardines de Verano se mantienen a siempre a agradable temperatura veraniega; sin duda, otro de los beneficios de tener a una soberana de cuyo poder se dice provienen de la tierra. Barreras mágicas separan el frío clima de Kislev de este fragante y verde jardín, lleno de coloridas flores y decorativos jardines ornamentales. Aquí, los ricos y poderosos de Kislev vienen a tomar el aire sin tener que mezclarse con la gente común de la ciudad. Situado en el corazón del distrito Kortowny, su perímetro es patrullado por mercenarios contratados para asegurarse de que sólo los que tienen la virtud de la riqueza puedan entrar.

El Teatro KorotovskyEditar

Los Kislevitas adoran historias conmovedoras que habla a sus almas apasionadas, y el Teatro Korotovsky, cuyas obras de teatro y grandes espectáculos hacen que las leyendas de Kislev cobren vida en el escenario, es el lugar ideal para los ricos. Dirigido por Vladimir Korotovslcy, conocido por su temperamento tiránico, este edificio grandioso y opulento ha caído en gran parte en mal estado, y parece sucumbir a una especie de gangrena congelante proveniente del Jardín de invierno. El interior del teatro es mortalmente frío, pero lejos de desalentar a espectadores potenciales, parece acentuar su elegancia. Todo tipo de eventos teatrales se representan aquí, e incluso músicos errante pueden pisar las tablas del teatro Korotovsky. Ha habido numerosos intentos de reparar el teatro; pues muchos de sus clientes más opulentos desean restaurar su antigua gloria (principalmente porque no les gusta ver un edificio tan deteriorado en el centro del distrito Kortowny).

El Martillo de los DiosesEditar

Durante las ocasiones ceremoniales, muchos de los kislevitas más ricos disfrutan yendo en armadura o luciendo un nuevo sable o pistola. Para esas personas, sólo hay una tienda adecuada, el Martillo de los Dioses, una herrería y armería dirigida por Oleg Borodin, un verdadero artista puede dar forma a las más sorprendentes obras de arte. Su fragua está en las orillas del Urskoy, junto al Puente de la Reina, y una señal de lo mucho que es apreciado su trabajo por los kislevitas más pudientes es que están dispuestos a rebajarse para visitar su tienda en el Distrito Merkantlny para adquirir una de sus arma. Sus precios son altos, incluso exorbitantes, pero la calidad de sus obras los justifican totalmente.

La Doncella de HierroEditar

Aunque menos ostentosa que el Martillo de los Dioses, esta herrería está dirigida por Saskia Dolgana, una mujer de las estepas a los brazos musculosos y carente de pretensiones. Originaria de una aldea a orillas del Lynsk, su padre le enseñó las habilidades de la herrería, y cuando murió, fue Saskia quien continuó el oficio en lugar de su hermano, que había partido a luchar contra los kyazaks y nunca regresó. Un día, Saskia viajó a Kislev, y su sentido de orgullo profesional estaba indignado por la calidad del trabajo realizado por los herreros locales, y decidió enseñarle a esos urbanitas debiluchos lo era que un trabajo bien hecho. Su actitud severa y la lengua viperina ha hecho que se ganara el apodo de la Doncella de Hierro, un seudónimo que se le ha quedado y le queda como un guante. El trabajo realizado en esta herrería es simple y funcional, pero cada pieza se estampa con una inscripción que dice "irrompibilidad garantizada". Hasta el momento, esta máxima nunca ha quedado en entredicho.

El Camino TortuosoEditar

A menudo se dice de que en Kislev hay tantos adivinos que apenas tienen valor, y esto es aún más cierto en la ciudad de Kislev. El Camino Tortuoso es el nombre de una tienda en la calle Kortowny, donde se revela el futuro a una clientela acaudalada. Ninguno de los que frecuentan este oráculo no recuerda nada de su visita, salvo la predicción que le hicieron a cambio de un buen puñado de oro.

