FANDOM


Portada novela The Burning Shore por Paul Dainton Líder Saurio
Los Líderes Saurios, los más poderosos de su raza, son torres salvajes de más de dos metros de músculos reptilianos. Los de mayor rango se conocen como Viejaestirpes, y sus subordinados, como Escamaduras. Son máquinas de matar perfectamente diseñadas cuya destreza marcial ha mejorado gracias a su dilatada experiencia en combate. Para sus enemigos, ya sean antiguos rivales o intrusos en el territorio de sus amos, son la encarnación de la venganza de los Ancestrales.

Algunos líderes Saurios fueron marcados para la grandeza en el mismo momento de su desove, con unas señales o crestas distintas a las de sus hermanos. Los pocos de piel pálida o albina son muy reverenciados, ya que se trata de favoritos de los Ancestrales y están destinados a convertirse en grandes héroes de los Hombres Lagarto. Pero un Saurio no necesita ser distinto de sus camaradas para ser un veterano. Solo necesita sobrevivir.

A lo largo de los muchos años de constantes guerras, los Saurios de un mismo desove se han reducido en número debido a las muchas bajas en la batalla. Aquellos pocos Saurios de su desove que han sobrevivido son inevitablemente los más feroces y resistentes de su especie. Estos veteranos son despiadados y capaces de masacrar regimientos enteros con terroríficos actos de salvajismo. Con una eficacia letal, estos asesinos de sangre fría asestan a sus enemigos un golpe mortal en cada uno de sus movimientos. No hay sutileza en la masacre, al enemigo se le despedaza miembro a miembro.

Los Saurios Escamaduras y los Viejaestirpes son seres antiguos, algunos de los cuales han vivido durante varios miles de años. De hecho, no se conoce ningún Guerrero Saurio que haya muerto de viejo, y mientras no caigan en batalla o por alguna plaga antinatural, continúan en servicio. Pese a su longevidad, pocos Saurios viven más de unos cientos de años. Dados los peligros constantes a los que se enfrentan, la flora y la fauna carnívoras de Lustria, y el gran número de ellos que caen en batalla, solo los más fieros y resistentes de su raza pueden sobrevivir. Unos pocos Saurios excepcionales han sobrevivido milenios, superando amenazas y venciendo a enemigos desde que el mundo era joven.

Líder Saurio

Cuanto más vive un Saurio, más resistente y feroz se vuelve. Las recias escamas que cubren sus cuerpos se endurecen aún más y algunas se osifican completamente. Sus escamas se tornan de un color más pálido, cogiendo un matiz casi blanco, lo que se considera una marca bendecida por los Ancestrales. Por eso, la armadura natural de los Hombres Lagarto mejora con la edad, haciendo que los vetustos veteranos sean más difíciles de derrotar en la batalla con sus gruesas escamas cubiertas de letales protrusiones. Además de esto, los Saurios ancianos ven sus músculos fortalecidos hasta el punto de que son capaces de quebrar rocas con sus manos, y toda su presencia física anima a los jóvenes Hombres Lagarto a realizar mayores actos de salvajismo.

El signo más evidente de la edad de un Saurio es la gran cantidad de cicatrices, quemaduras y dentelladas que recubren sus cuerpos. Todas las heridas recibidas forman parte de los planes de sus maestros. Muchos Escamaduras y Viejaestirpes llevan marcas que indican uno o más de los favores que los dioses de los Hombres Lagarto les han concedido. Estas marcas pueden ir desde un ligero cambio en el color de sus crestas a signos más obvios, como un tono de piel pálido o incluso albino. Estos saurios más agraciados se destinan como héroes poderosos y líderes de los ejércitos de Hombres Lagarto.

Los líderes Saurios suelen ir acompañados de gran cantidad de ayudantes Eslizones, de tal manera que cada uno de sus pensamientos va dirigido hacia la inminente batalla. Bajo la dirección de los Chamanes, los Eslizones asegurarán las armaduras de placas de bronce de un Viejaestirpe o un Escamadura y ayudan a preparar a los líderes para la batalla. Otros elementos comunes de los rituales de veneración son aplicar pinturas de guerra, ungir sus escamas con óleos sagrados, metales preciosos, colgar reliquias sagradas, arrugadas y reducidas cabezas de enemigos sacrificados u otro tipo de horrorosos amuletos de sus cuerpos. Esto no solo marca el estatus y el rango del líder Saurio, sino que también sirve para atraer el favor de sus dioses y advertir al enemigo que la venganza de los Ancestrales, manifestada en más de dos metros de salvaje músculo escamoso, ha venido a por ellos.

Saurio Viejaestirpe por Karl Kopinski

Los Saurios se crearon para hacer la guerra. Esta es la única razón de su existencia, por lo que solo piensan en llevar a cabo su función. Aunque son lentos en su reacción, los Saurios no son lentos de entendederas ni simples; sencillamente, su mente está dedicada a la guerra y nada más que a la guerra. Saben todo lo que hay que saber sobre asuntos militares por instinto y no se preocupan de nada más. En la sociedad de los Hombres Lagarto, los Magos Sacerdote Slann trazan la estrategia general y los Eslizones supervisan su ejecución día tras día. Sin embargo en momentos de conflicto todos recurren a los Saurios y ellos, a su vez, confían en los más longevos de su raza, pues los Viejaestirpes y los Escamaduras han afinado sus tácticas durante siglos.

Todos los Guerreros Saurios son desovados sabiendo cómo combatir, y cuanto más vivan y a más batallas sobrevivan, mejor comprenderán las necesidades, no solo de un guerrero solitario, sino de todo un ejército. Aunque un Escamadura no puede explicar el significado de un flanco rehusado, sabrá como ejecutar tal maniobra. Un Saurio Viejaestirpe no podría expresar por qué escogió una defensa profunda para derrotar a un enemigo, pero inevitablemente sabrá ver cuándo esa táctica es necesaria y actuará en consecuencia.

Basta un gruñido profundo y un bramido final para que un Viejaestirpe o un Escarmadura ordenen toda una línea de batalla de Hombres Lagarto. Cuando comienza la batalla los líderes Saurios dejan a un lado todo refinamiento y se lanzan a la refriega con eficacia implacable. Cada golpe, mordisco, o tajo, abate a un enemigo, que a menudo queda desmembrado por la ferocidad del ataque.

Cuando un Saurio lidera un ejército, da a algunos de sus hombres tareas especificas para llevar a cabo en el campo de batalla. De esta manera, el enemigo debe enfrentarse a un resuelto muro de escamas y músculo, reforzada en algunos puntos clave por los guerreros más poderosos de los Hombres Lagarto.

MiniaturasEditar

  • Viejaestirpe en Armadura (8ª Edición).
  • Viejaestirpe montado en Carnosaurio (8ª Edición).
  • Viejaestirpe de Carnosaurio a Pie (8ª Edición).
  • Escamadura con Estandarte (8ª Edición).
  • Escamadura con Estandarte de Espaldas (8ª Edición).
  • Estandarte de Escamadura (8ª Edición).
  • Viejaestirpe montado en Gélido (7ª Edición).
  • Viejaestirpe con arma de mano y escudo (6ª Edición).
  • Otro Viejaestirpe con arma de mano y escudo (6ª Edición).
  • Escamadura con Estandarte (6ª Edición).
  • Miniaturas de Warmaster.

ImágenesEditar

  • Escamaduras
  • Viejaestirpe

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Hombres Lagarto (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Hombres Lagarto (8ª Edición).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar