FANDOM


Señor de la Cacería Salvaje Kurnous 01 por Erik Polak

El Cazador, el marido de Isha.

Considerado por algunos teólogos humanos como una representación de Taal, dios de la naturaleza y los lugares salvajes del Viejo Mundo, Kurnous es una de las principales deidades del Panteón Élfico.

Kurnous es el espíritu de los bosques incólumes, señor de los bosques, maestro de todos y cada uno de los animales y bestias salvajes y las tierras vírgenes. Es el marido de Isha y todos los Elfos son sus hijos. Allí donde viaje, a Kurnous le sigue una manada de perros de caza y cuando sopla su cuerno la Cacería Salvaje le sigue, con sus corazones llenos de alegría desenfrenada.

Se le representa como un Elfo de más de 3 metros de alto, de aspecto fornido y salvaje, con piernas, cola y cuernos de ciervo, y con una lanza de caza y un cuerno con el que anuncia la Cacería Salvaje y llama a su jauría de perros de caza. Se cuenta que puede tomar la forma de cualquier criatura del bosque. En ocasiones, el viento lleva el eco del cuerno del Dios Cazador. Si se escucha al alba se considera un buen presagio para la caza de ese día. Si se escucha al anochecer, se considera un aviso de Kurnous de que el mal acecha y de que los cazadores deben preparar sus arcos para las presas a dos patas.

CultoEditar

Karnos

Kurnous es devotamente venerado por algunos Batidores y Cazadores Elfos, pues él los protege en las tierras salvajes. A cambio, exige que los cazadores nunca maten animales por deporte, que solo cacen bestias salvajes descontroladas o a aquellos animales cuya carne y pieles sean estrictamente necesarias para sobrevivir. Violar este precepto dondequiera que sea es ofender a Kurnous e invitar al desastre, ya que su venganza es rápida y brutal (en ningún sitio es más celoso que en Athel Loren).

Aquellos que transgreden sus leyes harían bien en no entrar en lugares donde la naturaleza sea salvaje. Pocos de quienes lo hacen vuelven a emerger de allí, y quienes sí lo logran permanecen silenciosos y asustados por el resto de sus vidas. Kurnous también exige a sus hijos que han de poner todo su empeño en la expulsión de hombres bestia, mutantes del Caos y goblinoides de los bosques.

Es una de las mayores deidades de los Elfos Silvanos junto con Isha, aunque también es adorado en Ulthuan, siendo el dios principal de Ellyrion y uno de los dioses más populares para los habitantes de Avelorn y por los Cazadores de Cracia. Todos los cazadores veneran a Kurnous, y nunca matan más animales de los que puedan comer para no despertar la cólera del dios de la caza

Los adeptos más conocidos y devotos son los Elfos Silvanos que adoran a Kurnous como su principal Dios y a su rey Orión como su principal Avatar. Creen que solo ellos viven del modo que el padre aprobaría. Aquellos que sienten con más fuerza su poder se convierten en los Jinetes Salvajes de Kurnous, que son la guardia personal de Orión, y cabalgan junto él durante la Cacería Salvaje.

CondicionesEditar

Cualquier Elfo uede convertirse en seguidor de Kurnous. La mayoría venera el conjunto del panteón Élfico en distintos grados.

SímboloEditar

Al igual que Taal, su símbolo es la cabeza del dios con una imponente cornamenta de ciervo, aunque también es representado por una cabeza de ciervo con astas ramificadas. Sus clérigos visten igual que otros Elfos.

TemplosEditar

WAR concept jul09-03 Silvanos

Los bosques en su conjunto son los templos de Kurnous. Allá donde van sus animales él está presente, pero algunos lugares tienen una mayor importancia para su culto: ciertos claros naturales, rocas, árboles, etc. Un Elfo reconoce automáticamente estos lugares, pero los representantes de otras razas no. Los Elfos intentarán casi siempre alejar a las demás razas de estas tierras sagradas.

Para los Elfos Silvanos de Athel Loren, el bosque entero es el templo de Kurnous: donde las bestias moran, allí se encuentra él. Sin embargo, hay ciertos lugares más adorados que otros: algunos claros, rocas o árboles son muestra de ellos. Un Elfo Silvano automáticamente reconoce estos lugares: los miembros de otras razas no pueden. Los Elfos intentarán casi siempre apartar a otras razas de este terreno sagrado. Con todo, el Claro del Roble eterno sigue siendo el santuario más importante.

En Ulthuan, Ellyrion está considerado el reino elegido de Kurnous dadas sus amplias llanuras y densos bosques que son el hogar de muchas bestias contra las que un cazador puede probar sus habilidades. Muchos huecos esconden un altar de cuerno, hueso y madera de brezo donde los devotos de Kurnous hacen sus ofrendas lejos de las miradas indiscretas de Elfos más civilizados.

Amigos y EnemigosEditar

Por lo general, los fieles de Kurnous mantienen buenas relaciones con el resto de deidades élficas, y en menor medida, con los adeptos de Taal, de Rhya y de la Vieja Fe. Para ellos, Kurnous no es uno de los aspectos de Taal, sino que este último es una mezcla de diversas deidades Élficas, entre ellas Kurnous. En conjunto, los seguidores de Kurnous no se interesan por los de otras deidades del Viejo Mundo, y sienten por los cultos del Caos y las deidades Pieles Verdes un odio irresistible.

Días sagradosEditar

Hay dos días especialmente dedicados a Kurnous; uno es en mitad de la primavera, cuando la comida es abundante y los animales crían, y el otro es a mediados del otoño, cuando todas las especies deben prepararse para el invierno y otro a mitad de otoño. Las fechas exactas son imposibles de calcular según el Calendario Imperial, puesto que se debe a ciertos signos de cambio en la naturaleza que sólo los Elfos saben determinar (y que varían de año a año). Los elfos intentarán casi siempre mantener al resto de razas de fuera de tierra sagrada.

Durante el equinoccio de Primavera, Orión, rey de Athel Loren y avatar de Kurnous, se despierta de su letargo invernal completamente revigorizado, dando lugar a la Cacería Salvaje, donde el poder del bosque se despierta con una tremenda violencia

PreceptosEditar

Todos los fieles de Kurnous deben seguir estos mandamientos:

  • Jamás dañarás a un animal, excepto en defensa propia o para conseguir alimento (como a las cacerías Élficas siempre le siguen grandes fiestas, la caza es aceptable)
  • Jamás dejarás que alguien dañe a un animal, salvo en las condiciones comentadas.

PruebasEditar

Las pruebas de Kurnous siempre están relacionadas con la defensa del bosque y sus animales. Suelen consistir en echar a los que amenazan a las bestias, ya sea un humano solitario, tropas guerreras Goblinoides o del Caos. En otros casos, más raros, la prueba consiste en aliviar los males de los animales, por ejemplo liberando bestias capturadas para combates en la arena. Este tipo de pruebas ha causado conflictos con los Humanos, pero ciertas diversiones como las batidas de osos ya no son tan habituales, y cada vez más gente las consideran salvajes e innecesarias.

CuriosidadesEditar

En Warhammer Compendium de la 1ª edición inglesa (que saldría traducido en el Apócrifo 1 de la Española) se le menciona bajo el nombre de Karnos. Esta denominación pasaría en otras ediciones a ser uno de los otros nombres con el que se conoce a Taal.

ImágenesEditar

FuentesEditar

  • Libro de Ejército: Elfos Silvanos (6ª Edición).
  • Libro de Ejército: Elfos Silvanos (8ª Edición).
  • Libro de Ejército: Altos Elfos (7ª Edición).
  • Libro de Ejército: Altos Elfos (8ª Edición).