Con los años, muchos cazadores recelosos de lo oculto han tratado de investigar al misterioso adivino, pero cada uno de ellos siempre sale de la tienda con una perpleja sensación de que todo está bien y un recuerdo muy vago de la conversación. En verdad, la mayoría de las predicciones del Camino Tortuoso son tan vagas que es difícil decir si son ciertas o no, pero a pesar de eso, nunca hay una escasez de personas dispuestas a traspasar sus puertas.

El Santuario del Beato Alexei UrskoyEditar

Alzándose orgulloso al final de la calle Urskoy, el Santuario del Beato Alexei Urskoy es un enorme monasterio de piedra gris dedicado a todos los grandes héroes de Kislev. Dentro de sus gruesos muros, muy similares al de una fortaleza, se encuentran las tumbas de los gobernantes de Kislev y de sus generales más heroicos. El padre de la reina del hielo, el gran zar Radii Bokha, está enterrado aquí, y ya se ha preparado una tumba para la Reina de Hielo cuando el toque de Morr de con ella. Este masivo edificio de piedra era en realidad un santuario en los tiempos en el que los gobernantes de la ciudad temían el asesinato, pero ahora no es más que un mausoleo a los muertos, atendidos por sirvientes leales de los zares.

El LubjankoEditar

El hospital Lubjanko, adosado a la muralla este de la ciudad, había sido construido hacía unos doscientos años por el zar Alexis, después de la Gran Guerra contra el Caos. El Zar estaba horrorizado por el cuidado que recibían los soldados heridos e inmediatamente ordenó la construcción de un hospital en el muro oriental de la ciudad. Demasiados hombres habían muerto innecesariamente por falta de atención a sus heridas, y Alexis había tomado la decisión de que Kislev podría enorgullecerse de contar con los mejores recursos para el tratamiento de heridas de todo el Viejo Mundo.

Una vez terminado, las sacerdotisas de Shallya habían bendecido sus muros y, durante un tiempo, el  imponente edificio Lubjanko había servido realmente para albergar a los heridos y traumatizados por los horrores de la guerra, pero en poco tiempo, se convirtió en un vertedero donde arrojar a los enfermos, locos, minusválidos y lisiados. Hay pisos enteros que son simples antesalas de la muerte, donde se abandonan a los enfermos terminales, tanto si habían sido abatidos por hachazos como por la edad, eran abandonados para que consumieran miserablemente las últimas horas de su miserable existencia.

El Lubjanko se ha convertido en un imán para todo tipo de desgraciados desposeídos: huérfanos, sin techo, enfermos, inválidos, y enajenados. Todos vienen a descansar entre sus muros, y su fachada de piedra negra y sus altos muros rematados en pinchos pico sirven como un sombrío recordatorio de la triste suerte de los que son olvidados. Las madres amenazan a sus hijos desobedientes con abandonarlos en este lugar de pesadilla y los soldados heridos rezan a los dioses para no ser enviados a Lubjanko.

Por la noche, el Lubjanko es un lugar aterrador. Los aullidos de los locos y los moribundos resuenan por los pasillos y a través de las estrechas ventanas de barrotes, llenando la atmósfera con sus delirios cacofónicos, y la muerte asediaba las salas como un depredador y reclamaba su cuota nocturna de presas, que luego serían llevadas a las piras. Por ello es un lugar rechazado, con edificios abandonados y calles vacías a su alrededor, e incluso los criminales no frecuentan los barrios alrededor de la casa de muerte que es el Lubjanko. Sólo aquellos que tienen intenciones particularmente oscuras se atrevería a aventurarse en las embrujadas sombras que lo rodean, y aún así, se apresuran a completar sus negocios lo antes posible.

Calle UrskoyEditar

Es un camino triunfal de mármol pavimentado que recorren los ejércitos kislevitas hasta el Santuario del Beato Alexei Urskoy para depositar a los muertos con honor. La calle el Urskoy marca la frontera entre el Barrio Merkandny y el Dewastaziema, el barrio pobre. Es una avenida poca transitado ultimamentes, excepto para ir de un barrio a otro, ya que no conduce a ninguna puerta de la ciudad. Ni los extremos de la Calle Urskoy están particularmente pobladas, pues ¿quién querría vivir a la sombra de una casa para los muertos, o cerca del gélido palacio de la reina de hielo? La mayoría de los hogares y negocios se agrupan amitad de la vía, cerca del puente Dorogo.

