Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

León Blanco de Cracia AoR

6.218páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
León Blanco de Cracia 06 por Daarken Warhammer Age of Reckoning.jpg
"No dejéis que la belleza salvaje de Cracia os engañe ya que, tras esa máscara de serenidad, se oculta una bestia, feroz como pocas. No me refiero a los leones de guerra sino a los Leones Blancos que los amaestran, ¡pues son capaces de lograr que semejantes fieras se sometan a sus órdenes!"
Kitharl Caminaselvas, Cazador de Cracia

Un León Blanco depende en enorme medida de la interacción entre el cazador y su fiera salvaje. Por separado, ambos son poderosos guerreros, pero es cuando trabajan en equipo cuando se convierten en un enemigo temible. Mediante un cuidadoso proceso de doma, los Leones Blancos de Cracia entrenan a sus leones de guerra desde que son cachorros, de manera que cazador y animal aprenden el uno del otro y crecen juntos. La naturaleza de la doma depende de cada cazador. Mientras que algunos prefieren adiestrar a sus leones para que permanezcan a su lado en la batalla y sumir así a sus enemigos en un caos de hachazos y zarpazos, otros se inclinan por lanzar a sus leones contra el enemigo para distraerle, lo que les permite atacarle desprevenido por los flancos. Los Leones Blancos más aguerridos suelen lanzarse al combate atrayendo ellos mismos la atención de sus adversarios, mientras su compañero felino espera en las sombras, preparado para saltar sobre ellos por la espalda.

HistoriaEditar

Los Altos Elfos de los reinos del norte son duros y autosuficientes, en parte como consecuencia de vivir en las tierras salvajes de la costa más septentrional de Ulthuan. Las tierras de Cracia son un baluarte contra la invasión y sus cazadores acechan en los bosques buscando emboscar a grupos de guerreros, asesinos o espías de los Elfos Oscuros. De hecho, fue una de estas partidas de cazadores la que salvó a Caledor Domadragones de una muerte segura bajo el acero de un asesino. A estos cazadores se les conoce como los Leones Blancos. Reciben este nombre tanto por su ferocidad y coraje en la batalla como por las pieles que lucen, que obtienen en combate singular con un león blanco de la región. Sin embargo, estos cazadores viven en armonía con la naturaleza, y por ello nunca matan a los leones blancos sin una buena razón. Hasta tal punto es así, que se sabe que algunos de los cazadores más destacados han sido capaces de domar a cachorros de león hasta convertirlos en poderosas fieras de guerra, entrenadas para destruir a sus enemigos en los campos de batalla.

Mientras que la amplia mayoría de los Leones Blancos sirven en la guardia de honor del Rey Fénix, hay un pequeño núcleo de cazadores que elige vivir en armonía con la naturaleza y que toma como responsabilidad propia el bienestar y crecimiento de los leones de guerra de Cracia. No cabe duda que un cachorro de león se acabaría convirtiendo en una bestia salvaje y letal si se le dejara crecer en los bosques, pero con ayuda experta, los jóvenes leones blancos pueden acabar siendo tan leales como un grifo. Si se les educa con ternura y mano firme, estos leones acaban formando un vínculo con el cazador que los cría. Además, los leones protegen a sus amos y a aquello que representan con gran fiereza, y es por ello que se les da el nombre de “leones de guerra”, ya que son armas formidables en el campo de batalla. Los leones más veteranos presentan toda una amenaza en combate, y suelen tirar de poderosos carros que llevan a los Leones Blancos cuando van a la guerra. Por otro lado, los leones de guerra menos experimentados suelen acompañar a sus amos en la lucha, de forma que el cazador pueda seguir con atención a la bestia y entrenarla en el arte de la guerra. ¡Que los dioses se apiaden de aquel que tropiece con un cazador emboscado y su león! La muerte será inevitable y la única duda es si será a merced del hacha del cazador o de las garras de la fiera.

MaestríasEditar

  • Senda del Cazador: Los Leones Blancos que se inclinan por esta senda prefieren seguir el camino salvaje y luchar hombro con hombro con sus leones de guerra. Así, ambos marchan juntos a la batalla y combaten unidos de una forma equilibrada, lanzando ataques capaces de afectar a muchos objetivos a la vez. Este estilo de combate requiere una menor coordinación entre hombre y animal, por lo que se reduce el daño infligido a objetivos aislados.
  • Senda del Leñador: Los Leones Blancos que eligen esta senda suelen centrarse en el dominio de sus hachas de leñador, de exquisita factura. Así, prefieren usar a sus leones como cebos para distraer a sus enemigos, mientras ellos se acercan por su espalda o sus flancos. La senda del Leñador requiere que el León Blanco se coordine bien con su amigo felino y el resto de los compañeros de su grupo, para poder así atacar a su objetivo por sorpresa.
  • Senda del Guardián: Los Leones Blancos que siguen las enseñanzas de esta senda eligen convertirse en cebos llamando así la atención de sus enemigos y desviándola de su león de guerra y del resto de sus compañeros de grupo, para que éstos puedan infligir la máxima cantidad de daño posible. La senda del Guardián no aumenta significativamente las defensas del León Blanco, sino que pone el énfasis en reducir el daño infligido por sus enemigos y distraerlos de sus aliados.

IlustracionesEditar

FuenteEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar