FANDOM


Símbolo Corona Roja

Se cree que el Culto de la Corona Roja es la tercera secta caótica dedicada a Tzeentch más influyente dentro del Imperio, detrás del Culto de la Mano Púrpura, y la Cábala de Egrimm van Horstmann.

La Corona Roja es una fuerza agresiva y muy activa en el Imperio, siendo sorprendentemente visible para una organización dedicada al Señor del Cambio. Allí donde la mayoría de los demás sectas de Tzeentch se infiltran en organizaciones establecidas para corromperlas desde dentro mediante chantajes, intrigas y subversión silenciosa para alcanzar sus nefastos objetivos, la Corona Roja favorece métodos más directos y abiertamente bélicos para desestabilizar las tierras de los hombres.

Se sospecha que la sede del poder de la Corona Roja se encuentra en Altdorf, pero a pesar de los mejores esfuerzos de los templarios de Sigmar y la Reiksguard para descubrir y destruir a esta maldita organización, siempre parece estar igual de activa y poderosa que siempre. Aunque puede que sus líderes actúen desde la capital imperial, la mayoría de sus miembros pueden encontrarse entre los bosques cercanos de Reikwald, Drakwald y el Gran Bosque.

Un hecho que contraría particularmente a los comandantes de las fuerzas armadas del Imperio es que la Corona Roja parece tener vínculos notablemente estrechos con numerosas bandas de hombres bestia, mutantes y demás vagabundos que infestan los lugares más tenebrosos que hay entre pueblos y ciudades, justo más allá de las fronteras patrulladas de los grandes bosques del Imperio. Creen que la única forma de destruir el Imperio es mediante la fuerza bruta. Los ataques regulares de los horrores procedentes de las tierras salvajes desmoralizan a la gente, obligándola a probar suerte dentro de la secta, engrosando así sus filas (o muriendo en el proceso). Los líderes de la Corona Roja pueden recurrir a recursos considerables siempre que surja la necesidad, lo cual es demasiado frecuente.

La táctica más habitual de la Corona Roja consiste en tender emboscadas a los viajeros (cuantos más, mejor). Puestas sobre aviso por simpatizantes que viven en la ciudad, las hordas de parias deformes surgen de las sombras para despedazar a sus enemigos. Esta estrategia sólo funciona si consiguen comunicarse con sus aliados. Por ello, la Corona Roja emplea agentes encubiertos para facilitar el flujo de información. Como ocurre con otras sectas de Tzeentch, estos individuos están situados en puestos de cierto poder y dedicados a la destrucción del orden imperial. El resto de los esfuerzos de la secta se invierte en aumentar sus filas. Estos individuos registran las aldeas y campos en busca de mutantes a los que convertir en soldados de infantería de la Corona Roja.

Se sabe que la Corona Roja organizó numerosas insurrecciones y levantamientos de cultistas, incluyendo algunas de las peores incursiones de Hombres Bestia y mutantes en el Imperio. Algunas de las derrotas más aplastantes que los ejércitos Imperiales han sufrido han tenido las señales reveladoras de haber sido diseñadas por agentes de la Corona Roja. No menos importante es la Masacre de la Arbolera de Hendalle, donde trescientos soldados y caballeros fueron emboscados y destruidos por hordas de mutantes y hombres bestias durante la celebración anual del recuerdo en Hendalle.

Lo más interesante es que había guerreros fuertemente blindados y tremendamente habilidosos en combate vociferaron gritos de devoción al Dios de la Guerra, Khorne, combatiendo junto a los diversos mutantes. Esto es una muestra de la gran amenaza que representa la Corona Roja y los siervos de Tzeentch en general, ya que evidencia que pueden llegar a acuerdos con las fuerzas de los Dioses del Caos rivales, o simplemente que pueden manipularlos para que sirvan los intereses del culto.

Al frente de esta secta se alza el Amo de la Transformación. Aunque ha habido numerosos magos a lo largo de la existencia de esta secta, su titulo jamás ha cambiado. Sus leales subalternos son una caterva perversa de mutantes totalmente entregados a la causa de la secta. El Amo de la Transformación también se sirve de hechiceros y guerreros del Caos, además de caudillos bestigor (a los que usa para reclutar más hombres bestia).

En todo caso, el principal objetivo de la Corona Roja parece ser la destrucción de la autoridad civil dentro del Imperio, casi con toda seguridad con la intención de allanar el camino a una invasión mayor por las fuerzas del Caos, o más específicamente, los ejércitos de Tzeentch. Día tras día la Corona Roja recluta a más y más herejes, mutantes y Hombres Bestias a su causa.

Cultistas y Asociados Editar

FuentesEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Tomo de Corrupción (2ª Ed. Rol).
  • Black Library: Liber Chaotica

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.