Cuartel de los ChekistEditar

La mayoría de los gobernantes del mundo tienen su propia red de espías e informantes, pero ninguna es tan temida como los Chekist de Kislev. Un refrán dice que lo que los Chekist consideren legal es que es legal. La sede fortificada de estos terribles representantes de la ley es un edificio sombrío, rodeado por un alto muro, que sólo se puede acceder por una pesado portón negro. Más allá de esto hay un patio empedrado, completamente desnudo, y un austero edificio de piedra gris oscuro carente de ventanas, con una puerta central. Dentro del edificio solo se puede esperar tortura y muerte para los enemigos de la zarina o aquellos que adoran a los Dioses Oscuros. Embozados en distintivos uniformes negros, los Chekist son universalmente temidos por todos los ciudadanos de Kislev, pues aquellos que entran en su cuartel se les consideran "desaparecidos", ya que con toda probabilidad no volverán a ser vistos con vida.

Debajo del edificio, hay un pasadizo estrecho de ladrillo que conduce a las siniestras mazmorras; con paredes iluminadas por la luz parpadeantes de velas que han visto innumerables sufrimientos y horrores, que impregnan la atmósfera como una maldición. Paredes con la pintura desconchada llevan las huellas de antiguas manchas de sangre. Al final del pasillo, se puede discernir una puerta de hierro macizo provisto de una rejilla al nivel de los ojos, es la que conduce a las celdas. Más allá de esta puerta hay una larga galería con el suelo cubierto de paja, que se extiende en la oscuridad y cuyas paredes de ladrillo son interrumpidas a intervalos regulares por estrechas y oxidadas puertas de hierro. El hedor a sudor rancio, desechos humanos, y miedo aflora pesadamente en el aire. Ser destinado a los calabozos de los chekist es una condenó a una corta vida de miseria y muerte.

Embajada del ImperioEditar

Situado detrás del templo de Ulric, la embajada del Imperio se encuentra justo al lado de la calle Urskoy, en una calle estrecha encajada entre dos grandes edificios cuyas sombras la oscurecen. La calle lleva a un gran patio con una fuente de bronce en su centro de la que brota un agua fría y burbujeante de un cáliz sagrado. La Embajada está protegida por una cerca de hierro negro con una amplia puerta; y con un par de guardias con la elegante vestido librea azul y rojo Altdorf vigilando el edificio. Cuando Andreas Teugenheim ocupaba el cargo de embajador, quedó en un estado lamentable, pero su sucesor, Kaspar von Velten, le devolvió su antigua grandeza, aunque no vivió para ver el trabajo finalizado. Hay un busto de bronce del Embajador von Velten en el patio de la embajada, y se ha convertido en una especie de talismán para los soldados estacionados aquí, que lo tocan para alejar la mala suerte.

El templo de UlricEditar

Justo al frente del Templo de Dazh, en la Plaza Geroyev, se encuentra el templo de Ulric, un enorme edificio de piedra blanca adornada con estatuas de los lobos feroces que flanquean las negras puertas de madera. El edificio es cuadrado y tiene una cúpula central, aunque con poca ornamentación en el exterior. Dentro de esta enorme estructura hay muchas habitaciones para los sacerdotes, y salas de entrenamiento, pues Ulric es un dios guerrero y espera que sus clérigos sean capaces de luchar. El templo fue construido sobre un antiguo santuario de Ursun, lo que casi llevó a ambos cultos a enfrentarse (y con bastantes disputas de antemano). Después de esto, los partidarios de Ursun proclamaron no construirían ni siquiera un montículo de piedra dentro de los muros de la ciudad. Para los fieles más devotos de Ursun, la ciudad de Kislev se ha convertido en un lugar sacrilegio, y es sólo una cuestión de tiempo hasta antes de que el Padre de los osos decida descargar su ira .

El mercado de la mañanaEditar

Mientras que el Mercado de los Buscapleitos ofrece objetos manufacturados, el Mercado de la Mañana vende fruta fresca, carne, pan y verduras. Barcos fluviales procedentes del sur descargan sus mercancías en el Dokziema, y sólo hay un corto trayecto para llevar estos productos al mercado. Este mercado debe su nombre al hecho de que los mejores productos suelen ofrecer temprano por la mañana, y al mediodía, la mayoría de los alimentos más frescos ya se han vendido.

Relojería de FaborEditar

Famosa en todo el Viejo Mundo, las exquisitas obras hechos por el artífice principal Murtok Fabor son muy codiciadas, y es a la fría sombra de los Jardines de Invierno y el teatro Korotovsky donde el maestro tiene su taller. Sus ingenios de relojería, sus huevos mecánicos, y sus autómatas casi reales son el deleite de niños y adultos a lo largo y ancho del Viejo Mundo. Los secretos de su construcción y funcionamiento han desconcertado a los miembros más dotados de la Escuela Imperial de Ingeniería de Altdorf, hasta el punto que algunos no han dudado en decir que tales objetos no se han construido sin la ayuda magia, algo que ningún ingeniero se precie aprobaría.

Destilería “La Joya de Kislev”Editar

Situado a las orillas del río Urskoy, la Joya de Kislev es una marca de kvas que se exporta al Imperio y más allá. Fundada por Stola Ormanoff hace siete años, emplea una variante de la receta familiar, y se ha ganado una excelente reputación como destilador de una bebida de calidad que es cada vez más popular entre los aristócratas ricos del distrito Koztowny, llegando incluso a servirse durante los intervalos en las actuaciones en el Teatro Korotovsky. Por supuesto, son muchos los que dicen que su kvas no es tan bueno como el de la receta familiar original, pero estos pequeños rumores no impidieron que la Joya de Kislev se haya convertido en la bebida más popular de Kislev del momento.

La Cabeza del RopsmennEditar

Considerada la taberna más escandalosa de Kislev, realmente se puede ver una cabeza momificada encima de la barra, aunque está tan arrugada y reseca que es imposible confirmar si efectivamente es la cabeza de un Ropsmenn o no, pero pocos tendrían el valor suficiente para contradecir a la posadera, una ogresa de mal carácter procedente de más allá de las Montañas del Fin del Mundo. Nadie que beba aquí sabe el nombre de la ogresa; simplemente se la conoce como la "Gran Aggie”. Hay peleas casi todas las noches, pero la calidad (y porciones) de la comida es tan buena (en términos relativos) que los clientes siempre regresan.

Muelles del UrskoyEditar

Los muelles de Kislev son un área de mala reputación, llenos de estibadores malhablados, aparejadores, trabajadores y prostitutas. El lenguaje que se puede escuchar aquí haría ruborizar hasta una pazpuerca de Marienburgo, y aquellos que desean permanecer vivos no se atreverían a caminar solos por estos lugares por la noche. Están a la orden del día en estos muelles, y los comerciantes que descargan su mercancía aquí lo hacen tan rápido como puedan y pagan una cantidad sustancial en sobornos a los matones locales para garantizar que al menos parte de su carga llegue a su destino previsto. Las tabernas locales están entre las peores de Kislev, y más de un noble pensó que sería divertido visitar estas "pocilgas" por una noche, solo para ser encontrados flotando en el Urskoy y llevados al Templo de Morr a la mañana siguiente

Santuario de ManannEditar

Encaramado en el Urskoy, el Santuario de Manann es una estructura larga de madera que se extiende a los largo del río y está decorado con todo tipo de símbolos marinos: una ola estrellándose, naves y grandes monstruos de las profundidades. Aunque no es el mar, el río es lo más cercano que los sacerdotes disponen en esta parte del mundo. Una corona de cinco puntas se cierne sobre el río, y todos los marineros pasan bajo de ella para tocarla e invocar la protección del Dios.

El Águila LisiadaEditar

Otra taberna de mala reputación en el borde de los muelles, el Águila Lisiadoa se ha incendiado y reconstruido más veces de lo que nadie puede recordar, aunque su proximidad al río la ha salvado de la destrucción total en cada ocasión. Como resultado, cada vez que la taberna es reconstruida, lo hace sobre los restos carbonizados del edificio anterior, lo que le aporta un aroma único y una oscura atmósfera.

En reconocimiento a su renacimiento continuo, el propietario, un Tileano increíblemente optimista llamado Alessandro Navolas, pintó el símbolo del bar que representa a un poderoso fénix surgiendo de las llamas. Sin embargo, sus habilidades artísticas dejaban mucho que desear, y la mayoría de la gente pensaba que había pintado un águila lisiada, un nombre que, por desgracia para Alessandro, se le ha pegado desde ese día.

El Fin del MundoEditar

Esta taberna se llama así porque es un destino tradicional para los soldados o mercenarios que quieren tomar una última copa antes de salir de la ciudad y emprender un viaje a las Montañas del Fin del Mundo. No es casualidad que la taberna está construida en la carretera que conduce a la Mano Aterciopelada de Madame Katya, porque hay muchas cosas que un hombre podría querer hacer antes de dirigirse a una región tan peligrosa como las Montañas del Fin del Mundo.

Inusual para una taberna de Kislev, el ambiente es bastante tranquilo, y no hay música que oír, pues la clientela suele estar tan horrorizada acerca de sus posibilidades de volver con vida que tal frivolidad tendría como resultado recibir un golpe en la cabeza. Además de ser un lugar donde los guerreros y mercenarios vienen a beber, el Fin del Mundo también es un lugar donde estos hombres pueden encontrar trabajo. Aquellos que regresan del este, a menudo continúan bebiendo en el Fin del Mundo, pues los peligros experimentados a menudo cambian el corazón de un hombre, y muchos de ellos encuentran que ahora prefieren la sombría atmósfera de la taberna .

Forja de los muellesEditar

Esta herrería es donde los que tienen menos recursos pueden encontrar armas, armaduras y otros objetos de metal forjado a un precio más bajo, aunque estos precios reducidos van acompañados de una calidad también reducida. La mayor parte de los trabajos realizados aquí se hace para los trabajadores portuarios y barqueros que vienen en las barcazas del Imperio y no tienen por qué durar. Los precios son bajos, pero la producción a menudo es de mala calidad e imperfecta.

La Mano Aterciopelada de Madame KatyaEditar

Este es uno de los burdeles más infames de Kislev. La Mano Aterciopelada ha disfrutado de un aumento notable en sus fortunas recientemente con la partida de Vassily Chekatilo, un criminal que antiguamente controlaba la mayor parte de los burdeles en Kislev. Hay numerosos rumores circulando acerca de su patrona, Madame Katya; algunos afirman que es de sangre noble y otros alegan que es una sacerdotisa caída de Shallya (un rumor que podría explicar por qué su personal está entre los mejor tratados en la ciudad, a pesar de estar tan cerca de los inmundos muelles y sus aún más inmundos habitantes). Por una suma razonable, los visitantes pueden esperar de un entretenimiento discreto; aunque, como con todo en Kislev, se obtiene lo que se paga.

Guardia de la Ciudad/ Guardia contra incendiosEditar

En cada uno de los cinco distritos de la ciudad se levanta un edificio de piedra que parece una fortaleza, con una gruesa puerta de madera y ranuras estrechas por ventanas. Cada uno de estos edificios es el cuartel de la guardia del distrito, hombres que mantienen la paz en la zona con sus garrotes con punta de hierro, y que cuentan con la autoridad de la ley. En una ciudad como Kislev, su tarea resulta difícil y poco gratificante ya que, aunque trabajar en la calle Koztowny no es tan difícil como en la Dokziema, cada sector tiene sus propias dificultades. Las cifras varían, pero hay casi cincuenta hombres trabajando en turnos rotativos en cada cuartel. Estos hombres también realizan la función de guardia contra incendios, reaccionando ante cualquier señal de peligro, pues son una amenaza mortal en una ciudad tan densamente poblada como Kislev.

Fuentes Editar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar